La Discusin

“Ni siquiera tengo una butaca en el estadio como ex jugador”

“Arriesgué mi vida un año jugando por Ñublense después de sufrir el infarto, entregué los mejores cinco años de mi carrera y ahora ni siquiera me llaman, se olvidaron de mí, yo a veces llamo para ver la opción de que me regalen entradas para ir al estadio, porque ni siquiera tengo una butaca en el estadio como ex jugador”.
La confesión, con sabor a decepción y tristeza, pertenece a Luis Flores Abarca, ex jugador de Ñublense,  que debió retirarse el año pasado de la actividad profesional tras sufrir un infarto agudo al miocardio con el que arriesgaba posteriormente muerte súbita en una cancha.
El “Pistolero” asegura que está dolido porque tras retirarse y finalizar su contrato con el club, pensó que lo llamarían para cumplir labores en cadetes o en el plano administrativo, sin embargo,  no pasó nada.
“Me duele esta situación porque nunca tuve problemas con nadie en Ñublense, siempre me llevé bien con todos ni di problemas de disciplina, no sé por qué pasará esto”, reflexiona el goleador histórico del Rojo.
Hoy se desempeña como entrenador de la selección masculina de la Universidad Pedro de Valdivia y monitor de una escuela de fútbol, pero su sueño es seguir ligado al club de sus amores. Mientras espera ese llamado, tramita en la Superintendencia de Seguro Social su pensión de invalidez porque jamás volverá a ejercer el trabajo que marcó su vida. “Llevo cuatro meses esperando. Lo que busco es que la Superintendencia me cite y evalúe para ratificar que mi caso es laboral y que el infarto fue por una causa directa ligada a mi trabajo. Estoy avalado por el doctor Fernando Yáñez y el Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup). Además, la idea es sentar un precedente porque no sé si hay otro caso en el mundo como el mío”, finalizó.

comments
Usted está aquí: Inicio Fútbol Archivos “Ni siquiera tengo una butaca en el estadio como ex jugador”