martes 21 de octubre del 2014

Última carga09:19:14

Subsidio “Chao Suegra” ¿solución o medida cortoplacista?

Valoración del Usuario:  / 1

650 son los cupos para la región del Bío Bío y 10.029 los hogares de allegados

Con la promesa de ayudar a la clase media y emergente, el gobierno anunció con bombos y platillos el subsidio de arriendo “Chao Suegra”, que busca ir en auxilio, específicamente, de sectores jóvenes y vulnerables que viven de allegados en casa de familiares, amigos o conocidos.

Como toda ayuda estatal, el postulante debe cumplir ciertos requisitos, tales como tener entre 18 y 30 años, un puntaje en la Ficha de Protección Social menor a 13.484 puntos, además de tener un ahorro de 4 UF (unos 93.904 mil pesos), estar junto a un conyuge o hijo como mínimo, y no superar las 25 UF (unos 586.900 mil pesos) como ingreso familiar.

Si llega a superar todas las etapas, recibirá unos 70 mil pesos para un arriendo que no puede superar un total de 200 mil, y según el gobierno de Sebastian Piñera podrá decir “Chao Suegra” y tener una vida independiente. El subsidio tiene un plazo de cinco años, los 3 primeros con el monto inicial y luego, al cuarto año variará a unos 58 o 60 mil pesos.  Ahora bien, a nivel nacional en el primer llamado son 5 mil cupos, y para Bío Bío son 650 según la resolución 9322. A raíz de un estudio de Vivienda y Barrio que tiene publicado en la página web del Ministerio de Desarrollo Social, los hogares allegados en la Octava Región, se estiman en 10.029 y los núcleos allegados hacinados llegan a los 23.644.

Realizando una cuenta simple, y como los vacantes del subsidio son regionales y llegan a 650, quedarían 9.379 hogares sin solución. En el caso de Chillán serían apróximadamente unos 200 los seleccionados. Entre los posibles postulantes  y una realidad constante, se encuentra el chillanejo Felipe Suazo, quien no tenía conocimiento del subsidio hasta esta entrevista. Vive con su señora y su pequeño hijo en la casa de sus padres, pero le faltan “las lucas” para independizarse, aunque es una de sus conversaciones frecuentes con su mujer.
Ante la pertinencia del subsidio como solución, LA DISCUSIÓN preguntó a las autoridades correspondientes sobre la ayuda, tomando en cuenta los datos. El Seremi de Serviu, Rodrigo Saavedra, enfatiza que “hay que entender que en los casos de las políticas habitacionales no son absolutas e inmediatas. Este es un gran paso, porque no teníamos nada. Como pasaba dos años atrás, no había ningún tipo de subsidio de ayuda a la clase media, sin duda que en la clase media hay muchas personas que necesitan el aporte y abviamente nos encantaría tener recursos para darle solución a todos, pero hay que entender que eso es imposible” indicó. Considerando los números, manifiesta que “efectivamente si aquí hay 10 mil personas que viven en esta condición, que hoy tengamos un programa que empiece a dar una solución concreta, es un avance, a no tener nada.

Siendo más crítico que las autoridades de gobierno, el Senado Víctor Pérez (UDI), manifiesta su malestar en cuanto considera estas ayudas estatales insuficientes, indica que “a esas personas (allegados) hay que erradicarlas, por lo tanto aplicar solo subsidios de este tipo, sería un espejismo.  Esto, porque tienen que ir en ayuda con proyectos de erradicación, y esos están avanzados. Por lo tanto, estos subsidios sin proyectos de erradicación, reitero, son un espejismo”.

comments
       Noticias Relacionadas
JA Teline IV
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones