jueves 18 de diciembre del 2014

Última carga01:01:47

  • Galeria

  • Video

  • Viral

 
 

  • Música: Hoy “Vivaldi” en la Catedral junto a...

  • Banda: cumbia chicharra

  • Novedosa muestra en Cecal

El 11 de julio definen modelo de negocios para financiar La Punilla

El próximo 11 de julio debiera conocerse la forma en que será financiado el embalse La Punilla, megaobra de 650 millones de metros cúbicos de agua que incorpora generación eléctrica y respecto de la cual existen anuncios y compromisos ministeriales, pero a la vez muchas interrogantes.
Todo se espera aclarar aquel día, cuando venga a San Carlos Mariana Concha, directora nacional de Obras Hidráulicas, quien traerá la propuesta formal del Gobierno para darle vida a la obra, esperada por más de 90 años por los regantes del río Ñuble.
Ayer, el ministro Laurence Golborne de visita en Chillán, quien se reunió a puertas cerradas con los dirigentes de la Junta de Vigilancia del río Ñuble, señaló tras salir que “estamos trabajando un plan de trabajo de acuerdo a lo previsto y esperamos a fines de este período presidencial iniciar las obras del embalse, pero para eso hay que trabajar bastante”.
El modelo de negocios, o sea la forma en que se va a financiar la construcción del embalse, es un tema que aún debe ser analizado con los regantes. Margarita Letelier, presidenta de la Junta de Vigilancia, señaló que “no está claro el financiamiento, pero sería mixto, a través del DFL 1123 y con participación de privados”.
Sostuvo que a pesar de que aún faltan detalles no menores, “están las ganas del Presidente de la República y las ganas de los regantes, y por lo tanto, todo se puede”.
La idea es que el proyecto parta como obra de riego y generación eléctrica, lo que implica seleccionar a un actor relevante del rubro energético para que se incorpore y ayude a financiar la propuesta.
Los regantes van a defender el embalse como obra de riego, pero conscientes de que su desarrollo es muy caro, unos 500 millones de dólares, reconocen que necesariamente tienen que contar con un generador que esté en condiciones de aportar recursos para ejecutar el embalse.
En lo que no están dispuestos a transar los regantes es los derechos que ellos tienen sobre el agua y que pudieran ser eventualmente vulnerados por el generador eléctrico.

Regantes pagarán
Los agricultores que serían beneficiados por DFL 1123,  señaló el alcalde de San Carlos Hugo Gebríe, tienen claro que deberán pagar por la construcción del embalse. Pero la misma norma legal establece los montos que les correspondería pagar a cada beneficiario y además el subsidio estatal que sería mayor para el caso de los pequeños productores.
Margarita Letelier precisó que la definición del socio estratégico debe ser consensuada con el MOP y a pesar del alto costo de la obra, confían en que llegarán a buen puerto.
“500 millones de dólares espantan a cualquiera, pero hay que ver la mejor forma de pagarlo”, sentenció.
Los agricultores están conscientes de que tendrán que pagar la construcción del embalse, pero piden que se aceleren los plazos de una obra que sería entregada durante 2018.
El dirigente de la Federación de Arroceros, Ernesto Eguiluz, señaló tras salir de la reunión que ayer entregaron una propuesta formal que considera un subsidio estatal del 80%.
En forma posterior se llamaría a un socio estratégico del rubro eléctrico con el fin de financiar la obra, que es necesaria para varias comunas de Ñuble, pues regulará el río más caudaloso de la provincia, que con el paso de los años ha visto mermar gravemente su disponibilidad de agua.

comments
JA Teline IV
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones