Close

La conciencia social se tomó el camarín del Rojo

Brayan Valdivia, volante creativo de Ñublense, relata en diálogo con “Dimensión Deportiva” de Radio la Discusión, que antes de tomar el camino del profesionalismo, sufrió penurias al rebuscárselas para trabajar y juntar dinero vislumbrando un futuro en la universidad que nunca llegó.

“Yo trabajaba en una confitería y no me alcanzaba para nada, por eso vivía con mis padres y la idea era poder juntar algo de dinero para poder estudiar. Así era muy difícil, por eso ahora creo que la gente se cansó de que le metan el dedo en el ojo”, confiesa Valdivia, quien empatiza absolutamente con las movilizaciones sociales que siguen plasmándose en las calles de Chile.

El jugador revela que la crisis que vive el país no ha dejado indiferente al plantel de los “diablos rojos”, donde ha imperado una profunda conciencia social.

“Quizá se cree que el futbolista vive en una burbuja, pero es imposible no sentirse afectado con el tema, la mayoría de los jugadores, que parece que estamos en una burbuja, porque seguimos entrenando, nos afecta porque todos tenemos familiares que pagan su pasaje en el metro o sufren la estafa de las AFP, muchos estamos metidos en esta tema, porque esto no es solo para nosotros, sino que para nuestros hijos que esperan estar en un mejor país”, acota.

El talentoso volante aplaude que los líderes del fútbol chileno en el extranjero saquen la voz en medio de este momento.

“Algunos tienen prejuicios porque obtuvieron más riqueza, pero es fruto de sus esfuerzos y profesionalismo, nadie les regaló nada. Además hacen actos benéficos por la gente más pobre, no olvidan sus raíces. Por ejemplo, Arturo Vidal que es un jugador masivo y viral en redes, está bien que se manifieste”, explica.

Sobre la nueva paralización del torneo y cómo les afecta, Valdivia es enfático.

“No es para nada positivo, pero se entiende el motivo y estamos con la causa que se reclama a nivel país. Obviamente se extiende el torneo, pero la convicción sigue como si fuéramos a jugar el partido. Seguimos con la misma mentalidad que teníamos”, sentencia.

Sacaron la voz

El portero Miguel Jiménez tiene un sólido discurso social.

“De un tiempo a esta parte los futbolistas son mucho  más partícipes socialmente y no se mantienen al margen como tiempo atrás, quizás por el temor que existía antes en época de dictadura donde se tenía temor a manifestarse políticamente y públicamente por lo que pasaba en el país”.

Jiménez también desliza una opinión sobre el nombramiento de Cecilia Pérez como nueva ministra de Deporte.

“Para cada estamento de la política tiene que haber una persona que conozca del tema. Si pones a un doctor en deporte no tendrá el conocimiento que quizás si tendría en el área de la medicina”, ejemplifica.

A pesar de la postergación del fútbol chileno, reflexiona que “es inevitable no tener un poco de relajo, cuando no se juega el fin de semana, pero la verdad es que tenemos que mantenernos a tope con el trabajo para minimizar los errores de cara al inicio del torneo, porque quizás esta paralización afectará a todos los equipos”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top