Close
Radio Radio Radio Radio

La historia del camino que puso en entredicho a la gestión del alcalde Gebrie

La habilitación de una calle, con una geometría y características que llamaron profundamente la atención de la Dirección de Obras de San Carlos fue uno de los primeros indicios de que algo no marchaba bien con la administración del ahora destituido alcalde Hugo Gebrie.

El director de Obras Municipales de la capital de Punilla, Gastón Suazo Soto, uno de los tres querellantes en la causa (además de la concejala Lucrecia Flores y el arquitecto Martin Cid, además de otra acción similar presentada por el Consejo de Defensa del Estado) indicó que existen cuatro cargos que consideró el Tribunal Electoral Regional del Biobío para destituir a Gebrie y que tienen directa relación con la unidad municipal que dirige.

El profesional, indicó que uno de los cargos se refiere a la construcción de una calle a partir de unos terrenos que el alcalde hizo comprar al municipio.

La llamada Variante Llahuimávida tiene las características de una avenida, con 18 metros de ancho y conecta con terrenos de la feria ganadera.

La arteria, fue proyectada “ajena al Plan Regulador, sin informe de tasación del DOM, como lo dicta la Ley General de Urbanismo y Construcciones, sin presentar alternativas al concejo”, explicó.

Ese caso, recalcó Suazo, fue el punto de partida de una serie de hechos que fueron denunciados por él junto a otros profesionales del municipio y particulares.

La calle, indicó, “fue generada con una geometría muy atípica, muy tendenciosa, que se demostró con planos ante el tribunal. Tiene una diagonal que en definitiva genera unos lotes remanentes de exactamente 5.000 metros cuadrados, que no se hizo pensando en la conectividad, sino que pensando en generar un remanente de lotes de explotación inmobiliario”.

A eso, se sumó otro hecho similar donde fueron urbanizados unos terrenos cerca del cementerio municipal con el fin de favorecer a predios de la autoridad.

Avance de la investigación

Ya en 2015, la compra de este terreno motivó una querella en la Fiscalía, presentada por los dos funcionarios municipales y la concejal, por presunto fraude al fisco lo que no había derivado en persecuciones penales formalizadas. Hoy, para el Consejo de Defensa del Estado (CDE) la acción cobra especial relevancia.

“Creemos que con lo que ha avanzado la investigación, estamos delante del delito de negociaciones incompatibles por uso de información privilegiada, para beneficiarse personalmente”, estableció la abogada Mariella Dentone, procuradora regional del CDE en declaraciones a LA DISCUSIÓN.

Es por esta razón que se solicitó al Ministerio Público que se realizaran ciertas diligencias puntuales, como la gestión para el levantamiento del secreto bancario en las cuentas de Gebríe y la interceptación del flujo de llamadas de algunos de sus teléfonos y el de otras personas, cuya eventual participación en estos actos también se están indagando, como es el caso del ingeniero Patricio Moya, exfuncionario municipal de San Carlos y luego, funcionario de la Intendencia de Ñuble, hasta el día jueves, cuando presentó su renuncia.

Hugo Gebrie, quien anunció que apelará al Tribunal Electoral Regional, ha negado las acusaciones, afirmando que “no me iba a meter en leseras por una cagá de plata”, aludiendo a los $30 millones que costó el predio que compró luego que se aprobara un camino municipal adyacente.

Foto: Cristian Cáceres

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/