Close
Radio Radio Radio Radio

Experto por restricción vehicular: “Puede ser contraproducente”

Cristian Cáceres

La medida de restricción vehicular en Chillán, Chillán Viejo y San Carlos no ha dejado de generar controversia en los últimos días, tras la presentación de un recurso de amparo que cuestiona la libertad de desplazamiento y expone el eventual riesgo de contagio que se generaría en la locomoción colectiva.

La estrategia fue impulsada por las autoridades regionales para descongestionar las calles y favorecer el distanciamiento físico, en el contexto de la pandemia.

Desde la academia, la medida fue calificada como “ambigua” y no tendría el efecto directo si se trata de reducir la movilidad en una ciudad, en términos sanitarios.

Además, advierten que podría generar un efecto contraproducente si el objetivo que se busca es disminuir los contagios en la población, ya que ésta se vería obligada a utilizar la locomoción colectiva, que pese a los resguardos sanitarios, no permite mantener la distancia adecuada.

“Evitar la movilidad es lo que se está buscando ahora dentro de la pandemia, no necesariamente vinculado con el vehículo particular. Si se quiere evitar que la gente realice viajes, que no son necesarios y obligatorios, la restricción es un poco ambigua, porque si efectivamente la gente se tiene que mover de todas maneras, va tener que utilizar transporte público y eso puede ser contraproducente, y en términos de contagios, peor”, explicó el experto en movilidad y subdirector de Smart City Lab de la Universidad de Santiago, Rodrigo Martin.

En palabras del arquitecto urbanista y magíster en ingeniería,  la medida para controlar la pandemia, “no es una muy buena estrategia, porque va a producir más hacinamiento y más saturación al sistema, puede haber más posibilidad de contagio”.

Sin embargo, advirtió que es posible y dependiendo de la realidad local, que la restricción vehicular  “pueda lograr desmotivar un conjunto de viajes, sin necesidades específicas. Cuando no tienes el auto, sobretodo en días con condiciones de clima malo, puedes desmotivar ese uso y evitar viajes que no eran necesarios”.

Por esta razón, el docente indicó que es importante evaluar y determinar si efectivamente la restricción vehicular reduce la cantidad total de viajes en la ciudad, aunque sostuvo que en la actualidad no tenemos una situación normal para poder evaluar un tipo de restricción estándar.

“Lo que sería súper conveniente es evaluar la actividad de movimiento que está ocurriendo dentro la ciudad y cómo ha reaccionado la movilidad general respecto al medio de transporte. O sea,  si la reducción del auto particular se ha compensado con el transporte público o no, y ver la cantidad de movimiento que están ocurriendo. Eso se ha hecho en Santiago, con la señales de celulares para medir movilidad de personas, así habría que diagnosticar para ver si una medida como esta tiene un impacto positivo o no”, detalló.

“La única forma de analizarla como una buena alternativa, es que se reduzca la cantidad total de viajes y que la gente que no disponga de auto no salga, porque efectivamente puede que tenga la obligación de hacerlo”, agregó.

Hay que recordar, indicó el académico, que la restricción vehicular persigue otros objetivos, relacionado con ciudades con alta congestión vehicular y contaminación relacionada con fuentes distintas al uso de leña.

“Normalmente la restricción vehicular tiene que ver con evitar la contaminación atmosférica, y en segundo término, con la saturación y congestión de vías. Cuando tienes saturadas las vías de locomoción colectiva y de autos particulares, tanto vías segregadas como exclusivas, no permite que el transporte público sea más rápido y que sea una solución a la contaminación”, indicó.

A su juicio, existen otras medidas adecuadas que han sido utilizadas en el país para reducir directamente el movimiento y con ello la eventual propagación del Covid.

“Una de las opciones sería reducir la modalidad vía cuarentena o suspensión de actividades de trabajos o cosas así, pero cuando solo se saca al vehículo particular y sigue funcionando exactamente la ciudad con la misma cantidad de trabajo o movilidades que son obligatorias, la única alternativa que va quedando es el transporte público, y eso es más riesgo en términos de contagios”, recalcó.

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/