sábado 25 de octubre del 2014

Última carga01:59:27

Jueves, 05 Julio 2012 00:21

Chile al revés

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

Algo no está funcionando bien en nuestro país. Desde distintas realidades de nuestro sistema económico y social, como la disposición del sistema financiero a prestar plata a quién no la necesita o la admisión de postulantes que provienen de los estratos ABC1 a la educación pública gratuita de excelencia, por ejemplo, podemos observar como en Chile se han profundizado las contradicciones que sustentan el contrato social.

Para muestra, algunos botones:
En materia de salud, Chile cuenta con un sistema de salud privado que se esmera en generar una completa red asistencial y de hospitalización a pacientes sanos. En contrapartida, en el sistema de salud pública, los enfermos de gravedad deben agudizar su ingenio para mantenerse con vida mientras esperan pacientemente su turno de atención.
En materia de transporte el estado genera enormes esfuerzos para mejorar el transporte público, donde en el último tiempo ha presupuestado subsidio permanente por 740 mil millones de pesos al año para mantener la tarifa. Mientras tanto, la población rehúye el uso del transporte público evidenciado en el aumento del parque automotriz, el cual ha mostrado un crecimiento de un 60% durante los últimos diez años y, se proyecta, un crecimiento de 87% para los próximos 15 años.
En materia del sistema financiero, las familias de mayores ingresos, las cuales requieren con menor urgencia acceder al mercado financiero, acceden a tasa preferenciales de créditos con costos que no superan el 20% de Carga Anual Equivalente. Las familias de menores ingresos, las cuales requieren con mayor urgencia liquidez para financiar bienes y servicios de primera necesidad, obtienen préstamos con tasas que superan el 100% anual de carga Anual Equivalente.
En materia de riesgo de incumplimiento, mientras las familias de mayores ingresos extinguen las deudas de bancarrota en la liquidación de activos de sociedades conformadas mediante personalidad jurídica, las familias de bajos ingresos mantienen a perpetuidad los compromisos financieros de la bancarrota, aun cuando se liquide la totalidad del patrimonio de las personas naturales afectadas.
En cuanto a la acumulación de capital humano, mientras el país ha asignado importantes recursos a la educación superior formando un número creciente de profesionales universitarios, la industria encuentra una creciente dificultad para encontrar trabajadores de nivel técnico con alta especialización para el uso eficiente de las nuevas tecnologías.
En materia tributaria, la clase media profesional asalariada aporta generosos recursos al erario nacional a través del pago de impuestos. Este grupo de contribuyente, sin alternativas para deducir parte de la carga tributaria, enfrenta un escenario con cero retornos y/o participación de la red de beneficios que entrega el Estado.
En definitiva nos hemos acostumbrado a vivir en un “mundo al revés”, donde en muchas ocasiones es evidente la desconexión entre los servicios que el Estado provee a la población, con las reales necesidades que reclama y/o merece la comunidad. El centralismo que caracteriza la toma de decisiones del aparato público en nuestro país, ha contribuida a profundizar dicha brecha.

Información adicional

  • Puntúa este artículo: 1
Visto 4658 veces
Renato Segura

Economista
Director de Ingeniería Industrial · Universidad de San Sebastián 

Deja un comentario

(*) Información Obligatoria.

2 comentarios

  • Enlace al Comentario javier rozas Domingo, 08 Julio 2012 15:04 publicado por javier rozas

    muchas verdades, mejor dicho realidades del escritor y también del comentarista, pero el asunto es como resolver tantas falencias y con tantas variables. La respuesta, simple y concreta: EDUCACION y no a los semi-maduros o maduros, sino a los precoces abiertos y receptivos que en el futuro nos enseñaran a nosotros como hacer las cosas bien y donde el ciudadano es el mayor aporte, mas que demandar cada vez mas ESTADO y asistencialismo. Los mas viejitos ya no vamos a cambiar este país, ni tampoco los actuales jóvenes crecidos al amparo de idealismos tergiversados y caducos. Mantener lo que hay y tratar de mejorarlo, pero a los infantes de hoy, TODO EL APOYO posible para que sean el motor del futuro.
    Ellos sabrán de la responsabilidad individual, del aporte a la sociedad, del trabajo honesto y esforzado, de prevención en salud, alimentación.................. , donde el populismo no tiene cabida y la responsabilidad de cada uno es el centro de la sociedad.

  • Enlace al Comentario Camila Cro Viernes, 06 Julio 2012 14:33 publicado por Camila Cro

    Es lo que aqui dice y mucho mas!!, vivimos en un pais al reves y de mentira, una buena economia fantasma, cuando la gente en el extranjero escucha que es bonito, no se imagina lo que es enrealidad! en que pais desarrollado se puede ver tanta pobreza, tannto robo, tanta contaminacion, tanta venta de hierbas por decirlo bonito, y peor aun lo minimo que merece un ciudadano que es salud, es una pesadilla, mas aun para los que no tienen dinero por que a los que tenemos fonasa nos es un poquito mejor. Quiero decir tmb. que esto va a empeorar por que esta llegando mucho delincuente inmigrante y las adolecentes son insitadas a tener mas guaguas por tanto eso implica mas pobreza mas poblaciones y mas delincuencia. P.D. esta comprobado que la educacion gratis es la mas mala, en Argentina de 100 estudiantes terminan 15 la universidad y malamente. Solo por dar un ej. lo unico que logran es la desercion escolar y mas guaguitas, para muchos estudiantes las protestas son motivo de fiestas y no ir a estudiar, me lo han dicho muhas estudiantes que estudian, y piensan.