Close
Radio Radio Radio Radio

Grúa pluma vuelca y aplasta al operario que la manejaba vía remota

Mauricio Ulloa

Una grúa que debió pedirse a Concepción fue la única opción que las autoridades policiales y fiscales visaron para poder realizar el levantamiento de una grúa giratoria del tipo pluma, que estaba volcada en el interior de una obra ubicada en calle Gamero, donde se construyen torres de departamentos.

Esto, para poder rescatar el cuerpo de Luis Suazo Segura, de 57 años, el operador de esta máquina, quien fue aplastado por el armatoste de alto tonelaje, falleciendo de manera instantánea.

El accidente, cuya mecánica está siendo investigada por peritos de la Policía de Investigaciones con su Brigada de Homicidios, se registró pasada las 17 horas de ayer, y según los primeros antecedentes que fueron recogidos por el fiscal de turno, Juan Rohr, “el operador de la grúa la estaba operando de manera remota pero al pie de la grúa, y aparentemente por un exceso de peso o alguna mala maniobra, se habría volteado cayendo sobre el operario, provocando la muerte de éste”.

El propio fiscal hizo presente que por el peso de la máquina, “resulta altamente complejo el levantamiento del cuerpo para su posterior traslado al Servicio Médico Legal”.

Por esta razón se tuvo que solicitar maquinaria a la capital de la Región del Biobío, para que se pudiera levantar la grúa volteada y retirar al trabajador fallecido.

De hecho, la llegada de la máquina se esperaba para cerca de las 22 a 23 horas de anoche, puesto que por las dimensiones y el peso de ésta, su propio traslado interregional no era tan expedito como el de un vehículo cualquiera.

El trabajo de su vida

Ya pasada las 18 horas, la familia de Luis Suazo, estaba en el lugar. En primera instancia sólo se permitió el acceso a su esposa y a su única hija, de 23 años. Mientras que los otros familiares aguardaban por noticias, aún desconcertados y evidenciando una enorme incertidumbre, en las afueras de la obra a cargo de la empresa constructora Alcorp.

Uno de ellos, Enrique Araya, explicó que supieron del accidente, primero por las redes sociales. “Obviamente, nos preocupamos porque sabíamos que Luis estaba trabajando acá, así que llamamos a unos conocidos que trabajan en la obra y nos dijeron que al parecer la persona accidentada era operario de pluma. Y ahí, llamamos de inmediato a la esposa de Luis, y ella no sabía nada”.

Conforme a la familia, Luis Suazo acumulaba décadas de experiencia como operador de grúa pluma, y llevaba años trabajando para Alcorp.

“Cada obra que hacían, lo llamaban a él siempre. Estuvo trabajando ahí en el edificio del Poder Judicial, también, pero él además estuvo en obras en varias ciudades del norte de Chile. La verdad es que apenas se casó empezó a trabajar como operario, y casi no había momento en que estuviera sin pega”, añadió.

Es más, de acuerdo a Angélica, otra de sus familiares, “él estaba feliz porque pese a que estamos en pandemia y son pocos los que pueden seguir trabajando, él sí tenía trabajo”.

La PDI se mantuvo hasta avanzada la noche realizando empadronamientos, fijaciones fotográficas, mediciones y todo tipo de peritaje, no solo para descartar intervención de terceros en la muerte del operario, sino para poder establecer a ciencia cierta si este accidente se produjo por una mala maniobra, por fallas mecánicas o por errores en los protocolos de seguridad.

“Él estaba trabajando mucho porque quería comprarle un auto a su hija, que está estudiando Educación Parvularia, en los últimos años de la carrera. Siempre se esforzó para eso, para poder sacar a su niña adelante”, explicó Enrique. 

La víctima fatal tenía domicilio en la villa Ríos del Sur, de Chillán.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/