Close
Radio Radio Radio Radio

La historia del joven que falleció tras sufrir caída desde una construcción en Chillán

Profundo pesar existe en la familia de José Antonio Jara Silva, el joven trabajador que perdió la vida tras sufrir una caída desde el séptimo piso de un edificio en construcción en calle Itata 567.

Hoy sus restos están siendo velados en la casa de sus padres, ubicada en pasaje Los Crisantemos 1082 de villa Jardines del Sur en Chillán, hasta donde han llegado sus seres queridos y amigos para dar el último adiós al joven, padre de una menor de 5 años, Yanela, quien vive con su madre en camino a San Fabián.

Leer más: Muere trabajador que cayó desde séptimo piso de edificio en construcción

Los funerales serán mañana viernes a las 12.00 horas en el cementerio municipal confirmó su padre José Jara, quien ya perdió a una hija en un accidente de tránsito hace 10 años atrás.

José murió a los 24 años de edad en el hospital de Chillán por una fractura de pelvis y una hemorragia producto de la caída que sufrió mientras instalaba una malla de seguridad en la obra ejecutada por la empresa Avatar.

El joven egresó del Liceo Narciso Tondreau y actualmente vivía con sus padres. Se encontraba separado de la mamá de su hija y desde siempre trabajó en la construcción como jornal. Estaba juntando dinero, ya que deseaba comprar una casa con la ayuda de un subsidio, también pensó en algún momento estudiar la carrera de mecánica o prevención de riesgos.

“Terminó su enseñanza media y comenzó a trabajar en obras, donde se desempeñaba como jornal, es decir, estaba a disposición de todas las actividades dentro de la construcción. Tenía intenciones de estudiar, pero por la situación económica que pasamos, porque yo también trabajo en la construcción y es lo más mal pagado en Chillán, con sueldos miserables y muy bajos, por eso no daba para pagar los estudios”, explicó José padre.

El joven trabajador es recordado como una persona cercana, ya que lograba entablar una conversación con facilidad.  Su hija era su motor, ya que, según sostiene su padre, siempre estaba preocupado de responder a sus requerimientos.

“Mi hijo era una persona excelente, todos lo recuerdan como una buena persona, no tenía conflictos con nadie, vivía el presente. Era totalmente sano, no tenía vicios. Era sociable, tenía buena relación con cualquier persona, amigable”, recordó.

Para José la pérdida de su hijo fue un doble golpe en la vida, ya que antes también sufrió la partida de su hija mayor.

“Lamentablemente mi primera hija falleció en un accidente y nos dejó una nieta, de 18 años. Quedamos solitos ahora con mi señora, y mis nietas. Harto mal estamos, acongojados, quedar en una situación así, quedar solos, es muy triste. Ahora voy a tener que ir a ver a mi nieta al campo, camino a San Fabián”, comentó.

José Jara reconoce que su relación con su hijo era muy especial y pasan buenos momentos juntos.

“Hace poco por una herencia de mi mamá, una casa, la vendimos con mi hermano y me compré una camioneta que conducía mi hijo y me trasladaba al campo para buscar leña y visitar a nuestros familiares en San Nicolás y Portezuelo. Mi hijo era mi chofer y  mi guía”, comentó.

Accidente

El accidente dejó muchas dudas en la familia respecto al actuar de la empresa y las condiciones de seguridad, por lo que la constructora Avatar informó que realizará un sumario interno para determinar las razones precisas del hecho.

“Hacemos ver que nuestra empresa cumple con todos los estándares de seguridad para nuestros trabajadores y estamos en proceso de revisión de los protocolos”, aseguró a La Discusión, a través de un comunicado, donde también comunicaron que acompañarán a la familia en el difícil momento.

“Yo siento que hay responsabilidad de la empresa, porque tienen que tener un personal que esté velando por la seguridad de los trabajadores y creo que en ese momento no estaban haciendo ronda en la empresa. Yo tengo harta experiencia en la construcción, y era difícil ver a un “segurito” que ande constantemente  diciéndole a los trabajadores, ya póngase las gafas, el cascos, los guantes, etc. Es difícil verlo así, salvo las empresas mineras donde son más estrictos, pero en la construcción la seguridad brilla por su ausencia”, sostuvo.

La familia seguirá atento a la investigación de la empresa y en caso de no existir conformidad con los resultados evalúan recurrir a otras instancias.

“La empresa dijo que está investigando, porque claro se tiene que investigar el accidente, tiene que seguir su curso, o sino me voy a tener que quejar, buscar asesoría con una abogado, porque esto no puede quedar así”, dijo.

Gobierno

Desde la Seremía de Trabajo empatizaron con el dolor de la familia y aseguraron elevar las exigencias en materia de seguridad en este tipo de rubros.

“Lamentamos profundamente la muerte del joven trabajador, en circunstancias que están siendo investigadas por medio de los organismos pertinentes. Como Gobierno hemos sido insistentes en exigir a los empleadores los máximos niveles de seguridad en las faenas y, también, en llevar adelante una fuerte política de prevención. Desde la Dirección Regional del Trabajo se ha instruido intensificar las fiscalizaciones en el rubro de la construcción, para verificar el correcto cumplimiento de las medidas de seguridad de forma muy rigurosa”, seremi del Trabajo y Previsión Social de Ñuble, Yeniffer Ferrada.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/