sábado 25 de octubre del 2014

Última carga01:59:27

Desembarco en Colombia prepara Frutícola Olmué

Valoración del Usuario:  / 0
  • La compañía agroindustrial será pionera en el país cafetero construyendo la primera planta de congelados.
  • Empresa chillaneja desembarcará en Colombia con un una inversión de US$ 6 millones.

Si hay un país que está entendiendo y aprovechando el buen momento económico por el que está pasando Colombia, ese es Chile. En un lapso de cuatro meses, firmas australes que ya tienen presencia local han anunciado planes de inversión por un total de US$ 611,5 millones.
Una de estas compañías, es Frutícola Olmué, ligada a Max Hassler, Robert Jobin y Juan Esser, empresarios que por estos días planifican la construcción de la primera planta de fruta congelada en el país cafetero.
La tercera exportadora de fruta congelada de Chile -con más de 15 años de historia- formó a mediados del año pasado la división Olmué Colombia, con la finalidad de comercializar al resto del mundo fruta tropical e introducir frutos eminentemente chilenos como la frutilla.
“En Chile tenemos berries, espárragos y callampas y ya nuestros clientes nos estaban pidiendo frutos tropicales, por lo que decidimos expandirnos a algún país tropical”, dice uno de los socios de la compañía, Juan Esser.
Según Robert Jobin, otro de los socios de la compañía, el foco en esta inversión internacional será la piña, el mango, la papaya, el melón, entre otros productos.
“Este no es un mercado tan desconocido, porque Max Hassler vivió en Colombia y yo también conozco bien ese país que hoy muy por el contrario de lo que se piensa, es mi seguro para invertir”, reflexiona.

 

Asociatividad para aterrizar
En este nuevo desafío la empresa que a partir de febrero contará con dos plantas en la capital de Ñuble, contará con un socio estratégico de gran calibre como el holding agrícola colombiano Oriente, vinculado al empresario Enrique Villegas, cuyo negocio es la caña de azúcar. “Nosotros ponemos el manejo en congelados y ellos, el prestigio y el conocimiento del mercado”, dice Esser.
La nueva sociedad implicará la construcción de una planta de fruta congelada, que significará una inversión de US$ 6 millones. Las obras comenzaron y estarán listas el próximo año. La instalación se ubicará en la Ciudad de Palmira en el Valle del Cauca, al suroccidente del país.
“Es bueno trabajar con ellos ya que conocen el mercado donde hay muchas frutas disponibles (...) además la geografía donde nos ubicaremos es bastante buena como para introducir frutilla durante todo el año y en eso lo estamos trabajando con el Gobierno de allá”, comenta Robert Jobin.

 

Pioneros en el país cafetero
Otro elemento innovador en este paso de la empresa afincada en Chillán es que la nueva planta de Olmué será la primera de congelados en Colombia entrando en funcionamiento en febrero del próximo año y las compras de frutos se realizarán a productores de la zona.
De acuerdo a lo proyectado por la empresa chillaneja, en una primera instancia -con el 25% de la producción- procesarán 35 toneladas diarias, cantidad que irá evolucionando hasta llegar a las 150 toneladas en un plazo de 10 años. Esto se traducirá en la adquisición de 15.000 toneladas de fruta anuales.
Mercados diversificados en tiempos de crisis
“En momentos de crisis, los mercados no se cierran, le gente debe seguir comiendo”, replicaba en plena crisis subprime, el gerente general de frutícola Olmué, Max Hassler. Actualmente este pensamiento es replicado en el accionar y las inversiones de la firma agroindustrial.
Según los ejecutivos de Olmué los mercados en el rubro de la fruta son bastante amplios y diversos, destacando el mercado estadounidense y asiático.
“Los mercados están bastante abiertos, en el caso de Colombia hay muy buenas perspectivas ya que en las últimas semanas ellos cerraron un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, además de que abasteceremos a nuestros clientes de Europa y Asia”, manifiesta Jobin, quien afirma que en este último continente las posibilidades de establecer lazos comerciales son bastante buenas, principalmente por la alta demanda de la clase media asiática que por estos días privilegia la alimentación saludable en base a frutas.

Inversión en Chillán Viejo
A partir del 6 de julio la constructora especializada en packings y cámaras de frío Desarrollo e Industriales dio el vamos a un nuevo proyecto de Olmué, el que preliminarmente implica la construcción de 4 gigantescas naves de frío de 110 x 40 metros, las que aumentarán ostensiblemente la capacidad de producción de la firma a un costado de la Ruta 5 Sur en Chillán Viejo.
Este ambicioso proyecto cuenta con un camino perimetral interior  en el cual se efectuarán las cargas y descargas de camiones, andenes y oficinas para los ejecutivos y personal de la empresa frutícola.
Según la planificación de la firma, se espera contar con la primera nave congeladora funcionando en el mes de febrero con el fin de optimizar la producción de la temporada alta y aumentar los metros cuadrados rentables de la compañía.
“Actualmente tenemos estos pilares de 14 metros de alto de la primera nave, que es la que tenemos a nuestro cargo y damos trabajo a 30 personas, todas ellas de Chillán. Más adelante, necesitaremos mano de obra más calificada y requeriremos trabajadores de mayor especialización”, comenta Flavio Muñoz, jefe de obra de la constructora que ha desarrollado trabajos similares para otras empresas como Frusur, Curimapú y en el 2006, para la misma Olmué en la ampliación de sus metros cuadrados.
Una particularidad de esta mega planta que construye Frutícola Olmué en la comuna de
Chillán Viejo será su alta automatización y los detalles técnicos de la construcción.
La firma ya realizó una importante inversión en la compra de un sistema de racks móviles que permitirá a los operarios controlar los procesos mediante un modernos Joystick.

comments
       Noticias Relacionadas
JA Teline IV
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones