Close
Radio Radio Radio Radio

Joven con distrofia muscular ejerció el voto asistido en Chillán

El chillanejo Nicolás Puga llegó en su silla de ruedas hasta el colegio Darío Salas, en avenida Padre Hurtado, para ejercer su voto en compañía de sus padres.

El joven, de 27 años, padece una distrofia muscular de Duchenne, un trastorno hereditario caracterizado por la debilidad muscular progresiva que, generalmente, se manifiesta en varones. Pese a sus limitaciones físicas, Nicolás, quien se dedica a la música, comentó que siempre ha participado en los procesos eleccionarios, ya que, a su juicio, es la única manera de generar los cambios y políticas que apunten a mejorar la calidad de vida de las personas en situación de discapacidad.

En esta jornada, su madre, Ana María Merino, fue su compañía al interior del local de votación, donde se debió implementar un espacio especial para que él pudiera sufragar sin problemas, ya que su mesa esta vez estaba ubicaba en el segundo piso. Inicialmente se mostró nerviosa y preocupada, debido a que no estaban las condiciones en la infraestructura para que Nicolás pudiera llegar hasta su urna ni tampoco, sin embargo, con el trascurso de los minutos, el personal evaluó la situación y tomó las medidas adecuadas.

“El presidente de mesa nos dio opciones y la que tomamos nosotros fue la mejor para la comodidad de Nicolás, que era bajar los votos. Votamos tranquilos y satisfechos. A nosotros lo que más nos interesaba en esta votación, es la elección de constituyentes. Esperamos que se cambien hartas cosas y que se incluyan  a más personas con capacidades diferentes, porque para ellos nunca hay nada, que existan no solo más oportunidades. Si tu sales con una silla, te das cuenta que las calles no adecuadas para ellos y muchas otras cosas. Hay muy poco acceso”, sostuvo.

El presidente de mesa 207 del Colegio Darío Salas, Miguel Medel, fue quien impulsó un protocolo que se implementó para que Nicolás pudiera ejercer su derecho a sufragio de manera expedita y secreta, otorgando las facilidades necesarias para su participación.

Como la sala estaba ubicada en el segundo piso del establecimiento, Medel junto a un vocal de mesa bajaron con las papeletas de votación hasta un pasillo del primer piso, ubicado al lado izquierdo del recinto, donde se cerraron las puertas y se levantó una cortina momentánea para Nicolás, vigilando que estuviese en calma y sin interrupciones.

“Tuvimos que actuar rápidamente en bajar la documentación y que él firmara presencialmente en el primer piso de la entrada, y frente a este caso la mamá y el joven se fueron contentos, porque pudieron votar. Lo que encuentro que es un ejemplo para las demás personas, porque frente a su discapacidad, él pudo tomar la decisión de votar. Implementamos una cortina, para que él pudiera votar con su mamá en forma privada, porque incluso su firma él la hace con huella de timbre. Yo bajé con un vocal de mesa para que fuera testigo y asistiera en el tema de documentación, para que pudiera ser más grato el momento”, explicó.

Por ser su persona de mayor confianza, Nicolás ingresó junto a su madre a la cámara secreta para ejercer el voto asistido.

“Estaba claro con sus opciones, sin embargo, como no puede escribir bien, él me dice los nombres antes, no tiene discapacidad mental, solo física. Siempre vota, porque lo asume como un deber de ciudadano, independiente de las barreras y dificultades”, dijo Ana María.

Tras elegir sus opciones, Nicolás acompañó a sus padres, quienes tenían que votar en el Liceo Industrial y en la Escuela Juan Madrid Azolas.

 

 

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/