Close
Radio Radio Radio Radio

Estudio UdeC advierte generación de 15 mil toneladas de plástico por test PCR

Mauricio Ulloa

Un grupo de investigadores de la Universidad de Concepción lograron clasificar y cuantificar los diferentes desechos plásticos que se generan a nivel mundial tras la realización de la prueba confirmatoria para el coronavirus.

El estudio, liderado por los académicos de la Facultad de Ciencias Veterinarias, Dr. José Celis Hidalgo y Dr. Winfred Espejo, fue publicado recientemente en la prestigiosa revista internacional “Science of the Total Environment”, y establece que por cada test PCR se generan alrededor de 37 gramos de residuos plásticos, entre los que se encuentran el polipropileno y el poliéster. Con estos resultados y conociendo los números de test realizados reportados por cada país, se logró estimar que los residuos de plásticos generados por los PCR superarían las 15 mil toneladas al 31 de diciembre de 2020.

Para poder dimensionar estos volúmenes de residuos plásticos, los investigadores afirmaron que la cantidad de residuos generados equivaldrían al peso de 4.400 autos. Este estudio solo se enfocó en los residuos generados directamente por los test de PCR, y que los residuos producidos indirectamente por los test de diagnósticos, como los insumos médicos utilizados en pacientes Covid-19, incrementarían significativamente la cantidad de plásticos generados.

El estudio “Impactos asociados al Covid-19: factores que determinan su difusión y recomendaciones para afrontar futuras amenazas epidémicas”, fue realizado entre marzo y diciembre de 2020, y en él también participaron el Dr. Esteban Paredes-Osses, del Instituto de Salud Pública de Chile, y la Dra. Paulina Bahamonde, de la Universidad de Playa Ancha.

Disposición de desechos

La investigación también evaluó el destino de estos residuos plásticos, lográndose identificar que la mayor parte de estos plásticos (que conllevan un riesgo biológico) son incinerados adecuadamente en países desarrollados, mientras que los residuos plásticos que no tuvieron contacto con la muestra son depositados en rellenos sanitarios debidamente autorizados.

“La quema de residuos plásticos sin medidas de control, emite contaminantes químicos al ambiente, por lo tanto, se recomienda la utilización de hornos que cuenten con filtros y así disminuir significativamente la emisión sustancias tóxicas al ambiente. En países donde la tecnología de incineración no es la más moderna esto podría llegar a generar graves impactos en el medio ambiente y en la salud humana, ya que muchos de estos compuestos son cancerígenos y tienen la capacidad de permanecer por largo tiempo en el medio”, aseveró el Dr. Celis.

Según explicó el investigador, en Chile, el Decreto N° 06 de 2009, conocido como REAS (Residuos de Establecimientos de Atención de Salud), contempla el manejo de los residuos peligrosos, especiales, radiactivos y asimilables a domiciliarios. “En esta pandemia, destacan los residuos especiales, sospechosos de contener agentes que pudiesen producir alguna enfermedad o infección. Este tipo de residuos, sospechosos de contener el virus a nivel clínico, deben ser incinerados en centros especializados o dentro de las instalaciones de los hospitales. Sin embargo, la demanda de los insumos asociados al diagnóstico y control del Covid-19 han aumentado a la par con la curva global de la pandemia. Esto significa que muchos residuos médicos de plástico (guantes, mascarillas, etc.) están creando problemas asociados a la gestión y eliminación de estos elementos cuando se convierten en residuos, y muchos son derivados a rellenos sanitarios, o peor aún, terminan en vertederos ilegales, situación de la cual la Región de Ñuble no escapa”.

Para evitar este riesgo, los investigadores sugieren que en el corto plazo la utilización de la mejor tecnología de incineración que esté al alcance. En el largo plazo, y considerando la sustentabilidad ambiental y la aproximación de una salud Integral (humana, animal y ambiental), ellos indican la necesidad de contar con la fabricación de insumos médicos inocuos, los que al ser incinerados no generen químicos tóxicos.

Los investigadores reconocieron la importancia de la realización de los test de Covid-19, ya que actualmente son insumos que no se pueden sustituir ni dejar de ocupar. Pero hicieron un llamado a las autoridades y a las entidades de investigación para desarrollar iniciativas que vengan a sustituir los materiales plásticos de los insumos médicos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/