miércoles 27 de agosto del 2014

Última carga10:08:14

Lunes, 25 Junio 2012 16:41

Sueldo mínimo, lucro en la educación e incertidumbre

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Escribo esta columna mientras economistas, políticos y lobistas buscan llegar a un acuerdo para legislar respecto del salario mínimo en nuestro país, esto porque el primero de julio de cada año se establece la cifra que será referente para empleadores públicos y privados respecto del valor del ingreso mínimo mensual de los empleados entre 18 y 65 años.

El debate está en curso, y obviamente es de interés de una gran mayoría. Dicho interés es mayor si lo relacionamos con la percepción de desigualdad de nuestra población respecto de la distribución de la riqueza, pues, aunque internacionalmente parezcamos que hemos crecido enormemente en los últimos 30 años, con un PIB per cápita al nivel de los países desarrollados (OCDE), no es un misterio que el bienestar social se encuentra en los niveles más bajos.

Por otra parte, los chilenos, según estadísticas de la OCDE, somos los que mundialmente estamos dispuestos a pagar más por educación. Esto no es raro, si constantemente se plantea a la educación como “motor” de movilidad social.

Sin ir más lejos, la creciente oferta de educación en universidades privadas, las que, en muchos casos igualan aranceles con las universidades públicas, pero, claramente no preparan al estudiante para que dicho “motor” funcione, sino que suman, a su ya empobrecida situación, una mochila de millones a pagar en un futuro.

Un estudio reciente demuestra que existen ciertas carreras que cobrando un altísimo arancel a sus estudiantes, no aseguran a éste, que una vez egresado, alcance a cubrir con sus ingresos como profesional ni siquiera el costo de su educación.

Claro ejemplo de que el “motor de movilidad” no sirvió pues el mercado no está dispuesto a pagar por su formación profesional, las explicaciones a situaciones como ésta, por parte de las universidades, “que la cuna es referente al momento de emplearse”, “que el mercado está saturado”.

A mi parecer, el problema del salario mínimo, el valor asignado a la educación (por parte de los empleadores) y la relación con la incertidumbre en la economía mundial, se entrelazan de una manera tal que, no es posible pensarlos individualmente y no considerar que el tema da para mucho más que una semana.

Leí en las redes sociales una opinión particular “Quizás si el salario de nuestros honorables estuviese expresado en sueldos mínimos, teniendo un tope, ellos estarían dispuestos a legislar en serio”.

Personalmente creo que en la mesa de discusión deben sentarse el gobierno, los técnicos, los trabajadores y el empresariado, no en una semana, ni en una sesión express que dure hasta las 3 de la mañana, sino en un tiempo suficiente para pensar, y reflexionar en ¿cómo queremos subsistir en el tiempo? entregando a cada quien un valor justo por su trabajo, su esfuerzo al educarse y a su vez distribuyendo las enormes riquezas que mundialmente pregonamos tener.

Una discusión larga, pero que con altura de miras, podemos solucionar.

Información adicional

  • Puntúa este artículo: 1
Visto 5773 veces
Gloria Hormázabal Pérez

Ingeniero Comercial - Magíster en Finanzas
Académico Escuela de Administración y Negocios · Universidad de Concepción

Deja un comentario

(*) Información Obligatoria.

1 comentario

  • Enlace al Comentario javier rozas Sábado, 30 Junio 2012 18:44 publicado por javier rozas

    Cuando leo algunos comentarios y expresiones, como en este caso sobre el salario mínimo, la primera pregunta que me hago es cuantos trabajadores tiene el comentarista, que nota le coloca a sus trabajadores, que margenes tiene la actividad comercial que realiza, cual es el tiempo de ausencia de sus trabajadores.................luego discutamos. Hay trabajadores que no se merecen mas que el SM (no precisamente por su nivel de capacitacion), y otros mas que el SM, y ellos, a mi juicio, dejan de ganar el mínimo y pasan a un honorario superior por su eficiencia y calidad. La persona cuando decida trabajar con perseverancia, dedicacion y voluntad, dejara en ese minuto de ganar el SM y se le habriran las puertas donde quiera. Cuidado con fomentar aun mas aquellas caracteristicas tipicas del chileno......................... no las voy a nombrar.