• Home
  • Ciudad
  • País
  • Política
  • Mundo
  • Blogs
  • Opinión
  • Economía
  • Deportes
  • Vida y Cultura

lunes 20 de octubre del 2014

Última carga11:16:56

Seremi de Obras Públicas René Carvajal: “La zona costera es fundamental para potenciar el turismo en nuestra región”

 
  • MOP estará a cargo de elaborar el estudio de prefactibilidad, que permitirá saber si el proyecto es posible de realizar.

Leer más...

En alza el precio del cobre y llega a 308,534 centavos de dólar

cobre

Leer más...

Arroceros se capacitan en nuevas tecnologías para aumentar rindes

Mas de 200 productores se reunieron en cuarto seminario internacional en San Carlos

Leer más...

“El valor compartido es una herramienta útil para aplicar en las zonas de rezago”

Patricio Eyzaguirre, Subgerente de valor compartido de Arauco

Leer más...

Las críticas de los empresarios locales a las reformas laborales del Gobierno

12-14

En el programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet se definieron tres grandes áreas de reformas en materia laboral: la ampliación de la sindicalización y de la negociación colectiva, el aumento de la participación laboral, de la calidad del empleo y de la productividad, y el fortalecimiento de la institucionalidad laboral.
En ese marco se ha avanzado en algunas materias, como la legislación para los trabajadores de casas particulares, la ley para los manipuladores de alimentos y el fin del uso artificioso del multirut. Asimismo, se trabaja en la generación de un mecanismo técnico de reajuste del salario mínimo con la constitución de la Comisión asesora salarial del mercado del trabajo, en la que participa también el ministro de Hacienda.
Sin embargo, los mayores cambios están circunscritos al área sindical y de la negociación colectiva, un tema sensible para los empresarios.
De hecho, según ha señalado el Gobierno, antes de fin de año se espera contar con el paquete de reformas laborales en este ámbito, listo para ser enviados al Parlamento, no sin antes llegar a un consenso lo más amplio posible con los actores involucrados, es decir, los trabajadores y los empresarios.
Ello, pese a que desde los gremios empresariales se ha pedido postergar para 2015 la discusión de las reformas, atendiendo el escenario de desaceleración que vive la economía nacional.
La ministra del Trabajo, Javiera Blanco, ha sido clara en confirmar que la iniciativa se despachará este año al Legislativo y su agenda ha sido intensa, pues ha sostenido reuniones con representantes de distintos sectores, entre ellos, gremios de trabajadores, representantes empresariales, dirigentes políticos y parlamentarios oficialistas y de oposición.
“Esta es una agenda que está en construcción, que será una agenda laboral dialogante y que va a escuchar a todos los actores, y tenemos el compromiso vigente de presentar esta agenda durante este año”, afirmó esta semana la secretaria de Estado.
Agregó: “esperamos que esta agenda no sea una sorpresa para nadie al momento de su presentación en el Congreso Nacional y eso implica reuniones y diálogos con todos los sectores”. En ese sentido, afirmó que la agenda laboral “al momento de ser presentada, tendrá una alta adhesión y acuerdo en el Parlamento”.

El cambio más resistido
Entre los principales cambios que se estudia presentar al Parlamento destacan el fortalecimiento de los sindicatos y de la negociación colectiva, donde el fin del reemplazo de trabajadores en huelga es la medida más resistida.
Según ha señalado el Gobierno, esta medida es parte de una serie de compromisos firmados por el Estado de Chile en el marco de la Organización Internacional del Trabajo.
Como se recordará, en 2000 entró en vigencia el Convenio OIT Nº 87 sobre Libertad Sindical y la Protección del Derecho de Sindicalización, ratificado por el Congreso Nacional. Chile ha sido notificado en distintas oportunidades tanto por la OIT (2008 y 2012) como por Naciones Unidas (2004) en cuanto a que la norma laboral de los reemplazos durante la huelga constituyen un incumplimiento de este convenio y de la libertad sindical.
Es por ello que se da por sentado que esta medida será intransable para el Ejecutivo en la discusión, y es precisamente la más resistida de todas por parte del empresariado.

