• Home
  • Ciudad
  • Pa铆s
  • Pol铆tica
  • Mundo
  • Blogs
  • Opini贸n
  • Econom铆a
  • Deportes
  • Vida y Cultura

mi茅rcoles 23 de julio del 2014

脷ltima carga12:57:51

Concretar谩n remate de departamentos y estacionamientos de edificio Altavista

Valoraci贸n del Usuario:  / 0

Inmuebles ser谩n subastados el 22 de agosto con posturas m铆nimas de 9,5 y 13,5 millones de pesos.

Los temores de tres familias afectadas por la quiebra de Inmobiliaria Bosque Oriente, propietaria del edificio Altavista, se acrecientan, pues se fij贸 para el 22 de agosto el remate de 23 departamentos de dicho inmueble, a cargo de la empresa Macal.
Seg煤n informaron en Macal, el proceso se realizar谩 en Santiago, pero tambi茅n se pueden presentar ofertas v铆a telef贸nica, por Internet o v铆a mandato.
El edificio Altavista, ubicado en Sargento Aldea, entre Libertad y Constituci贸n, tiene 16 pisos y fue construido en 2007. En Remates Macal aseguraron que los departamentos se encuentran en buen estado, pese a los efectos del terremoto de 2010.
Como se recordar谩, la empresa inmobiliaria, propiedad de Orlando Mu帽oz, fue declarada en insolvencia econ贸mica por una deuda de 1.800 millones de pesos con el Banco Scotiabank, que tiene la hipoteca del edificio.
Debido al no pago de la deuda, el banco decidi贸 rematar 23 departamentos, igual n煤mero de estacionamientos y 27 bodegas, con posturas m铆nimas de 9,5 y 13,5 millones de pesos para los departamentos, que tienen superficies entre 52 y 78 metros cuadrados.
Para los interesados, para participar en el proceso se exige el pago de una garant铆a de 3 millones de pesos por departamento y la entrega de un formulario con el tipo de departamento que se desea comprar.
Durante el remate, se leer谩n las ofertas de los interesados, y la m谩s alta de 茅stas, se transformar谩 en el nuevo m铆nimo, inici谩ndose la puja, a viva voz, otorgando al resto la oportunidad de superar, adjudicando la propiedad a la mejor oferta. Luego, el adjudicatario tiene entre 30 y 60 d铆as de plazo para cancelar el monto ofrecido.
En Macal se inform贸 que salvo indicaci贸n expresa en contrario en las bases de la subasta, las propiedades se entregan saneadas, libres de grav谩menes, con las cuentas al d铆a de servicios y contribuciones.
Macal se encarga de inscribirla en el Conservador de Bienes Ra铆ces a nombre del comprador y alzar las limitaciones al dominio, todo acorde a las bases de la subasta.

Los afectados
Reinaldo Luengo, V铆ctor Silva y Teresa Grand贸n eran los due帽os del terreno donde se emplaza el edificio Altavista, y entre 2005 y 2007 llegaron a acuerdos con Orlando Mu帽oz, quien estaba interesado en construir un edificio ah铆.
El acuerdo consisti贸 en la entrega de un departamento m谩s dinero a cambio de la cesi贸n de sus propiedades. 鈥淭oda la operaci贸n se hizo de manera legal, con abogado, notario y hasta una compa帽铆a de seguros (recomendada por la misma inmobiliaria), que deb铆a entregarnos una p贸liza de seguro que nos protegiera en caso de quiebra de la empresa o alg煤n desastre que ocurriera鈥, record贸 hace unos d铆as Reinaldo Luengo en entrevista con LA DISCUSI脫N.
El problema surgi贸 cuando al momento de inscribir los inmuebles en el Conservador de Bienes Ra铆ces, Mu帽oz no hizo el tr谩mite que hab铆a prometido a los tres propietarios del terreno. Ellos buscaron una respuesta del empresario, due帽o tambi茅n de la constructora Orlando Mu帽oz, que hab铆a levantado un proyecto cercano al Hospital Herminda Mart铆n, sin embargo, no obtuvieron una explicaci贸n, s贸lo evasivas.
Posteriormente, y luego de declarada la insolvencia econ贸mica, el remate era cosa de tiempo, por lo que deb铆a actuar el seguro contratado por los propietarios, sin embargo, ello no fue as铆.
鈥淟a mayor parte de los vecinos propietarios recibieron el dinero de sus seguros, pero nosotros no y eso que se hab铆an pagado primas y todo. Ahora la compa帽铆a no reconoce el trato a pesar de haber tomado las p贸lizas y cobrado las primas, incluso hasta nos consideraban socios de Orlando Mu帽oz鈥, declar贸 Luengo, negando completamente aquello.
La compa帽铆a aseguradora desconoce que exista dicho trato y el tema se encuentra en la Corte Suprema. Paralelamente, el tiempo para la concreci贸n del remate sigue corriendo y los propietarios afectados est谩n pr谩cticamente en la calle. Paralelamente, existe un juicio arbitral que debe determinar qui茅n tiene la raz贸n.
LA DISCUSI脫N intent贸 sin 茅xito obtener una versi贸n de Orlando Mu帽oz.

comments
       Noticias Relacionadas
JA Teline IV
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones