Close

Carlos Saavedra:“Esperamos que el concepto Pacyt tenga su correlato en Chillán”

“Los invito a dejar de soñar”, fue el desafío que planteó ayer el  Rector de la Universidad de Concepción, Carlos Saavedra, a los académicos y funcionarios del plantel presentes en la ceremonia de premiación del Día del Trabajador Universitario, en el Campus Chillán.

Una invitación a materializar proyectos y ambiciones, tal como lo hicieran hace 100 años los fundadores del plantel.

Y en ese marco, la concreción de la ciudad universitaria en la capital de Ñuble es quizás el objetivo más importante que tiene la casa de estudios a nivel local.

“Este es un proceso que tomará su tiempo, y en el cual habrá distintas etapas tendientes a concretar este plan maestro. Está el trabajo con especialistas, y en esta primera etapa está colaborando nuestra Facultad de Arquitectura; pero también habrá espacios de conversación, de análisis, con la comunidad interna y externa, porque será esta, en conjunto con los especialistas, la que delineará los elementos centrales. Hay que construir una imagen, ver qué se quiere proyectar, cómo se quiere este campus. Debe haber una comunión entre las necesidades de infraestructura y de pulmón verde de la ciudad; debe potenciarse el espacio abierto, integrado a la ciudad, que permita proyectar nuestro crecimiento en el largo plazo. Este trabajo mancomunado también debe proyectar qué facultades debemos tener acá, qué necesidades tiene la región. No hay que olvidar que el desarrollo de este proyecto incorpora una construción de valor social para la ciudad y para la región. Por ello esperamos que las autoridades también se involucren”, sostuvo el Rector de la UdeC.

– Ud. habló de que el Campus Chillán no tendrá un campanil como Concepción. ¿Deberá buscar su propia identidad?

– Hay que construir los propios símbolos, los propios hitos arquitectónicos que marquen el desarrollo de esta nueva ciudad universitaria.

– ¿Podría esta ciudad universitaria tener, a futuro, la participación de empresas que formarán parte del Parque Científico y Tecnológico del Biobío (Pacyt)?

– Esperamos que el concepto que promovemos hoy a través del Pacyt, efectivamente tenga su correlato en Chillán y Los Ángeles. La idea es contar con un espacio de innovación, de emprendimiento de tipo flexible, que nos permita desarrollar las distintas iniciativas, que por un lado pueden estar en la comunidad académica y estudiantil; y por otro, en la ciudad. Debemos ir construyendo un ecosistema propio de innovación y de emprendimiento que siente las bases de un desarrollo futuro de características propias.

– En materia de gratuidad, ¿el Consejo de Rectores aún espera alguna respuesta del Gobierno para poder perfeccionar el sistema de implementación, y evitar así los déficit producidos por aquellos alumnos que han perdido el beneficio?

– Hay varios caminos que se están recorriendo, vamos a golpear, vamos a abrir todas puertas que sean necesarias para construir una solución. El Cruch hizo una presentación ante Contraloría, y la solución que planteó fue hacer un uso transitorio de los excedentes del Fondo Solidario, mientras se pueden hacer las correcciones a la implementación de la gratuidad, en lo referente a la definición definitiva de los aranceles regulados y a la cobertura más allá de la duración de las carreras. En Chile, el promedio de duración de las carreras se extiende, en promedio, tres semestres más del tiempo ideal, y creemos que dos semestres es un tiempo razonable.

– ¿Esperan que el Gobierno impulse una ley corta para perfeccionar el sistema de gratuidad?

– Un conjunto de rectoras y rectores estamos trabajando en un comité asesor con el Ministerio de Educación para desarrollar un conjunto de propuestas que abarquen la necesidad de mejoras a la implementación de la gratuidad, de corregir los problemas de diseño; pero a la vez, entendemos que tiene que compatibilizarse con el proyecto de Fondo de Crédito Solidario que está planteando el Gobierno para aquellas instituciones que no están en gratuidad. Nos parece fundamental abordar de forma integral esto, pues todos estos recursos provendrán del Estado, son vasos comunicados, por lo que entregar más recursos a un sector determina lo que ocurrirá con los demás.

Premiación

El Campus Chillán de la UdeC distinguió ayer con el Premio Fidelidad Funcionaria a sus académicos y funcionarios que cumplieron 35, 40 e incluso 45 años de servicio.

Se trata de Abraham Arévalo Aguilera, portero del Hogar Estudiantil; Mario Fernández Muñoz, guardia; Manuel Zapata Alarcón, laborante técnico de la Facultad de Agronomía, todos por 35 años.

Por 40 años fue homenajeado el académico de la Facultad de Agronomía, Iván Vidal Parra; y por 45 años de servicio, Enoc Sepúlveda Jiménez, encargado de cocina del casino; Georgina Salamanca Pino, secretaria ejecutiva de la Dirección General y el académico de la Facultad de Agronomía, Jorge Etchevers Barra.

A todos ellos, el director general del Campus, Pedro Pablo Rojas, dedicó emotivas palabras.

“Reciban la enorme gratitud de todos por su trabajo. Tengan presente que ustedes ya iniciaron con su diario quehacer la ciudad universitaria de Chillán”, dijo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top