Close
Radio Radio Radio Radio

La entropía social se resuelve con identidad

Doscientos años de historia, doscientos años de búsqueda infructuosa de la identidad nacional. La llegada de los conquistadores españoles, la lucha por instalar el credo como estrategia de sometimiento de los pueblos originarios, las cruzadas para fijar los límites territoriales en disputa con los vecinos y la instalación de la población criolla para dirigir los destinos de la nueva nación, fueron las principales tareas acometidas durante más de 200 años de vida del país de la estrella solitaria.

Empero, junto con reconocer que aún quedan tareas pendientes por realizar (como la convivencia con los pueblos originarios), la construcción de la identidad del país es un proceso que aún no ha terminado y sobre cuya aureola se desencadenan violentos conflictos que de tiempo en tiempo arrecian sobre el entramado social.

A partir del 18 de octubre de 2019 la violencia en Chile se tomó la agenda política, social y económica. La autoridad ha sido incapaz de utilizar dicha estructura para poner fin a los hechos de violencia. Dicha debilidad ha permitido la impunidad de actos vandálicos que han escalado la gravedad del conflicto. En este ambiente, se ha fragmentado la sociedad en grupos rivales que disputan la supremacía social.

Para desenmarañar la hebra del conflicto, el país debe retomar el liderazgo en la construcción de la identidad nacional. Para ello, es bueno tener en cuenta algunos síntomas que es necesario prestar atención.

La entropía social se acelera cuando se debilitan las instituciones fundamentales de la República. La sociedad chilena en forma tácita ha deslegitimado la institucionalidad. Las redes sociales se han convertido en el mejor aliado para este objetivo, dado que tienen un enorme poder para viralizar las fallas de los organismos del Estado.

En un estado presidencial como el chileno, la debilidad por acción u omisión que ha mostrado el presidente para tomar decisiones está fortaleciendo a los grupos violentos.

La entropía social se acelera cuando se debilita a los agentes encargados de hacer cumplir la ley. Los grupos violentos les han perdido el respeto a los miembros de las Fuerzas Armadas y de Carabineros de Chile cuando actúan dentro de sus atribuciones legales. En un Estado que no se respete a los agentes que deben hacer cumplir la ley, predomina la anarquía y el caos.

La entropía social se acelera cuando operan redes de apoyo a la actividad subversiva o de abuso a la buena fe pública. Hoy día se da la paradoja en Chile que es más fácil encontrar y condenar al culpable de un crimen perfecto que encontrar y/o condenar a los malhechores que abusan, matan personas y dañan la propiedad en actos denominados “reivindicativos” o de “lucha social”.

En resumen – al igual como ocurre con el comportamiento del universo – en la vida republicana está presente una “energía oscura” que contrarresta la fuerza gravitacional que da origen al consenso social. La entropía social se manifiesta en desorden y caos que muchas veces ralla lo irracional. En este sentido, el llamado es a encontrar la identidad de nuestro Chile querido para hacer posible retomar una vida de paz y armonía.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/