Close

Intendente Martín Arrau: “De aquí a 10 años, el horizonte de Ñuble es ser la mejor región del país”

Al celebrar su primer año de vida como región, Ñuble no solo debe repasar las últimas dos décadas, y en especial, el pasado año. También está llamada a proyectar, a construir y a sembrar, para luego cosechar.

En noviembre próximo el Instituto de Asuntos Públicos de la U. de Chile entregará el primer borrador de nuestra futura Estrategia Regional de Desarrollo (ERD), la cual deberá estar operativa en enero de 2020. Todo lo que venga tendrá un sustento, o como prefiere llamarlo el intendente, Martín Arrau, una “partitura”.

Clave para avanzar en esta hoja de ruta será la transversalidad con que se trabaje, y el rodaje de un gobierno regional que se la jugó por nuevos liderazgos.

– En un inicio costó que los socios de Chile Vamos se entendieran en el Gobierno Regional. Después de un año, ¿eso ha mejorado?

– Totalmente. No hay que olvidar que aquí partimos de cero, con puros actores nuevos, jefes nuevos. Por supuesto que al principio había que ponerse de acuerdo, ver cómo limar asperezas, cómo operar, pero hoy la maquinaria pública en Ñuble está bastante aceitada. Siempre hay diferencias y contingencias, pero lo importante es que no perdamos el foco. Nuestro centro es el bien común. podemos pelear todo lo que queramos, mientras no perdamos el foco.

– ¿Cómo ha visto la evolución de los seremis, desde que asumieron como delegados?

– Todos, yo mismo, hemos evolucionado. Este es un oficio nuevo, yo nunca había sido intendente ni delegado presidencial; los gobernadores y seremis tampoco. Todos hemos madurado y hemos aprendido a movernos en este ambiente. Ha sido un período muy enriquecedor.

– ¿Cómo será el próximo año con nuestra Estrategia Regional de Desarrollo (ERD) vigente?

– La estrategia es nuestra carta de navegación. Es como cuando se entrega una partitura para tocar música. Pero eso no significa que no hayamos estado tocando música todo este tiempo. Habrá novedades, se formalizarán algunas cosas y será un instrumento rector para quienes vengan después, sobre todo, pensando que nos toca un cambio de estructura con la llegada del gobernador regional. Para este primer año, sin estrategia, conversamos con todos los vecinos, recorrimos todas las comunas, y por ello el foco lo pusimos en conectividad, agua potable rural y trabajo, que son los temas que preocupan a las personas. La estrategia recogerá estas necesidades, no será una gran sorpresa, pero sí nos va a ordenar, y hará que esta orquesta toque mejor.

El mejor amigo del curso

– ¿Cómo proyecta Ñuble hacia el futuro, en 10 ó 20 años más?

– Este año fue súper potente y demostramos que podemos hacer cosas, pues hubo muchos quiebres de tendencias. Si bien en empleo no estamos bien, fuimos la región que más aumentó su ingreso per cápita, no obstante hay mucho que mejorar. En seguridad, somos la tercera región del país más segura y mejorando. En metros cuadrados de edificación, inversión del retail, etc. Son indicadores que recién están brotando. Estoy súper convencido que de aquí a 10 años, el horizonte de Ñuble es ser la mejor región del país, y estoy convencido que se puede. Si seguimos trabajando en esta armonía, dejando las diferencias atrás, es posible. Es más, en el Consejo Regional no se ha rechazado ningún proyecto. Así de alineados estamos, y si seguimos así, seremos la mejor región, sobre todo, porque somos un territorio nuevo y tenemos mucho por avanzar; y también porque somos el corazón de Chile, no solo geográficamente, sino también cultural e históricamente. Ñuble está llamada a ser un referente a nivel nacional, y de aquí a un década, seremos como el mejor amigo del curso, el más querido de todas las regiones. Pero eso no es gratis. Hay que trabajar y trabajar duro, saber ceder, tolerar, escuchar al resto… Y trabajar.

– Y diversificar. Si bien nuestro motor es la actividad agro-forestal, ¿cómo ampliamos el horizonte productivo de Ñuble, y hacia qué áreas?

– Hoy tenemos a los sectores agrícola, forestal y turístico, que es más incipiente, pero en crecimiento. Estos tres deberían desarrollarse. En el caso agrícola, extender la siembra de frutales, más agoindustria; en turismo, desarrollar más sectores de la región, pero nunca perdiendo nuestra esencia de ser el territorio más rural, más histórico. Sería terrible si lo perdiéramos y nos transformáramos en una economía sin identidad. Adicionalmente, estamos buscando nuevos rubros. Nos hemos reunido con industrias tecnológicas, de energías renovables, e incluso, con algunas de minería más moderna para ver qué más podemos traer a Ñuble. Eso es algo que tienen que hacer los privados, y el Presidente Piñera nos ha pedido que generemos crecimiento económico respetando la identidad. Yo no solo veo a Ñuble como un referente a nivel nacional, sino también practicando una agricultura moderna, con un buen uso de sus recursos naturales; y también soñando con una industria tecnológica de exportación.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top