Close
Radio Radio Radio Radio

Intercomuna Chillán-Chillán Viejo cumple dos meses en etapa de Transición

Cristian Cáceres

Hoy 3 de diciembre se cumplen dos meses desde que la intercomuna Chillán-Chillán Viejo se mantiene en la fase 2 de Transición del Plan Paso a Paso, estrategia diseñada por el gobierno para enfrentar la pandemia por Covid-19 acorde a la realidad epidemiológica que registra cada comuna del país.

En el balance realizado por las autoridades del Ministerio de Salud no se anunciaron cambios para las comunas de Ñuble, por tanto, Chillán, Chillán Viejo y Quillón continuarán en la etapa 2 y el resto de las 18 comunas seguirán en la fase 3 de Preparación.

La situación de la intercomuna durante los últimos días y semanas ha sido motivo de preocupación para las autoridades regionales debido al aumento constante de contagios Covid, así como por el incremento de hospitalizaciones registrando cifras récord como el día de hoy, que se reportaron 62 pacientes hospitalizados, de ellos 35 en están en estado crítico y 27 conectados a ventilación mecánica, y que según informó el Servicio de Salud Ñuble obligará a derivar a usuarios a otros centro de salud del país pues el porcentaje de ocupación de camas críticas está cercano al 90%.

En ese contexto, el presidente regional del Colegio Médico (Colmed), Juan Pedro Andreu, sostuvo que mientras no exista vacuna ni tratamiento específico contra el coronavirus, la única manera de controlar la pandemia será cumpliendo las medidas básicas de protección, que son el distanciamiento físico, uso de mascarilla y el lavado de manos, junto con evitar las reuniones sociales y familiares, pues es donde actualmente se origina gran parte de los casos.

“Lo que ocurre en nuestra intercomuna es que las reuniones sociales y familiares se siguen llevando a cabo sin tener claro que es donde más casos se presentan. Las personas que son asintomáticas contagian a familiares y amigos en estas reuniones y se generan brotes familiares, más del 70% de los casos a nivel nacional, y en Ñuble más del 80%, son brotes familiares, por lo tanto, el llamado inicial que hizo la Organización Mundial del Salud (OMS) para el control de la pandemia es quédese en casa y no empiece a sacar cuenta de cuánta gente se puede reunir para las fiestas de año nuevo. Ojalá las familias no reciban invitados, ojalá no salgan de sus casas, sino vamos a tener que lamentar un colapso del sistema de salud 10 días después del 1 de enero”, dijo.

El doctor Andreu describió como contradictorio los últimos anuncios del gobierno, incluyendo el plan para Navidad y Año Nuevo que permiten los encuentros familiares en los domicilios, pues considera que pueden influir en el aumento de los contagios por Covid-19.

“Desgraciadamente hay muchas cosas contradictorias en los últimos mensajes como la apertura de fronteras, los viajes del adulto mayor, el plan de que celebremos hasta 15 personas en la casa y no pasa nada, eso es realmente contradictorio. En las reuniones sociales y en las casas es donde más reuniones hay, es mucho más seguro estar dentro del hospital que en una celebración, y ojalá que la gente lo entienda porque hasta ahora no se está comprendiendo el mensaje con lo contradictorio de las señales del gobierno y la gente se relaja en las medidas de control básicas”, explicó el presidente regional de Colmed.

Por su parte, el seremi de Gobierno, Rául Martínez, manifestó que si bien las cuarentenas de fin de semana han ayudado a restringir el movimiento en la intercomuna, ha sido preocupante el arribo de personas al resto de las comuna de Ñuble en fase 3.

“Hemos tenido una prolongada fase dos porque los indicadores sanitarios aún nos dan una ventana que impide el retroceso, pero la situación se ha ido complicando especialmente con la disponibilidad de camas y uso de ventilación mecánica que nos tiene en una situación delicada en Ñuble. La cuarentena de fin de semana ha permitido reducir en parte la movilidad en la intercomuna, pero en el resto de las localidades en fase 3 se ha visto gran cantidad de personas, especialmente en las zonas costeras de la región”, sostuvo la autoridad regional, quien recalcó que hay que evitar las reuniones familiares, donde no hay resguardo, ya que alto porcentaje de contagios se deben a esta situación, y en ese sentido, debe haber sumo cuidado adportas de fin de año, por eso los aforos del Plan Navidad y Año Nuevo.

Desde la visión del presidente de la Federación Democrática de Profesionales Universitarios de Salud, Cristian Peña, el manejo de la crisis sanitaria ha dejado en evidencia la necesidad de aunar criterios y de integrar al resto de los gremios de salud, para que aporten nuevas ideas a nivel local que permitan controlar los contagios.

“Lamentablemente no todos estamos invitados a participar en la toma decisiones, porque se han tomado decisiones que van en función de buscar la reactivación económica de cada unas de las ciudades, más allá de decisiones con orientaciones sanitarias que tengan que ver con el resguardo de las personas. Esto requiere campañas reales de educación, donde podamos bajar la información respecto gravedad de la enfermedad y lo complejo que está el sistema sanitario. Además, de políticas públicas de apoyo a las personas, gran parte vive el día a día”, expresó el sicólogo.

Descomprimir el centro de Chillán e impedir la movilidad vehicular en este, como se aplicó durante la primera cuarentena total, recomendó el profesional, considerando que la alta probabilidad de contagios se concentra entre las cuatro avenidas.

“Cuando comenzó la pandemia en Chillán tuvimos un sistema súper bueno, los felicite, porque se cortó el flujo del centro y solo podías ingresar caminando. Solo pasaban los colectivos y podías ocupar las calles para caminar. Se podría retomar esa medida, porque te daba la impresión que estabas realmente en pandemia, hoy todo se ha normalizado”, enfatizó.

Respecto al nuevo plan de Navidad y Año nuevo impulsado a nivel central,  el dirigente de la salud consideró que la medida es contraproduce en las circunstancias sanitarias en que se encuentra Chillán por el Covid-19.

“Lo vemos con mucho riesgo, porque sabemos que van a significar dos fines de semana donde la gente va aumentar el tránsito, se van a juntar más y eso 20 días después va significar un rebrote de la enfermedad y sobreexigir nuevamente el sistema de salud, que hoy está sometido a un corte de presupuesto. Hoy un hubo una manifestación del programa Cuida, que resuelve varias necesidades de la salud pública, se fueron esos recursos y otros más. Hemos visto como se desvinculan refuerzos por Covid y reemplazos”, manifestó.

Texto: Antonieta Meleán- Susana Núñez

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/