Close
Radio Radio Radio Radio

Felipe Harboe deja el Senado para postularse a la Convención Constitucional por Ñuble

Mauricio Ulloa

Este lunes, el aún senador por Ñuble, Felipe Harboe Bascuñán, mochila al hombro tomará el tren en la Alameda con destino a Chillán. El viaje, del todo simbólico, marcará un giro de 180 grados en la vida política del abogado del PPD, quien llegó a la Cámara Alta en marzo de 2014, de la mano de la entonces circunscripción Octava Cordillera.

“Dejaré el Senado tras casi siete años y me inscribiré como candidato del PPD a la convención constitucional por Ñuble el próximo 11 de enero”, detalló el parlamentario, quien tras un profundo proceso de reflexión personal y familiar, decidió darle un vuelco a su vida política.

“Si el Servel acepta mi candidatura, lo que debiera ocurrir el día 15 de enero, automáticamente ceso en el cargo de senador y me convierto en el ciudadano y abogado Felipe Harboe, alguien común y corriente sin ningún tipo de cargo”, aseveró.

“Es un acto de despojo de poder, de renuncia a un sitial de privilegio y a una reelección que según los números de las encuestas, era bastante tranquila. Confío en que lograré instalar el mensaje del porqué tomo esta decisión, sé que algunos me criticarán siempre, pero la pregunta es: ¿Cuántos renuncian a una posición de poder y de reelección segura, por irse a algo en que ganará mucho menos, y va a ser mucho más peleado? Espero contribuir humildemente a tener más personas electas en la lista, sería importante para el territorio, porque así como desde el Senado logramos crear la Región de Ñuble, desde la Constituyente podríamos establecer un sistema de dignidad para las regiones, en que finalmente el poder se distribuya entre ellas y no todo dependa de Santiago. Mientras más representantes tengamos, y más capacidad de acuerdos políticos logremos, bienvenido sea”, sostuvo.

-¿Ir a la Constituyente por Ñuble tiene un significado especial? Porque podría haberlo hecho por la Región Metropolitana…

-Yo tomé un compromiso político con Ñuble. He intentado hacerlo bien, no exento de errores, no hay una escuela para ser senador y yo he cometido errores. Pero nadie puede decir que no hemos representado los intereses de Ñuble ante los diferentes gobiernos: en los cuatro años de Bachelet logramos transformar a Ñuble Región en la Región de Ñuble; instalamos la necesidad de levantar un nuevo hospital, y se está construyendo, será el más grande del sur de Chile; logramos que fuera preocupación principal el Punilla, si bien hubo problemas después, la decisión política se instaló; hemos ayudado a atraer inversiones, y más allá de las diferencias políticas que pueda tener con el actual gobierno, creo que hemos sido una oposición bastante constructiva y leal. Creo que también he aportado al debate, lo he dicho siempre, mi compromiso con Ñuble se mantiene intacto, yo no vine de paso para hacer carrera y después saltar a una senaturía en Santiago, muchos han especulado con eso, pero no. Tengo encuestas muy positivas hoy para ser candidato en Santiago, pero no está en mis planes. Mi compromiso es con Ñuble, y así como llegué desde afuera y la región me fue conquistando, sería súper bueno seguir en esta representación. Creo tener la experiencia para sacar acuerdos y representar el sentir de la región en la convención constitucional.

-¿Fue el estallido social de octubre de 2019 el hecho que motivó este vuelco en su vida política?

-Sí, para mí el 18-O fue un momento de profunda reflexión y de tristeza al ver cómo algunas personas destruían el capital público que le sirve a quienes tienen menos, lo que me llevó a reflexionar respecto del porqué había tanta gente dispuesta a destruir su propia ciudad, y esto tiene que ver con que siente que este sistema la agrede. Fue un mensaje muy fuerte, y cambió mi percepción de cómo tenemos que hacer las cosas. Por eso me empeñé en darle una salida institucional a la crisis que estaba viviendo el país. Yo no voté por Piñera, creo que lo ha hecho muy mal, pero no estaba disponible para que por la vía de la violencia se sacara a un Presidente de la República legítimamente electo. Lo que logramos el 15 de noviembre de ese año fue precisamente un desprendimiento de poder y no fue fácil, ni siquiera en nuestro sector. Había algunos dirigentes que no estaban disponibles para que tuviésemos una asamblea constituyente, querían que la misión recayera en el Congreso. Pero las circunstancias cambiaron, y el acuerdo del 15-N fue el primer despojo de poder, en que la política entrega su poder de decisión a los ciudadanos. Convencer a la derecha y a algunos de los nuestros no fue fácil, pero quedó demostrado que era el camino correcto. En ese momento cambió también mi forma de ver mi rol en la actividad política. Parafraseando a Winston Churchill, “este no es un momento para ser importante, sino para ser útil”. Yo renuncio a la importancia que significa estar en el Senado, y me voy para ser útil a mi país y aportar en una misión de acuerdos, de capacidad, de técnica y de conocimiento durante más de 11 años en las comisiones de Constitución de la Cámara y el Senado, y de haber hecho clases de Derecho Constitucional. Es una oportunidad para dejar una huella en este nuevo Chile que hay que construir. Lo que nos estamos jugando en la convención constitucional no son cuatro años de gobierno, sino los próximos 30 ó 40 años de nuestra sociedad.

-¿Ve posible una lista unitaria de oposición como han planteado varios sectores?

-Yo habría esperado eso, pero hay que ser realistas. Tenemos dos elementos que nos separan. El PC ha tomado un camino completamente distinto cuando llama a rodear la Constituyente y su concepción valórica de la democracia es distinta, desde el momento que valida a Maduro o a Cuba; y está la aritmética electoral, porque a diferencia de la derecha, en Unidad Constituyente somos seis partidos. Si sumamos al Frente Amplio, son cinco o seis más, y con un sistema electoral de N+1, no da el ejercicio electoral de que todos tengan representación en cada uno de los distritos del país.

– ¿Cómo recibió el PPD esta decisión de no ir a la reelección senatorial?

-Primero, esto fue una decisión familiar, porque es una decisión de vida. Yo he estado en política desde antes de casarme y tenía la opción de estar ocho años más allí, en una zona de confort. Y tomé la decisión pensando en que los trabajos no son para estar cómodo, sino para servir, y hoy creo ser más útil en esta instancia decisiva para el país. Con el PPD tuve la oportunidad de conversar largamente con Heraldo Muñoz, quien se sorprendió de la disposición de estar disponible para despojarse del poder y volver a las bases, al terreno, y volver a discutir los temas de fondo. Valoró este “sacrificio”, tenía a mano las encuestas, y si bien nunca he sido muy cercano a él, fue muy llano y reconoció mi decisión. Eso sí, me dijo que le preocupaba que el partido perdiera un senador de alta densidad política, pero le contesté que uno no es imprescindible, es reemplazable. Sí le manifesté que como condición, en mi reemplazo asuma alguien que haya trabajado en la región, porque a diferencia de años anteriores, el PPD está hoy instalado en Ñuble, con muchos candidatos a alcaldes, concejales y cores, lo que habla de un proyecto político no individual, sino colectivo, formando nuevos cuadros. Espero que la directiva valore eso, y coloque a alguien, ya sea en la senaturía o en la diputación, en el evento que se plantee así, a alguien que haya trabajado en nuestro equipo.

-Al plantear que un diputado(a) podría reemplazarlo, la única opción local sería Loreto Carvajal. ¿Ella asumiría la senaturía?

-Son públicas nuestras desavenencias en muchos temas, pero en esto, y es parte de la reflexión post estallido social, uno no puede sentirse dueño de los cargos, y creo que si ella fue elegida diputada por la ciudadanía, tiene el primer derecho, eventualmente, a reemplazarme como senadora, y en eso yo no me voy a perder un minuto. Si ella decide aceptar el desafío, y eso es algo que deberá ver la mesa nacional, obviamente acá hay un equipo constituido y veremos qué pasa con la diputación. Hay gente en nuestro equipo con las capacidades y la disposición. Ahora, en la Constituyente creo que hay que abordar el tema de los reemplazos, para que las vacancias parlamentarias se decidan en una elección complementaria, porque la ciudadanía tiene el derecho a elegir. Le he planteado al PPD que lo ideal sería que el o los reemplazos estuvieran definidos antes del 11 de enero, y ese fue el compromiso del presidente del partido.

-Justo en un momento en el que en el PPD se abrió la cancha para definir al precandidato presidencial vía primarias, no estará su nombre, que desde hace tiempo sonaba entre los “posibles”. ¿Tiene que ver con que ya había decidido ir a la Constituyente, o nunca ha estado en sus planes ser candidato presidencial?

-Mi respuesta es humanamente muy honesta, y políticamente incorrecta. El remezón que me provocó el 18-O me hizo pensar en la necesidad de entender que hay ciertas prioridades en la vida, y hoy mi interés no es ser importante o satisfacer mi ego levantando una candidatura presidencial, sino más bien ayudar a que Chile sea un país más inclusivo, y mi percepción es que eso no pasará por un próximo gobierno, sino por la Constituyente. Durante muchos años yo quise ser candidato presidencial, y creo que hoy estaba bastante cerca, porque las encuestas son buenas, más en el mundo independiente y ciudadano que al interior de los partidos. Pero tengo 48 años, y lo que hoy abro es un camino hacia la Constituyente y después se verá. No tengo apuro ni ambición para enfrentar un proceso como ese, y creo que humildemente puedo aportar mucho más desde la Constituyente para sentar las bases de una democracia nueva, inclusiva, territorial, pluricultural, más que estar intentando una campaña presidencial. Por lo demás, me parece un despropósito que se hagan primarias en enero, cuando la prioridad debe estar en las municipales y en la Constituyente. Esto debiera ser en abril o mayo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/