Close
Radio Radio Radio Radio

Inseguridad en camino a Huape afecta a habitantes en sector poniente de Chillán

La gran mejora fue en 2014, en que se reparó toda la ruta desde el Cementerio Parque Los Héroes hasta Confluencia, pero solo fue una capa asfáltica; no tan gruesa, ni siquiera mediana”, relata Ghisleine Vallejos, dirigenta vecinal del sector Huechupin y quien además transita diariamente por la Ruta N-662.

Han pasado casi seis años de la gran mejora que vivieron las vecinas y vecinos de la ruta que conecta desde el cruce de la Ruta 5 en Chillán, Huape, Quinchamalí y que llega hasta el Puente Confluencia. Pese a que se reconocen constantes intentos por arreglar la ruta, lugareños coinciden sus reclamos en contra de las plantas chancadoras ubicadas en el sector. Acusan que camiones transitan a alta velocidad con alrededor de 40 toneladas a carga, dañando el asfalto e insegurizando a otros vehículos -por llevar carga sin ser debidamente cubiertas- y a ciclistas y peatones, quienes no tienen berma para transitar.

El seremi (s) de Obras Públicas, José Miguel Podestá, asegura que “sobre la Ruta N-662, como Ministerio de Obras Públicas en Ñuble podemos decir que durante los últimos meses hemos trabajado en la zona a través de dos instancias. La primera de ellas guarda relación con el recapado de la ruta y la segunda tiene que ver con un bacheo que se hizo por sectores. Junto a nuestro equipo de Vialidad estamos al tanto de las necesidades en esta y otras zonas de Ñuble, por lo tanto los esfuerzos están puestos en mejorar la seguridad vial en lugares como estos que no cuentan con berma. Finalmente, nuestro llamado es a que los usuarios de estas rutas respeten los límites de velocidad establecidos tanto en la zona urbana como rural”.

Ghisleine Vallejos, dirigenta del sector afectado, reconoció los trabajos hechos por el MOP. Sin embargo afirma que “basta con darse una vueltecita y uno puede ver cuán deteriorado están los caminos. Ahora, porque hace un mes o un mes y medio atrás, repararon la vía entre el Parque Cementerio Los Héroes hasta donde uno dobla hacia Portezuelo. El resto este año fue reparar todos los baches, trabajo que se terminó hace como una semana”.

A su vez, añadió que el último gran arreglo de 2014 no califica como una inversión: “Nosotros tuvimos una entrevista hace tres meses con el director de Vialidad, no con el seremi del MOP. Él nos comentaba de esta reparación y que estaban viendo que este año la reparación fuera con una capa asfáltica mediana, para que tuviera más resistencia al tránsito de estos camiones de gran tonelaje. En el año 2014, el Estado invirtió $1.260 millones en reparar el camino y hacerlo de nuevo, lo que consideramos como un gasto, no como una inversión, porque pasaron alrededor de cuatro meses cuando el camino comenzó a destruirse de a poco”.

En la misma línea, desde los comités y juntas de vecinos de los sectores afectados por el mal estado del camino, afirman haberse reunido con el seremi de MOP días atrás, quien les planteó que el agua invernal también ayuda a erosionar el camino. Sin embargo, Vallejos afirma que “no hay que ser ingeniero, seremi, ni director de vialidad, para darse cuenta que son los camiones cargados los que producen ese deterioro”.

Plantas chancadoras

“Históricamente, hace más de 30 años se comenzaron a instalar las primeras plantas extractoras de áridos y bueno, el camino ha sido reparado en innumerables ocasiones. Si uno lo considera en kilómetros, son 30 kilómetros desde Chillán hasta Confluencia. Lo más divertido de todo, es que por supuesto lo reparan los mismos que destruyen. Ganó una licitación Serviterra, que es una empresa que también tiene plantas extractoras de áridos. Nos destruyen el camino y además ellos mismos lo arreglan, por lo que quedan las platitas igual para ellos. Diariamente tenemos en la ruta más de cien camiones de alto tonelaje. Tienen su horario, pero es un constante ir y venir de camiones cargados de hasta 40 toneladas. Pero, no en todos los casos estos camiones van protegidos sobre su carga. Yo diría que el 60 a 70% están tapados solo con malla rachel. Por lo tanto, las piedras o la arena, uno evita ir detrás de los camiones”, afirma Ghisleine Vallejos, quien además comenta que sufrió la trizadura de su parabrisas en dos ocasiones, por caída de piedras desde camiones, los que además -producto de su alto tonelaje- dañarían el estado del camino.

Esto, en medio de procesos que pueden aceptar a nuevas plantas, como la de Arenex en Huape, sector que colinda de frente con una escuela, un jardín infantil y una posta de salud.

Inexistencia de berma

Sumado a los daños provocados a autos de los vecinos que utilizan la ruta, los vecinos han planteado su inquietud por la inexistencia de una berma por la cual desplazarse fuera de sus vehículos motorizados.

“Es una ruta que no tiene berma y que ni siquiera los carabineros respetan en velocidad. Hay mucho ciclista que trabaja como temporero en los distintos fundos de la zona. La gente en la mañana transita en una carretera sin berma, con una señalética poco demarcada. No tenemos señalizado cuánto resiste el puente Vistabella y no hay señalética de tonelaje en ese puente, tampoco de velocidad en los caminos. Tampoco hay fiscalización”, cerró Ghisleine Vallejos. 

Texto: Javier Figueroa

Foto: Mauricio Ulloa

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/