“No es el momento”
El presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, planteó que no es el mejor momento para discutir una reforma de este tipo. “Hay otros proyectos que nos han tenido preocupados, como la reforma tributaria y la ley del Sernac, y ocurre que el sector empresarial está agobiado con tantas reformas, si a eso se le suma el escenario económico que este año no ha sido muy favorable, resulta evidente que éste no es el mejor momento para discutir una reforma laboral”, expresó el dirigente gremial.
Lama afirmó que en este momento hay preocupaciones mucho más importantes, “como por ejemplo, el empleo, que es muy sensible, y estos cambios pueden afectar el empleo, porque los empresarios tendrán que pensarlo dos veces antes de contratar, está claro que esto no ayuda a la empleabilidad”.
El representante del comercio chillanejo añadió que “todavía no salimos del tema de la ley Sernac, por lo que hablar de esto ahora es un error”.
Afirmó que la mirada debiera estar puesta en cómo incentivar la contratación, “pero hoy lo que se está haciendo con esta discusión es precisamente lo contrario”.
Consultado respecto de las declaraciones de la ministra Blanco en el sentido de que se elaborará una propuesta consensuada con todos los actores, Lama reconoció que eso les da cierta tranquilidad, sin embargo, sostuvo que “si me dijeran que van a flexibilizar el Código del Trabajo, yo lo aplaudo, pero si me dicen que van a empoderar más a los trabajadores en la negociación colectiva y que se no se va a poder reemplazar a los trabajadores en huelga, eso es ponerle una pistola en el pecho a los empresarios. Ése es el único mecanismo que tienen los empresarios para evitar que la empresa se paralice”, puntualizó.

Mejorar la productividad
En opinión del empresario agrícola Carlos Smith, quien es vicepresidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, existe un discurso, en general, muy reacio a los cambios. “En general, los cambios son para bien, pero se ha informado muy mal sobre los cambios, y la gente opina mal, opina desinformada, y esto lo digo a título personal, no como dirigente gremial”, afirmó.
Smith sostuvo que es muy positivo que los trabajadores se puedan organizar mejor, “pero nadie se acuerda que hay que ponerse serios y trabajar más, involucrarse más en las respectivas empresas, porque a nadie le conviene que la empresa gane menos, al contrario, todos pierden, lo que echo de menos es ver a trabajadores más comprometidos con los resultados, con la camiseta puesta”.
El dirigente sostuvo que las reformas ahondan bastante en los derechos laborales, pero se aborda poco el desafío de mejorar la productividad de los trabajadores, “y eso se logra con más formación y con un conocimiento de las obligaciones de cada uno”.
Coincidió con Smith el vicepresidente de la Delegación Ñuble de la Cámara Chilena de la Construcción, Ricardo Salman, quien dijo que se lamenta la ausencia de medidas tendientes a aumentar la productividad y reconoció que “sin duda que la discusión por las reformas laborales afectarán la inversión en el sector”.
Sostuvo que “en Chile no nos destacamos por una mano de obra muy productiva y es ahí donde trabajamos como Cámara con una fuerte inversión, como la capacitación de los trabajadores, desde la nivelación de estudios escolares, alfabetización digital y los programas técnicos, y creemos que hacia esa área deben ponerse los acentos en una reforma, para mejorar la productividad”.
Salman hizo hincapié en que se está sumando a la negociación colectiva a los trabajadores por faena, “entonces, sin duda que esto va a repercutir en las decisiones de contratación y de inversión”.
Dijo que “el país está discutiendo muchas reformas de una sola vez, como la reforma previsional, la reforma tributaria, entre otras, pero las empresas deben seguir creciendo para financiar estas reformas, y hoy el mercado de la construcción es muy competitivo, está muy atomizado, pero también hay movilidad de capitales, y no pocas las empresas que están prefiriendo invertir en el extranjero, porque acá no resulta lo suficientemente rentable”.

       Noticias Relacionadas
JA Teline IV
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones