Close
Radio Radio Radio Radio

Familia de Ninhue cumplirá 18 días buscando a hermana

Carolina Fuentes Bustos llegó a mediados de junio, desde Santiago hasta Lircay, en Ninhue, donde reside parte de su familia, luego de perder su trabajo como asesora del hogar debido a la pandemia del coronavirus.

Diez días después, esta mujer de 42 años, madre de dos hijos de 17 y 22 años de edad, de más de 1.70 de estatura y de contextura mediana, comenzó a ser buscada por Carabineros y por la PDI.

Fue exactamente el 25 de junio que su familia realizó una denuncia por presunta desgracia, en el retén de Carabineros de Ninhue, ya que el día anterior salió desde su casa para juntarse con un amigo, con quien “al parecer tenían onda”, comentó su hermano, Osvaldo.

Lo último que supieron de ella fue que se habían ido en el auto particular de él hasta el sector de Reloca, en donde estaba encargado de una casa, “y luego nos dijo que él la había ido a dejar al terminal de buses de Chillán, porque ella se iba ir a Santiago, y de ahí no hemos vuelto a saber de ella”.

Si de algo están casi seguros es que “a su casa, en Santiago, no llegó. Esto lo digo porque si bien ella anda con el celular apagado desde ese día, nuestra familia ha hablado con sus hijos que viven allá, y también están preocupados porque la Caro no ha vuelto”.

Piden revisar cámaras

Katherine, hermana de Carolina, dice que ella había venido esa semana al sector de Lircay “porque íbamos a vender una camioneta y parte de la plata era para ella. Y fue precisamente ese amigo con el que estaba saliendo, el que nos llevó y nos trajo de vuelta después de hacer los trámites”.

Sin embargo, ese dinero, que ya estaba en su poder, también desapareció.

“Son muchas las cosas raras que nos hacen sospechar que algo le pasó o que algo le hicieron. Porque si bien ella andaba con depresión y tomaba pastillas, nunca jamás se había desaparecido, y menos ahora que con esa plata tenía pensado arreglar algunas cosas personales”, explica.

También descartan el que esté en casa de alguna de las muchas amistades que Carolina tiene en la zona, porque “les hemos ido preguntando y nadie sabe nada”, aclara.

Sin embargo, los rumores de personas que dicen haberla visto, o incluso que escucharon una discusión y gritos en la casa de Reloca en la noche que desapareció, “también nos han llegado, pero puros comentarios así, no más, nada real ni concreto”.

Lo único que Carabineros maneja es la declaración del amigo que asegura haberla ido a dejar al terminal.

“Pero si eso es cierto, lo que pedimos a la policía es que revisen las cámaras de seguridad del terminal. Si la fueron a dejar, o si ella siquiera entró al terminal, esas imágenes deberían estar, pero por el momento no tenemos nada”, se lamentó Katherine.

Finalmente, la hermana explicó: “tengo entendido que los planes de Carolina eran venirse a vivir acá a la zona, al parecer con esta persona, con quien ya habían tenido una relación antes. También sé que ella se lo había comunicado al papá de sus hijos. Con el había terminado hace mucho tiempo, pero siguen casados legalmente e incluso todavía vivían juntos”.

El último día que la vieron, Carolina Fuentes Bustos vestía un chaleco a rayas y jeans.

Menos denuncias este año

Las denuncias por presuntas desgracias han sido más de un 60% menos recurrentes este 2020, que en el primer semestre del 2019.

Hasta julio del año pasado, que no contaba con las restricciones de movilidad causadas por el Covid-19, las denuncias por personas extraviadas, en su mayoría niños, ya habían superado los 200 casos, mientras que a la fecha, la cifra es de 92 personas, y de ellas, solo Carolina Fuentes Bustos sigue son paradero conocido.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/