jueves 18 de septiembre del 2014

脷ltima carga10:02:27

Marco Aurelio Reyes Coca

Marco Aurelio Reyes Coca

Profesor de Estado en Historia, Geografía y Educación Cívica de la Universidad de Chile, y Magíster en Educación de la misma Universidad.

Actualmente es Directivo de Educación Superior, Decano de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío.

Pasar de la fase de la conciencia hist贸rica a la hist贸rica patrimonial requiere de un largo proceso mental en la conciencia colectiva de todo pueblo. Una sociedad prendida de atavismos no puede separarse de su materialidad, especialmente urbano-arquitect贸nica.

S谩bado, 03 Mayo 2014 20:05

El Bi贸grafo y los 鈥淐ojos鈥

Existieron muchos personajes de oscuro origen, no siempre explicados, pero transformados en prototipos sociales. Existieron, aunque sus servicios hayan sido dejados por la modernidad. Algunos ejemplos: ropavejeros, zurcidoras de medias, faroleros, polleros, etc.

No se trata de sostener el mito de la reina Isabel, que ya celebr贸 su jubileo ni tampoco del creado por la pluma del escritor, Hern谩n Rivera Letelier, 鈥淟a reina Isabel cantaba  Rancheras鈥, alegor铆a de la prostituci贸n en la bullente vida nortina adentro de un pasado mejor. La reina Isabel es de carne y hueso, la que visitara oficialmente nuestro pa铆s el a帽o 1968, en el gobierno del Presidente Eduardo Frei Montalva, cuyo canciller era el distinguido pol铆tico, Gabriel Vald茅s Subercaseax. El escenario fue nuestro Chill谩n querido, un personaje inolvidable, y una historia ins贸lita.

Jueves, 30 Mayo 2013 17:33

Los onom谩sticos de los otros

Recordar los nombres propios de los dem谩s resulta un ejercicio mental dif铆cil, por mucho de que estemos dotados de m谩s de una inteligencia m煤ltiple, seg煤n la teor铆a desarrollada por H. Gardner.

Esto, a menos que los otros hayan sido bautizados con onom谩sticos demasiados originales o irrepetibles como llamarse Sinforosa, Eufemia o Humilde, entre las f茅minas, o Atanasio, Polidoro o Zenobio, entre los varones. Esos onom谩sticos, evidentemente, son dif铆ciles de olvidar.

Parece un don divino, tal como lo relata Juan en el Evangelio cuando Jes煤s llama a sus primeros disc铆pulos, y Natanael reacciona asombrado al preguntarle 驴de cuando ac谩 me conoces?, respondi茅ndole Jes煤s: 鈥淐uando estabas bajo la higuera, ah铆 te conoc铆鈥. Lo cierto es que Jes煤s, tampoco  hab铆a conversado con Natanael a煤n en ese momento, pero a todos y todas las conoc铆a por su nombre. Cierto que era un don divino.

Sin embargo, este acierto de la divinidad parece fallar en el caso de San Alberto Hurtado, nuestro venerado Padre Hurtado, qui茅n hab铆a solucionado la dificultad de conocer todos los onom谩sticos de tantas personas que acud铆an en su ayuda, que termin贸 por llamarlos 鈥減atroncitos鈥 que era ni m谩s ni menos que el significante cari帽oso de 鈥渉ijo de Dios鈥, en cuyo lenguaje coloquial era el 鈥減atr贸n鈥. Es de imaginar la cantidad de 鈥減atroncitos鈥 que el Santo ten铆a poco antes de su muerte, cuando a fines de 1951, su gran obra 鈥淗ogar de Cristo鈥, hab铆a alojado a 700.000 pobres o 鈥減atroncitos鈥, repartiendo ya 1.800.000 raciones alimenticias. Dentro de su hagiograf铆a, Alejandro Magnet, cuenta que el Padre Hurtado hab铆a descubierto el libro 鈥淐贸mo ganar amigos e influir sobre las personas鈥 de Dale Carnegie, que 鈥渋ncluso hubiera podido escribirlo 茅l鈥 (A. Magnet, El Padre Hurtado, 1954). Conocer a las personas es saber su nombre y recordarlo en cualquier momento.

Han existido pol铆ticos como el senador Humberto Aguirre Doolan (脩uble, Concepci贸n y Arauco), dotados de ese don divino, aunque don Humberto, fuera mas贸n, que lo hac铆an recordar y llamar por su onom谩stico a todos sus electores, incluyendo nombres y apellidos, fueran o no correligionarios radicales, hombres y mujeres, dirigentes vecinales, populares, de clubes deportivos, asociaciones campesinas, gremiales o jubilados. Esa condici贸n, natural o divina, le rentaban, por supuesto, las altas votaciones que siempre obtuvo para sostenerse en el solio senatorial. As铆 de simple, con el solo expediente de conocer el onom谩stico de los otros.  

Existen otros casos m谩s an贸nimos como nuestro querido amigo Fernando 鈥淥so鈥 Dom铆nguez, que entre clientes de m谩quinas agr铆colas, tractores, motores, y amigos por montones, invent贸 el eficiente expediente de saludar a todos, conocidos y no tanto como 鈥渉ola comparre鈥, sin dejar a nadie frustrado por alg煤n olvido. Todos quedan felices de que 鈥渙sito鈥 los recuerde tan amistosamente.

Imag铆nese el lector la situaci贸n en que nos encontramos los profesores con un interminable desfile de alumnos por nuestras aulas, lo que impide que identifiquemos a todos por su onom谩stico. En mis primeros a帽os de ejercicio docente, quise resolver esta inc贸moda situaci贸n, pasando la lista del curso con el n煤mero y sin nombre. Result贸 hasta que una jovencita me encar贸, expres谩ndome que ella era una persona con nombre, clausurando mi artilugio. El genial Ernesto S谩bato al referirse a su infancia en el pueblo de Rojas, provincia de Buenos Aires, se帽ala que 鈥渢odos se conoc铆an por su nombre, ninguno era una abstracci贸n.鈥 Pero, algo tan dif铆cil s贸lo se alcanza poseyendo ese don divino.

Martes, 26 Marzo 2013 11:40

El presb铆tero don Mart铆n

Aterrizar el pensamiento social cristiano de monse帽or Mart铆n R眉cker, primer obispo de Chill谩n (1924-1935), siempre ser谩 de inter茅s, pues deja una serie de lecciones, siempre vigentes. Don Mart铆n, como le llamaban, se hab铆a interesado en la doctrina social de la Iglesia, a partir de la Enc铆clica Rerum Novarum (Papa Le贸n XIII, 1891). As铆 lo hizo desde que lleg贸 a Chill谩n como gobernador eclesi谩stico (1924) por impulso vaticano y del arzobispo de Concepci贸n, Gilberto Fuenzalida. Pensaba conjugar la catequesis con las preocupaciones sociales, en un territorio altamente ruralizado.

Jueves, 14 Febrero 2013 18:31

Del pipe帽o con gusto a borra

Decano de la Facultad de Educaci贸n y Humanidades U. del B铆o-B铆o.
La historia de la vitivinicultura chilensis data de 1551, cuando el conquistador Francisco de Aguirre efect煤a la primera vendimia. La impronta es el vino de variedad tinta espa帽ola 鈥減a铆s鈥, negra, r煤stica, similar a la 鈥渃riolla mendocina y la misi贸n californiana鈥.

Jueves, 15 Noviembre 2012 17:12

Cincuentenario del Concilio Vaticano II

Se cumplen 50 a帽os del inicio del Concilio Vaticano II, convocado en 1959 e iniciado por el Papa Juan XXIII, el a帽o 1962. Este Pont铆fice renovador, buscaba 鈥淎ire fresco para la Iglesia Cat贸lica鈥.

Un siglo y m谩s atr谩s, se abr铆a un debate sobre la necesidad de promover inmigraci贸n de mano de obra.聽 Hoy, se actualiza, aunque en otro contexto.

Las leyes restrictivas reguladoras del comportamiento ciudadano, retrotraen 茅pocas indeseables del conservadurismo moralizante, apoder谩ndose del esp铆ritu del Estado. Era la 茅poca del 鈥減eluconismo鈥 y sus leyes constructoras del Estado Portaliano. Un gobierno ejecutivista de base militarista, replicado por el 鈥淧inochetismo鈥 y una, iglesia ultramontana, como poderes f谩cticos tras el trono.

Mi茅rcoles, 04 Abril 2012 05:52

驴Es p煤blica la educaci贸n municipalizada?

Ante la amenaza de la desmunicipalización, es importante reflexionar sobre si la educación municipalizada es realmente pública.

P谩gina 1 de 2