Close
Radio Radio Radio Radio

La carta al Presidente

Una clara señal del carácter de urgencia que tiene la concreción del proyecto embalse La Punilla, que por distintos tropiezos no ha podido comenzar su construcción, realizaron ayer regantes y representantes de diversas organizaciones que llegaron hasta la Intendencia a entregar una carta dirigida al Presidente de la República, Sebastián Piñera.

El documento, junto con recordarle al Primer Mandatario que se trata de una promesa de campaña y luego de su mandato, reiterada cada vez que pisa la zona, muestra la transversalidad en la importancia regional que le adjudican actores políticos y representantes de gremios e instituciones de la sociedad civil a la que probablemente sea la mayor obra de infraestructura pública en Ñuble de las últimas décadas.

Quienes han seguido de cerca este proceso, saben que los regantes del río Ñuble comenzaron hace más de 90 años a expresar la necesidad de construir un embalse en San Fabián, de manera de evitar la pérdida de agua en invierno, y así aprovecharla en verano, en que ésta escasea, con mayor razón ahora, en un contexto de cambio climático.

La historia del Punilla nos muestra a varios personajes políticos confirmando una y otra vez la construcción del embalse, sin embargo, no fue sino hasta la década pasada en que comenzó a tomar forma esta iniciativa, hasta recibir el espaldarazo definitivo durante la primera administración de Sebastián Piñera.

Acostumbrados a esperar y a decepcionarse, para los regantes la consigna siempre ha sido “ver para creer”, y así fue como han participado activamente en los hitos que marcaron este proceso, advirtiendo oportunamente sobre los retrasos y problemas que no han sido pocos y que aparentemente están lejos de terminar. La insolvencia de Astaldi, la firma italiana que se adjudicó la concesión se ha convertido en un nuevo gran obstáculo, y si bien esta semana se conoció que tiene un nuevo controlador que hizo una fuerte inyección de capital, se desconoce qué decisión tomará respecto de este proyecto y si depositará el próximo lunes los 32 mil millones de pesos que -por contrato- debe aportar para dar inicio a las obras.

Y justamente, por esa incertidumbre, es que la carta enviada ayer al Presidente Piñera plantea que una expresión concreta de la voluntad por sacar adelante el embalse es tener un plan B, pues tal como lo planteamos desde este mismo espacio, no basta solo decir “con o sin Astaldi se construirá Punilla” (expresión del propio Mandatario y del subsecretario Lucas Palacios), se necesita saber con exactitud qué es lo que significa “sin Astaldi”, cuál será la alternativa para no desahuciar el cronograma acordado o al menos no alterar sustancialmente el proyecto, más todavía cuando la fórmula de un financiamiento estatal parece estar completamente descartada.

Certezas es lo que necesitan los regantes del Ñuble. Una demanda más que legitimada por casi un siglo de empeño y promesas incumplidas, y que por lo mismo ha producido un positivo acto de apoyo de diversas organizaciones que creen que La Punilla permitirá el desarrollo de cultivos más rentables, brindando mejores oportunidades a los productores, promoviendo nuevos negocios y mejores empleos. De eso sí que no hay duda.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/