• Home
  • Ciudad
  • País
  • Política
  • Mundo
  • Blogs
  • Opinión
  • Economía
  • Deportes
  • Vida y Cultura

viernes 25 de julio del 2014

Última carga04:59:42

Sábado, 30 Junio 2012 17:14

Estado “nana” y ciudadanos interdictos

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Las leyes restrictivas reguladoras del comportamiento ciudadano, retrotraen épocas indeseables del conservadurismo moralizante, apoderándose del espíritu del Estado. Era la época del “peluconismo” y sus leyes constructoras del Estado Portaliano. Un gobierno ejecutivista de base militarista, replicado por el “Pinochetismo” y una, iglesia ultramontana, como poderes fácticos tras el trono.

La dictadura de Ibáñez reprimió torpemente la homosexualidad; en tanto que los militares pretendieron regular la vida ciudadana con leyes y decretos restrictivos de toda índole, como obligarnos a acostarnos temprano, o qué canal de TV sintonizar, sin aplicarnos tolerancia 0 de alcohol.

Esta tendencia paternalista subordina servilmente a los chilenos, con una tendencia gravemente constitucionalista de “una administración pública que adquiere capacidad legislativa y jurisdiccional que ha disminuido la trascendencia de los poderes constitucionales”; según Adolfo Ibáñez, hombre de derecha.

Así, el Congreso se enreda en la Ley de tolerancia 0 de alcohol en la conducción de vehículos, o se inhibe de tomar decisiones claras, argumentando falta de piso político. El ex canciller, Hernán Felipe Errázuriz escribió en El Mercurio: “Los sajones motejan de “nany State” al Estado que pretende controlar los adultos como si fueran niños de una guardería infantil.”

Está en la ley de tolerancia 0 alcohol o la “súper 8”, que buscan enseñar a los chilenos a beber y comer como si estuviéramos en una guardería infantil. Suma y sigue, con “Estadio seguro” que hace, agonizar el espectáculo futbolístico quitándole el alma misma; prohibiendo ingreso de bombos o paraguas, o bien, con una ley para penalizar las “funas”. ¡Por favor!

Los medios de comunicación insisten en “vendernos” las bondades de las leyes restrictivas, como por ejemplo, el descenso de los accidentes causados por consumo de alcohol, aunque los negocios nocturnos caigan en 50% sus ventas y tengan que despedir personal y en algunos casos bajar la cortina. Es una visión paternalista sin sopesar los riesgos futuros. Se ha desconsiderado de que somos un país democráticamente bueno para el trago. Tanto restringimos el consumo de drogas que ahora encabezamos el tráfico y consumo de cocaína y marihuana. El 96% de los conductores “pagan el pato” por un 4% de borrachines. La contribución del alcohol al riesgo vial puede inducir a una ilusión. Sería lamentable que pensáramos que con una ley impediríamos el consumo de alcohol. Recuérdese la “Ley Seca” en los Estados Unidos.

El conflicto es entre la tolerancia 0 de alcohol para conducir y el comportamiento de una sociedad democráticamente “alcoholizada”. ¿Quién no ha sentido el peso moral después de una jornada que los hace sentir deliciosamente embriagados?

El sacerdote y crítico literario Emilio Vaisse, almorzó un día con el Dr. Fernández Peña, presidente de la Liga Antialcohólica Española, pasando luego a casa de su amigo el Dr. E. Laval, diciéndole “tengo una terrible indigestión de agua; vengo de almorzar con el Dr. Fernández Peña.”

 

Información adicional

  • Puntúa este artículo: 1
Visto 5651 veces
Marco Aurelio Reyes Coca

Profesor de Estado en Historia, Geografía y Educación Cívica de la Universidad de Chile, y Magíster en Educación de la misma Universidad.

Actualmente es Directivo de Educación Superior, Decano de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío.

Deja un comentario

(*) Información Obligatoria.

3 comentarios

  • Enlace al Comentario Ricardo Ernesto Ribbeck Vejar Martes, 03 Julio 2012 12:57 publicado por Ricardo Ernesto Ribbeck Vejar

    FELICITACIONES Don Marcos:
    A mis conciudadanos que diferente piensan, solo sugerirles, ........ que a fin de ampliar horizontes, lean la obra de Johann Wolfgang van Goethe...."el mas grande hombre de letras Aleman......." , titulada, EL CONDE EGMONT, ( + 1568, Bruselas) basada en un hecho real ,de la cultura flamenca, en los paises bajos .......musicalizada por Ludwing van Bethoven...en su pieza, EGMONT, obertura, opus 84, los tres puntos, el hecho, la obra y la pieza, configuran, un monumento a la libertad, a la legitimidad y la tolerancia entre las personas que piensan distinto.

    En 1947, sobre las ruinas de Berlin, el maestro gitano, Sergio Celibidache, ( una de las razas perseguidas) dirigio la orquesta en una de las mas sentidas interpretaciones, de la musica y lo mejor del Espiritu Libre Universal.

    EGMONT, representa y muestra lo mejor de la libertad individual, representado hoy como ayer, en sus leyes y costumbres, por Holanda y Belgica. Que ojala mas luego que tarde, en estos procesos de desarrollo, lleguen a los paises, que aspiran como ellos, a ser DESARROLLADOS.

    Sin ninguna mala onda y en el mejor Espiritu del sano convivir.
    Ricardo Ribbeck Vejar

  • Enlace al Comentario la verdad os hará libres Martes, 03 Julio 2012 10:08 publicado por la verdad os hará libres

    ESte señor es una vaca sagrada le ha chupado la tetas a la UBB hace ya medio siglo, estoy seguro que escribe en la discusión porque es masón o rotario o amigo del gerente

  • Enlace al Comentario javier rozas Sábado, 30 Junio 2012 18:57 publicado por javier rozas

    No se si el Sr. que escribio este articulo conoce muy bien a los chilenos, encontrando nuestras cualidades sociales y comunitarias muy en el fondo de lo que realmente somos o de frenton no nos conoce. Yo no rebusco demasiado, es cosa de ver el diario vivir para darnos cuenta de nuestras cualidades y lo que necesitamos como marco de sociedad y no tengo ninguna duda que somos hijos del rigor, poco medio o mucho, pero si algo necesitamos de eso. Algun dia cuando las futuras generaciones tengan otros valores y comportamiento quizas nos acerquemos a otras sociedades civilizadas, aunque no por ello existirá el libertinaje. Se me olvidaba, muchas normas estrictas o muy restrictivas que se han aplicado en este país son por un periodo y contexto y obedecen a una situación determinada, pero cuando se explican se generalizan cayendo al inmerecido descrédito. El toque de queda, sinceramente Sr., no creo que fue implementado para toda la vida.................