jueves 30 de julio del 2015

Última carga09:20:27

Marcas de Ñuble en Internet

 
 

Leer más...

Capital humano municipal

Leer más...

Intendentes

 

Leer más...

Hastío centralista

Leer más...

Nuevo referente opositor

Leer más...

El espaldarazo de Pacheco

Esta semana, el ministro de Energía, Máximo Pacheco, no sólo confirmó que por el momento, se decarta entregar un subsidio al consumo de gas natural en Chillán, que ha sido una de las medidas planteadas para hacer más competitivo este combustible frente a la leña, y de esa manera, contribuir a la descontaminación. El secretario de Estado, además, puso sus fichas en la construcción del terminal regasificador de Biobiogenera en Penco, como la alternativa más viable para la masificación del uso de gas natural en la Región.

En entrevista con LA DISCUSIÓN, Pacheco no se pronunció sobre ampliar en el corto plazo la capacidad de regasificación de la planta de ENAP en Pemuco, así como también desestimó la construcción, por parte de la empresa estatal, de un terminal regasificador en la bahía de Concepción, puesto que ahí se pretende levantar el terminal de Biobiogenera para alimentar la central termoeléctrica a gas natural El Campesino, proyectada en Bulnes.

Como se ha informado, el terminal regasificador también prestará servicios a las importadoras que lo requieran, ya que su capacidad de regasificación será muy superior a la demanda de El Campesino, por lo tanto, la apuesta de la autoridad es que una vez que entre en operaciones, la Región del Bío Bío pueda contar con más gas natural a un menor precio.

Actualmente, el complejo industrial de Hualpén utiliza el gas natural que es regasificado en Pemuco, donde llega en camiones desde el terminal de Quintero. En tanto, el suministro para los consumidores residenciales de gas natural en la Región es aportado por Innergy, que compra el gas en Argentina a precios menos competitivos.

Si bien ambos proyectos de Biobiogenera (la central en Bulnes y el terminal regasificador en Penco) aún están en evaluación ambiental, el ministro Pacheco recordó que El Campesino ya se adjudicó la licitación de suministro eléctrico a partir de 2019, lo que se interpreta como un espaldarazo al proyecto, al tiempo que destacó la seriedad del inversionista francés (EDF) que es parte de la sociedad.

Aunque las palabras del titular de Energía no suponen una intervención en el proceso de evaluación ambiental, que es eminentemente técnico en su etapa de decisión regional, reflejan el convencimiento del Ejecutivo respecto de la importancia de aumentar la generación eléctrica, de manera de contribuir a rebajar paulatinamente los altos precios de la energía, lo que ha sido identificado como uno de los factores de pérdida de competitividad del país.

De igual forma, en el esfuerzo multisectorial para reducir los niveles de contaminación en ciudades como Chillán y Los Ángeles, la mirada del Gobierno apunta precisamente a incentivar el consumo de combustibles menos contaminantes que la leña, como el gas natural, que hoy no tiene precios competitivos, pero que con la construcción del terminal de Biobiogenera y la suscripción de contratos más convenientes con productores e importadores, podrían bajar hasta en un 50%. Sin embargo, para que esto sea una alternativa real en el mediano plazo, se requiere de una fuerte inversión en ampliar las redes de distribución domiciliaria en la Región, desafío que también será abordado por el Ministerio, tanto a nivel legislativo, con un proyecto de ley de gas de cañería, como a través de incentivos.

Si bien hay un espaldarazo de Pacheco al proyecto de Biobiogenera, lo más importante es que hay una decisión clara del Gobierno que apunta a la masificación del uso de gas natural, que se expresará en la colaboración público-privada, en reglas claras y en incentivos, lo que debiera redundar en un mejor aire para los chillanejos en el mediano plazo y en una energía más barata para los chilenos.

Déficit hídrico

Leer más...

Deteriorada puerta norte

La arbitraria distribución del presupuesto nacional para obras públicas viales entre las capitales regionales y las provincias, y las deficiencias en la gestión de los gobiernos locales para planificar y obtener recursos, han condenado a la postergación los proyectos más relevantes de Chillán. El inventario es extenso y voluminoso en inversiones (supera los 100 mil millones de pesos) y ha obligado a priorizar proyectos.

Leer más...

Aumento del desempleo

Leer más...

Chillanejos endeudados

 

Leer más...

El dilema de la leña

Leer más...

Ley de Antenas

 

Leer más...

Trabajadores agrícolas

Leer más...

JA Teline IV
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones