Close
Radio Radio Radio Radio

La tensa espera de Paola Becker por la respuesta del Servel que definirá su futuro

Compleja ha sido la definición electoral de Chile Vamos, de cara a la elección de alcalde en Chillán.

Hasta julio de 2020, nadie ponía en duda que Sergio Zarzar (ind.-RN) iría a la reelección por un cuarto período, sin embargo, la promulgación de la ley que limita la reelección, lo dejó fuera de carrera, pues ya cumplió con los tres períodos que establece la normativa.

El nombre natural que surgió en RN para reemplazarlo fue el de su exmano derecha y exgobernadora de Ñuble y Diguillín, Paola Becker, quien renunció en octubre de 2019 a su cargo, para enfrentar el desafío de ser la primera candidata a gobernadora regional del sector.

Becker de inmediato cambió su foco hacia las municipales, sin embargo, con el estallido del caso Luces Led, en mayo del año pasado, que mantiene desde esa fecha en prisión preventiva a su esposo y exadministrador municipal del muncipio chillanejo, Ricardo Vallejos, su candidatura entró al “congelador”.

Fue en ese momento cuando Becker tomó una decisión que ahora, hace peligrar su postulación: optó por renunciar a su militancia en RN, como una forma de dar señales de transparencia durante la investigación del mediático caso. Sin embargo, no se percató que al hacerlo, no cumpliría con uno de los requisitos que la ley exige a los independientes para competir, ya sea que lo hagan en esa condición (reuniendo firmas), o patrocinados por un partido o pacto político: haber renunciado nueve meses antes de la inscripción de la candidatura a su militancia, fecha que pese al traslado de los comicios de octubre de 2020 a abril de 2021, se mantuvo en octubre de 2019.

Paola Becker abandonó la colectividad en la que militó desde su juventud en mayo de 2020, por lo que ahora existe un manto de dudas respecto del buen puerto que pueda tener su inscripción como candidata.

El llamado de alerta lo produjo la situación denunciada por la candidata independiente a la alcaldía de Chillán, María Elena Hellman, quien se desafilió del Partido Socialista en febrero de 2020, no obstante no haber refichado en 2017. Según la abogada y presidenta de la ANEF Ñuble, además de vocera de la agrupación No+AFP, la ley 21.221 estableció un requisito adicional de tiempo al prorrogar las elecciones a abril de 2021, exigiendo que además de los nueve meses de desafiliación, no existiera militancia desde octubre de 2019 hasta la inscripción de la candidatura.

Hellman aseveró que si bien el Servicio Electoral puede impugnar su candidatura, cuenta con los argumentos ante el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) para ser parte del proceso eleccionario de abril y competir por el sillón alcaldicio de la municipalidad de Chillán.

No obstante la situación de Paola Becker no es la misma, comparte el punto de no contar con la independencia política desde el 26 de octubre de 2019 que exige la actual normativa para competir en esa condición, aunque se cuente con el patrocinio de un partido, en este caso, Renovación Nacional.

Es más, la reforma constitucional de marzo de 2020 (Ley 21.221), que definió un nuevo itinerario electoral para el plebiscito y otros eventos electorales, establece que “los candidatos independientes a convencional constituyente, vayan o no en lista de independientes o asociados a un partido político; gobernador regional, alcalde y concejal, no podrán haber estado afiliados a un partido político dentro del lapso comprendido entre el 26 de octubre de 2019 hasta el vencimiento del plazo para declarar candidaturas”.

“A raíz de la situación dada a conocer por la candidata María Elena Hellman, realicé la consulta a Renovación Nacional, y les pedí que la elevaran ante el Servicio Electoral. Entiendo que están en ese proceso, y quedaría resuelto durante el día de hoy (ayer), ya que debieran respondernos”, sostuvo Paola Becker, quien confía en que podrá inscribir su candidatura.

Rodrigo González, presidente regional de RN, reconoció que la exigencia de desafiliación anterior corre tanto para candidatos que se quieran presentar como independientes, como para quienes también lo son, pero van respaldados por un partido, como es el caso de la exgobernadora.

“La exigencia es para todos. Hicimos la consulta al Servel, y esperamos tener respuesta hoy (ayer) a las 18 horas”, manifestó.

Hasta el cierre de esta edición, no había novedades en torno a la consulta efectuada por RN ante el organismo electoral.

Plan B

Si bien Chile Vamos logró tempranamente llegar a acuerdo en dieciséis de las veintiún comunas de la región, de cara a las elecciones de alcaldes; Chillán quedó para el final precisamente por el “silencio electoral” en el que incurrió Paola Becker a partir de mayo, el cual solo rompió en noviembre, cuando comunicó que estaba disponible para competir.

Desde la UDI, y más tarde, desde Evópoli, surgieron voces que no estaban de acuerdo con la postulación de la exgobernadora. Es más, Evópoli propuso al exconcejal Jorge Marcenaro como carta a la alcaldía, a lo que se sumó la postura adoptada por el gremialismo: si la alcaldía de Chillán es para RN, la Gobernación Regional debe quedar para la UDI, planteamiento que mantienen hasta ahora, y que han transmitido a las instancias nacionales, priorizando la postulación del consejero regional, Jezer Sepúlveda.

Un foco de tensión extra para el pacto oficialista, ya que RN y Evópoli apoyan al consejero regional Javier Ávila como candidato a gobernador regional, argumentando que está mejor posicionado en las encuestas, y que ya obtuvo una importante votación en el territorio en las pasadas elecciones de 2017.

¿Qué hará RN si no puede postular a Paola Becker a la alcaldía de Chillán? En los últimos días la colectividad ha estado barajando un plan B.

Encuestas telefónicas exprés en la capital regional han incluido algunos nombres que están siendo sondeados, como los del alcalde de Coihueco, Carlos Chandía; del concejal de Chillán, Jorge Vaccaro (quien no puede ir a la reelección), y de la concejala y exmilitante de RN, Nadia Kaik.

Sin duda, RN quiere tener opciones en caso que la respuesta del Servel sea negativa o difusa, ya que podría darse la situación que Becker pudiera ser inscrita, pero después rechazada por no cumplir requisitos.

Pero, a río revuelto, ganancia de pescadores. La UDI podría posicionar a una de sus cartas (Jezer Sepúlveda o Margarita Letelier, quien iría a la Constituyente), y competir por la alcaldía, lo que de todas maneras beneficiaría a RN, ya que despejaría el camino hacia la candidatura a gobernador regional de Javier Ávila.

¿Quiénes representarán a Chile Vamos en Chillán y la Gobernación Regional? Seguramente se sabrá este lunes a última hora, cuando venza el plazo para inscribir las candidaturas ante el Servel.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/