• Home
  • Ciudad
  • País
  • Política
  • Mundo
  • Blogs
  • Opinión
  • Economía
  • Deportes
  • Vida y Cultura

sábado 18 de abril del 2015

Última carga08:51:08

  • Galeria

  • Viral

  • Video

 
 

  • Concierto Vihuela Andina

  • Música Chillaneja

  • Expo Ilustración

Sitios eriazos amenazan a chillanejos que viven en el centro de la ciudad

Distintos puntos ubicados al interior de las cuatro avenidas se han convertido en una pesadilla para propietarios de viviendas aledañas.

A pesar de que a simple vista parezcan tierra de nadie, sí presentan una amenaza preocupante para los chillanejos en el centro de la ciudad. Ratas son vistas a toda hora entre los recovecos. Con la oscuridad emergen los vagabundos y personas en situación de calle a buscar refugio, los que luego son sacados a patadas de allí más tarde por delincuentes y “cogoteros”; personas que utilizan el lugar como escondite para cometer asaltos, guardar botines o simplemente dar rienda suelta a carretes sin fin.
Los vecinos de estos sitios hoy no sólo están asustados, sino que también aburridos de que no exista una solución clara para acabar con este dilema urbano.
En el sector sur de la ciudad, cercano a Avenida O’Higgins, están los Pabellones Normales, pequeña villa que sobrevive en el tiempo desde hace años. Justo en la esquina con calle Arturo Prat existe un terreno baldío que ha traído más de una complicación.
“Ese sitio se lo tomaron los vagos que haciendo fuego quemaron la panadería, nosotros nos vimos muy asustados realmente, porque sin la intervención de bomberos se me habría quemado la casa”, expone con preocupación  Mariana Rubilar, quien además agrega que con la oscuridad los asaltos “son pan de cada día”.
La vecina comenta que lo que más han solicitado es que el dueño del sitio de cierre al lugar. “O sea, igual lo ha cerrado dos veces, pero todo el tiempo vienen los tipos en la noche y se roban las mallas, desmontan todo”, explica.
Además de este sitio muy cerca se encuentra el Edificio Las Américas, cuyo abandono también es foco peligroso.  Otro lugar  con similares características existe en calle Isabel Riquelme, entre Vega de Saldías y Bulnes. “Este es un eriazo que si bien ha estado cerrado, siempre tiene problemas por incendios y por que está hediondo a orines”, comenta Cristopher Contreras, vecino del lugar.

¿Posible solución?
Consultado el municipio sobre el tema, en especial el director de Obras Flavio Barrientos, manifestó que actualmente no se tiene ninguna estadística sobre el tema, ni tampoco afirmó qué tipo de normativas podría brindar una solución a los vecinos de estos lugares.
En la Ley General de Urbanismo y Construcciones establece en el artículo 76º que la municipalidad tiene la potestad de declarar un lugar como zona de construcción obligatoria, obligando a los dueños de los eriazos a construir en el lugar en un tiempo determinado. Todo posterior a una declaración de insalubridad respectiva. También en el artículo 81,  como medida precautoria, declara que el municipio debe velar porque estos terrenos sean cerrados por los dueños.
Es lo que recientemente pasó en el eriazo existente en Arturo Prat con 18 de Septiembre, justo al lado de un taller y el Jardín infantil Pintitas. Uno de los esposos de las socias del jardín, José Uyarte, comenta: “son muchas las inseguridades que presenta este lugar y lleva mucho tiempo así, nunca hemos podido dar con los dueños, hemos contratado a abogados inclusive para averiguar qué hacer con este problema, pero nada. Comenzamos a enviar cartas a LA DISCUSIÓN y hace poco que una empresa constructora cerró el espacio. Cuando le consultamos nos dijeron que un donante anónimo había pagado por las reparaciones”, acota  Uyarte, eso sí temiendo a que de nuevo sea abierto ilegalmente.

comments
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones