Close
Radio Radio Radio Radio

Fiscalía: este año se duplicaron asaltos con armas de fuego

Agencia Uno

El “status” delictual y sus respectivos laureles carcelarios son una de las principales tesis que las policías y el Ministerio Público a nivel nacional, manejan para tratar de explicar un fenómeno que, pese al peligro que conlleva, pareciera estar en una irrefrenable escalada: el aumento de tenencia y utilización de armas de fuego por parte del hampa.

Fenómeno del que Ñuble no es la excepción.

Así lo establece el fiscal Álvaro Hermosilla, jefe de la unidad de Análisis Criminal del Ministerio Público Regional, quien explicó que si por un lado la tasa de delitos cometidos en la región en lo que respecta a robos con intimidación y robos con violencia, presentan una leve disminución entre marzo y septiembre de este año, respecto al mismo periodo del 2019, “los casos en que se utilizaron armas de fuego subieron de 34 el año pasado, a 59 este año, sin contar los delitos de homicidio, solo los de robo”.

Si se considera que en 2019 se denunciaron 256 robos violentos entre marzo y septiembre, contra 248 casos en el mismo periodo de este año, entonces se desprende que la utilización de armas de fuego subió de un 13 a un 24%.

Una alerta que atender

A esta estadística se debe agregar que mientras que en 2019 en esos asaltos con armas de fuego, estas no se utilizaron sino como sola forma de intimidación, este año se constató que en cinco oportunidades los delincuentes sí dispararon.

El fiscal Hermosilla destaca como ejemplo el asalto a mano armada que se registró en el Supermercado La Torre, en julio pasado, hecho que quedó registrado en un video captado por las cámaras del local.

“Si lo pensamos ese es un tipo de delito muy inusual para Chillán y la Región de Ñuble, pero luego observamos lo mismo en el robo a un camión de la empresa Pipau, luego a otro de la Coca Cola, a un chofer de la Línea 4 y, esa misma noche, a un peaje. Y en todos se usaron armas de fuego. Y es por esos hechos que decidimos hacer un análisis focalizado y la conclusión es que hay una actitud más resuelta de los delincuentes y eso es una alerta de la que tenemos que hacernos cargo”, estableció el persecutor.

Faltaba, sin embargo, entender por qué, si conforme a las denuncias hechas en Ñuble, los robos con violencia e intimidación bajaron; estos ahora implican armas de fuego y no solo cuchillos.

“Esa pregunta también nos la hicimos, y a la conclusión a la que se llega es que hoy por hoy el delincuente que usa armas blancas pierde estatus en su ambiente, y por esa razón hoy hay mayor interés por conseguir armas de fuego, lo que se está haciendo a través de robos, principalmente en sectores rurales”, añadió.

533 armas irregulares

Un trabajo realizado por el Ministerio Público y las policías en 2019 permitieron que se incautaran 77 armas de fuego en las comunas de Chillán, Bulnes y San Carlos.

Armas cuyos dueños figuraban como fallecidos y sin que se actualizara su regularización por parte de sus deudos.

Este mismo foco de investigación fiscal permitió determinar que, en las otras 18 comunas restantes de Ñuble, existen 533 armas que están sin regularizar debido a la misma situación.

“En general son armas antiguas, de bajo calibre o escopetas, que pretendemos que se incauten o regularicen. Afortunadamente, no hemos detectado armas de alto calibre en Ñuble”, concluyó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/