Close
Radio Radio Radio Radio

La dura realidad de los dueños de gimnasios en Chillán

Gentileza Daniel Godoy

“He pasado por momentos duros y tristes. Ahí está mi gimnasio botado. Hace dos semanas junté algo de plata para pagar el arriendo, pero no alcancé a pagar ni la mitad de lo que debo. Esto se alarga y la incertidumbre es tremenda. Estoy haciendo estructuras para vender y armar gimnasios en casa”.

El conmovedor testimonio es de Daniel Godoy, propietario hace 20 años del gimnasio “Body Sport”, donde además funciona la Academia “Guerreros Sepul”, cuna donde creció el campeón nacional y seleccionado de taekwondo, Sebastián Navea.

La realidad de Daniel es la de todos los dueños de gimnasios de Chillán que tras la irrupción de la pandemia del Covid-19, cuyo primer brote en la ciudad, precisamente, fue en un recinto de estas características, tuvieron que cerrar sus puertas y solo las podrán reabrir en la fase 5 del Plan “Paso a Paso”.

Como la intercomuna de Chillán y Chillán Viejo recién avanzó a la fase 2, tras un duro retroceso a la fase 1, los propietarios de los gimnasios viven un duro momento económico, agobiados por las deudas, hundidos en un pantano de incertidumbre, sin acceso a créditos y añorando una reapertura anticipada con estrictos protocolos para decidir si vale la pena resistir o mejor bajar la cortina.

“Yo estoy endeudado más que antes. No tuve acceso a bono, para el sistema uno es rico, estamos tirados. Tampoco hay un organismo que pueda defender la reapertura anticipada de los gimnasios”, cuestiona Daniel Godoy.

Enfoque erróneo

Raúl Sepúlveda, propietario del gimnasio “Top Line”, revela que el rubro se ha visto fuertemente golpeado porque “se nos considera como un rubro de entretención, lo cual está muy alejado de la realidad puesto que nuestro enfoque y trabajo está ligado al área de deporte y salud. Por eso, se nos está considerando en fase 5, aunque confiamos que las últimas gestiones realizadas por la Asociación de gimnasios pueda genera un cambio y adelantar fechas de apertura. De lo contrario sería muy injusto y perjudicial para nuestro rubro”.

Sepúlveda enfatiza que desde el cierre de su recinto, ha seguido brindando apoyo online sin costo a los socios (profesores, nutricionista, kinesiólogo), pero que los ingresos no representan ni el 3% de los ingresos básicos.

“Cero ayuda”

Álvaro Valencia, taekwondista y director del gimnasio donde funciona la Academia “Valencia School” Taekwondo Poomsae, recalca que en su caso ha vivido momentos complejos, porque no ha podido acceder a ningún crédito del Estado y la ayuda de las autoridades, más allá de la disposición, “ha sido cero”.

“Creo que no se ha valorado el aporte que la industria del deporte y el fitness entrega a la ciudadanía. Seremos un factor clave en la recuperación de la salud mental de nuestra población, especialmente en niños”, explica.

Valencia puntualiza que varios ya han cerrado sus puertas y otros sobreviven con los recursos que obtuvieron del 10%, y que en este sentido, agradece al 40 por ciento de sus alumnos y apoderados, que decidieron seguir con clases vía Zoom, como una forma de mantener vivo el recinto.

“Ojalá las autoridades hagan un esfuerzo para ayudar a levantarnos y poder aportar en la vuelta en la normalidad de la mejor forma que podemos, entregando bienestar y salud a través del deporte y la actividad física”, detalla.

“Postergué créditos y arriendo”

Esteban Leiva, director de “Didaktika Deportiva”,  confiesa que tuvo que postergar créditos y el arriendo y recurrió a beneficios para las pymes.

“Ahora nos encontramos en proceso de reestructuración pensando en el retorno gradual, dependiendo de la fase y en la medida que las autoridades tomen conciencia que el ejercicio físico cumple un rol importante en la sociedad. En pandemia, podemos de a poco ir retomando de manera responsable y con los cuidados necesarios ciertas actividades para mantener nuestros recintos”, sentencia .

“Seguimos batallando y nos vamos a levantar. Ha sido fuerte, pero hay gente más complicada que uno”, remata Daniel Godoy, mientras no para de armar estructuras para ofrecer armado de gimnasios en casa y sobrevivir en medio de la crisis que amenaza con sepultar su sueño y fuente laboral.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/