• Home
  • Ciudad
  • País
  • Política
  • Mundo
  • Blogs
  • Opinión
  • Economía
  • Deportes
  • Vida y Cultura

domingo 23 de noviembre del 2014

Última carga10:59:46

Superficie frutícola de la Octava Región creció en un 75% los últimos seis años



Provincia de Ñuble muestra la mejor evolución en superficie, pasando de 3.434 has. en 2006 a 7.728 has. el 2012. Arándanos, manzanos, cerezos y frambuesas son los frutales que más terreno ocupan a nivel regional.

La Octava Región muestra una positiva evolución en lo que respecta a la superficie de frutales en los últimos seis años, según las cifras del Catastro Frutícola de la Región del Bío Bío, documento que fue presentado ayer por el subsecretario de Agricultura, Álvaro Cruzat, en Concepción. El trabajo fue realizado por el Centro de Información de Recursos Naturales, Ciren, y muestra que desde el 2006 a la fecha la superficie de frutales ha aumentado en un 75,7% y que el frutal que manda es el arándano americano, que ya está en las 4.280 hectáreas y que en el período de recuento ha crecido en 171%, seguido de manzanos rojos, cerezos y frambuesas.
Los expertos de Ciren contabilizaron en el catastro todos los predios con plantaciones frutales comerciales mayores a las 0,5 hectáreas. La última vez que se realizó el Catastro Frutícola en la región fue el año 2006. “El crecimiento que ha mostrado la superficie frutícola en el Bío Bío es de las mayores a nivel nacional, lo que demuestra que se está abriendo un mercado importante en las regiones del sur de nuestro país”, señaló el subsecretario en la presentación del trabajo.
También estuvieron presentes en el lanzamiento el director ejecutivo de Ciren, Eugenio González Aguiló, el subdirector Nacional de Odepa, José Ignacio Vargas; y el seremi de Agricultura de la Región, José Manuel Rebolledo.

Evolución

La Región del Bío Bío aumentó su superficie frutal un 75.7% en los últimos seis años, llegando a las 11.212,2 hectáreas. Anteriormente el terreno frutal alcanzaba las 6.382 hectáreas, al año 2006. En relación a las provincias, la que más hectáreas tiene destinada a la fruticultura es la de Ñuble, llegando a las 7.728 has., representando un 80% de aumento en comparación al 2006, lo que representa un incremento de 3.434 has. La mayor cantidad de hectáreas frutales corresponden a arándanos (2.748 has.),  frambuesa (1.087 has.) y cerezos (1.075 has.).
La Provincia del Bío Bío creció un 65.8%, alcanzando las 3.346 hectáreas con un diferencial de 1.328 has. en el período. En esa zona destacó el aumento de manzanos rojos (599 has.), de nogal (394 has.) y de cerezo (208 has.).
La de Arauco llegó a las 20 hectáreas creciendo un 30.2%. Mención aparte merece  Concepción, ya que ésta aumentó un 117.6%, llegando a las 118 hectáreas.
En lo que respecta a especies el catastro refleja que la mayor superficie plantada corresponde a arándano americano (4.280,2 has.), seguido por manzano rojo (1.415 has.), cerezo (1.309 has.) y la frambuesa (1.283 has.).
Para el director ejecutivo de Ciren, Eugenio González, “con el Catastro Frutícola se puede mostrar la tendencia de lo que se está cultivando más. También es una muy buena fuente de información para los planes de apoyo y capacitación que realiza el Gobierno a través de Indap”.
José Ignacio Vargas, subdirector Nacional de Odepa, señaló que “para la Oficina de Estudios para las Políticas Agrarias es muy importante financiar la actualización de los catastros frutícolas, ya que contribuye con información actualizada para la gestión de políticas e inversiones, tanto públicas como privadas, del sector frutícola y su industria”.
El Catastro Frutícola 2012 también abarcó las regiones de La Araucanía (crecimiento de un 95.3%); de Los Ríos (crecimiento de un 91.6%); y de Los Lagos (crecimiento de un 52.1%).

Explosivo aumento de superficie frutal confirma las oportunidades que trae el cambio climático a la zona

“Los resultados del catastro frutícola de la Región del Bío Bío, realizado por Ciren, nos confirman de manera fehaciente -por el gran aumento de la superficie de frutales y el incremento en la diversidad de especies plantadas- el diagnóstico agroclimático que estamos entregando desde hace un tiempo, y que hemos intentado hacer ver a los productores silvoagropecuarios, en cuanto a que las modificaciones climáticas más que generarnos amenazas, nos abren oportunidades productivas  en esta región, especialmente en el ámbito de la fruticultura y  hortalizas, que debemos aprovechar ahora. Por eso hacemos un llamado a los agricultores a invertir con confianza en el sector silvoagropecuario en Bío Bío”, señaló el seremi de Agricultura José Manuel Rebolledo.
La autoridad agrícola señala que las hortalizas y las frutas son una real oportunidad para los agricultores de la zona regada y que por ello el Gobierno Regional está haciendo un tremendo esfuerzo por aumentar y asegurar las áreas irrigadas  de la Octava Región, con recursos especiales, que apuntan a mejorar la infraestructura y a pequeños y grandes embalses, como es el caso de La Punilla, para el sector norte de la Provincia de Ñuble.

comments
       Noticias Relacionadas
JA Teline IV
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones