• Home
  • Ciudad
  • País
  • Política
  • Mundo
  • Blogs
  • Opinión
  • Economía
  • Deportes
  • Vida y Cultura

sábado 20 de septiembre del 2014

Última carga04:42:58

Sábado, 05 Noviembre 2011 18:59

Nuestra Catedral, ícono del Bicentenario

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

Hoy, domingo 6 de noviembre de 2011, en una sencilla, pero significativa ceremonia, nuestras autoridades instalarán una placa al interior de nuestra Catedral de Chillán, dejando memoria de que nuestro templo principal fue elegido como el ícono regional del Bicentenario. La misa del mediodía, de clausura de la visita del nuevo nuncio apostólico, Ivo Scapolo, a nuestra Diócesis y la celebración de los 40 años desde las primeras ordenaciones de diáconos permanentes, le dará una solemnidad especial que ciertamente se merece.

Junto con ser el ícono de la Región del Bío Bío, la Catedral es el templo madre de la Diócesis. El nombre “Catedral” deriva del hecho que, desde los primeros tiempos de la iglesia, el obispo preside el “presbiterio” y la asamblea desde un sitial con el nombre de “cátedra”.
El templo que hoy admiramos es creación del arquitecto chileno Hernán Larraín Errázuriz quien, atendiendo el llamado de su tío, el entonces obispo de Chillán, Jorge Larraín Cotapos, a cuyo mérito debemos sumar el impulso decisivo de monseñor Vicuña, quien llevó a término los trabajos, consagrando la Catedral el 15 de octubre de 1960.
Enteramente de hormigón armado, sus finas terminaciones llevan los materiales más puros y de gran belleza: mármol, granito, cobre, aluminio y cristal, que son testimonio del amor y esfuerzo con el que se levantó este templo. Su figura supera los moldes clásicos; sin columnas, naves, capillas, torres o campanario, es una sola y gran nave de 20 metros de ancho por 52 de longitud. Con sus 20 metros de altura, muros dispuestos en línea irregular, gracias al levantamiento en once arcos parabólicos que sostienen la enorme bóveda, destaca su esbeltez, soltura y sobriedad. La elevada bóveda parabólica envuelve en su quietud un hondo simbolismo: dos manos alzadas al cielo con sus dedos uniéndose suavemente, en actitud de humilde súplica y ferviente oración.
Al ingreso, enmarcando el amplio atrio, destaca el impresionante mosaico, del artista Rubio Dalmati, mientras, a unos pasos, se levanta la Cruz Monumental de 36 metros de altura, erigida en memoria de las víctimas del gran terremoto de 1939, cuya sangre se amalgama a la derramada por tantos patriotas y servidores públicos de esta noble tierra de Ñuble. Su hermoso carillón, estos días, parece llamarnos a no olvidar su restauración, aún pendiente.
Los símbolos identifican a los pueblos y les permiten mantener viva su historia y tradición. Por eso, la Iglesia Católica no escatimó sacrificio alguno para restaurar la Catedral, tan dañada después del terremoto de febrero del año pasado.
Hoy ha llegado la hora para que toda la comunidad aporte para la restauración de la Cruz Monumental y haga esfuerzos para nuestra Catedral, ícono del Bicentenario, se vea definitivamente limpia de la contaminación visual que la ahoga. Más allá de lo concreto que representa la Cruz Monumental, asumamos que ella se levanta como una invitación de parte de Dios para cultivar la unidad, en medio de nuestra diversidad, en Ñuble y en nuestra ciudad de Chillán.

Información adicional

  • Puntúa este artículo: 1
Visto 29770 veces
Monseñor Carlos Pellegrin

Entró a la S.V.D y desde 1978 hasta 1980 realizó estudios de Filosofía, como miembro de la Congregación del Verbo Divino, en el Seminario Pontificio Mayor de Santiago. Entre los años 1981 y 1985 hizo estudios teológicos en el Instituto de Misiones de Londres, anexo de la Universidad de Lovaina.

El 25 de marzo de 2006 el Santo Padre Benedicto XVI lo nombró Obispo de San Bartolomé de Chillán, para suceder a Monseñor Alberto Jara Franzoy que había presentado su renuncia por razones de edad.

Monseñor Carlos Pellegrin asume la Diócesis de Chillán a los 47 años, el sábado 29 de abril de 2006, con el deseo de servir a esta Iglesia Diocesana con todo el corazón, en el espíritu de Jesucristo nuestro Señor y fiel a las enseñanzas de la Santa Iglesia.
El Obispo de Chillán, monseñor Carlos Pellegrin Barrera el año 2007 fue electo presidente del Área de Educación y miembro de la Comisión Pastoral (COP) de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh). Asimismo, fue electo Presidente de la Organización Internacional de la Educación Católica (OIEC).

Deja un comentario

(*) Información Obligatoria.

       Noticias Relacionadas
JA Teline IV
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones