Close
Radio Radio Radio Radio

¿Está preparada Ñuble para enfrentar el peak?

Contener la propagación del coronavirus es hasta el momento la fórmula más segura para evitar un descalabro a nivel sanitario, teniendo en cuenta los limitados recursos con que cuenta el sistema de salud pública chileno.
La experiencia de países como Italia y España, donde la cantidad de enfermos críticos sobrepasó hace rato la capacidad de atención, debe ser tomada en cuenta a nivel local, sobre todo en Ñuble, donde la cantidad de camas críticas y de profesionales es reducida.

En todo el país, el sistema de salud pública cuenta con 700 camas críticas y 1.000 intermedias, en tanto el sector privado suma 800 repartidas en ambas áreas.
En cuanto a personal, en la UCI se requiere un médico cada seis camas; una enfermera cada dos o tres; un paramédico cada dos y un kinesiólogo puede atender hasta seis pacientes.
En el hospital Herminda Martín de Chillán existen 12 camas UCI y 14 UTI, y en el Hospital de San Carlos se cuenta con 6 camas TIM.

“Tenemos un plan de reconversión de camas de nuestro sistema y red asistencial para duplicar las camas críticas en nuestra región”, afirmó antes de salir con licencia médica por coronavirus el director (s) del SSÑ, Ricardo Sánchez, y según adelantó el ministro de Salud, Jaime Mañalich, al comienzo de la crisis sanitaria en Chile, “El sistema está preparado para que al mismo momento haya 100 mil enfermos. Esto quiere decir no 100 mil personas hospitalizadas, el 85% de estas personas no va a requerir hospitales, estamos hablando de un total máximo de 15 mil personas simultáneamente requiriendo hospital y la secuencia de tratamiento intensivo”, dijo.
Hace unos días, el intendente, Martín Arrau, anunció más de $4 mil millones provenientes del Gobierno Regional para enfrentar la pandemia, los que se utilizarán para la adquisición de vehículos, ambulancias y equipamiento crítico para los distintos centros asistenciales.

También se adquirirá equipamiento crítico para las unidades más complejas del Hospital Clínico Herminda Martín: 11 ventiladores mecánicos; 10 catres clínicos; 100 bombas de infusión continua, monitores multiparámetros y otros equipos que permitirán ampliar la unidad de paciente crítico.
En tanto, los hospitales de San Carlos, Bulnes, El Carmen, Coelemu, Quirihue y el Cesfam Violeta Parra, contarán con nuevos monitores multiparámetros; camillas; bombas de infusión continua y ventiladores mecánicos no invasivos.

Capacidad de reconversión

De acuerdo a datos del Ministerio de Salud, la disponibilidad de camas de todo tipo el territorio nacional es de 38 mil (27 mil en la red pública y 11 mil en la privada). En el marco del Plan de Acción por el coronavirus, se busca adicionar cuatro mil más: 500 en hospitales modulares; 1.700 en cinco nuevos hospitales; 800 en Espacio Riesco; 700 en dependencias de Fuerzas Armadas; además de aumentar en 300 la capacidad de la red actual. De ese total, 1.300 serán camas críticas.

Para el secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, es vital que en Ñuble se tenga claridad respecto del plan de acción, sobre todo, en materia de reconversión de camas.

“Es importante conocer la disponibilidad y los planes presentes en la zona relativos a transformación de camas, disponibilidad de camas críticas, de traslados o derivaciones hacia otras zonas, mantención de atención segura y disponibilidad de funcionarios”, sostuvo el dirigente, para quien más que una preocupación especial de la autoridad central por el caso específico de Ñuble (segunda región con mayor cantidad de contagios), “A estas alturas, lo importante es que haya un plan específico para asegurar la continuidad y disponibilidad del servicio sanitario, específicamente si hay plan de transformación de camas normales a camas intermedias y a camas críticas, o de camas básicas a camas intermedias; la coordinación de la red a nivel regional y también con los centros privados que hay disponibles. Todos estos puntos debieran estar claros”, dijo.

Según Bernucci, también debiera estar resuelto el plan para sustituir a los funcionarios que se enfermen y tomen licencias.

“El decreto de emergencia sanitaria, además, entrega la potestad para contratar más personal de salud, por ejemplo, a personas que aún no han regularizado su título, como es el caso de los médicos extranjeros, o incluso, de estudiantes que están en su último año de Medicina. Probablemente el número de contagiados va a seguir aumentando en Chillán, porque no son las cifras actualizadas. Actualmente, Ñuble debe tener más de 105 casos”, afirmó.

Desde la Confederación Democrática de Profesionales Universitarios de Salud (Confedeprus), su presidenta, Consuelo Villaseñor, sostuvo que faltan lineamientos desde el Ministerio de Salud para enfrentar la pandemia.
“Esto partió mal. En cada territorio la realidad es diferente, pero necesitamos lineamientos claros en cuanto a implementos de seguridad para nuestros funcionarios, y a medidas que debieron haberse tomado antes, como la cuarentena total. Ahora necesitamos implementos e insumos para nuestros funcionarios; mañana serán camas críticas, más ventiladores, que no tenemos. En el hospital de Chillán hay 14 y en San Carlos 6, una cifra muy por debajo de lo que vamos a necesitar, y que nos hace mirar a España o Italia, donde los médicos están teniendo que decidir a quién salvar y a quién no. Al no haber lineamientos claros desde la autoridad, la gente tampoco coopera”, afirmó, destacando el hecho que un porcentaje importante de los contagiados en la región pertenece a la red de salud.

“Hasta el momento, hay 105 contagiados en la región, de los cuales 26 son de la red, 8 de ellos médicos; tenemos 441 funcionarios (44 médicos) en cuarentena y a más de 500 funcionarios trabajando desde sus casas. Las autoridades no han dado el ancho, el director del Servicio de Salud resultó positivo al covid-19, por lo que el intendente, la seremi de Salud y el director del hospital de Chillán se encuentran en cuarentena. Llamamos a la autoridad a que se haga cargo de esta situación, las cifras están por debajo de la realidad, pues los exámenes y sus resultados están siendo tardíos”, recalcó.

Según el exdirector del hospital de Chillán, Carlos Hernández, de acuerdo al comportamiento registrado en otros países, hay una relación estrecha entre número de contagiados y número de enfermos graves que necesitarán manejo de hospitalizados y manejo de cuidados intensivos.
“Con esos indicadores deben calcularse los recursos de salud. Otro aspecto es el de los cuidados ambulatorios para los adultos mayores, que deben ser a domicilio de manera diaria, para detectar a tiempo su complicación. Siento que ha faltado liderazgo médico en la región, eso es importante para pelear recursos, y el hecho del descabezamiento de primeras autoridades por descuido, es una debilidad a la hora de enfrentar la crisis en la región”, aseveró.

Apoyo sanitario

Para el senador, Felipe Harboe, la medida de cordón sanitario en Chillán-Chillán Viejo “Parece estar actuando de buena forma, no obstante ha generado situaciones complicadas para trabajadoras y trabajadores que cumplen labores en otras comunas. Es clave que se adopten medidas complementarias de apoyo económico, y también ayuda en materia sanitaria. Tenemos que aumentar la capacidad de camas críticas, eso es fundamental; estamos haciendo gestiones para apoyar al intendente en esta materia y estamos buscando donaciones que nos permitan contar con un mayor número de mascarillas o implementos que permitan resguardar no solo a los ciudadanos, sino también a las funcionarias y funcionarios del sistema de salud, que muchas veces les faltan los insumos para enfrentar esta emergencia”.

Desde los municipios, la mirada es más crítica. El alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin, cree que hay que decretar cuarentena total.

“La situación se va a agravar porque los virus ‘no se vuelven buenas personas’, sino más bien se fortalecen y se hacen más crudos con el pasar de los días. Si no hay cuarentena total, sencillamente la situación va a ser insostenible y vamos a ser el Milán de Chile”, manifestó.

El jefe comunal sostuvo que “El mismo Presidente dijo que iba a recrudecer la situación y ellos mismos señalaron que nosotros estaríamos llegando a 100 mil contagiados en Chile, entonces ahí el 5% nos habla de que 5 mil casos podrían fallecer. Si nosotros somos la segunda región con más casos, vamos a tener saturado el sistema en virtud de lo señalado por el mismo gobierno. Debemos ser más proactivos y no reactivos. Se ha visto que los países que aplicaron cuarentena tienen menos casos, y por lo tanto, una mejor capacidad de respuesta, y eso es lo que debemos implementar en nuestro país”.

Añadió que “El Gobierno Regional ya anunció la aprobación de $4 mil millones en salud, pero necesitamos que desde el gobierno central se destinen recursos frescos para hacer frente a esta pandemia, con implementos de seguridad para quienes trabajan en salud. También requerimos ayudas concretas para las personas que no podrán trabajar y que no tendrán cómo financiar su día a día. Otro punto que me preocupa es la permanencia de personas adultas mayores y crónicas que siguen trabajando en las empresas privadas, y ahí yo pido al gobierno que decrete la cuarentena preventiva de esas personas porque son un blanco directo de contagio grave, que les puede generar la muerte”, advirtió.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/