Close
Radio Radio Radio Radio

“Es una pena que un alcalde que pudo haberse ido en gloria y majestad, haya pasado por alto todo esto”

Decepcionado. Así dice sentirse el concejal de Chillán Jorge Vaccaro Collao (RN), quien el próximo 28 de junio dejará su cargo luego de poco más de dieciséis años.

En el último tiempo, el empresario radial se ha transformado en el principal fiscalizador del gobierno comunal de Sergio Zarzar, del cual formaba parte y por el que hizo campaña en las últimas tres elecciones.

“La situación de las luces Led fue terrible para todos, para la ciudad, para el país, pero también fue una desilusión muy grande respecto de lo que yo venía haciendo. Darme cuenta que una persona que conocía de años, que nos criamos juntos, no estaba en realidad ejerciendo el liderazgo apropiado en favor de la ciudad”, sostuvo el edil respecto del actual alcalde.

Y agregó: “Por años lo defendí de las agresiones en el concejo, pero darme cuenta que esta situación se debió a una mala gestión fue una profunda desilusión. Él siempre basó sus campañas en que tenía las manos limpias, y aquí no es una casualidad lo que ocurrió con las luces Led, es la punta del iceberg, hay mucho más. Empecé a investigar, me llegaron también muchas denuncias de exdirectores del municipio porque se habían negado a hacer ciertas cosas que les pedía Ricardo Vallejos. Tomé conocimiento de cosas que no sabía, los camiones aljibe y la falta de fiscalizción, por qué nunca se cursaron multas a Dimensión, por qué no se cursaron multas a la empresa de los parquímetros, en fin, se fueron sumando cosas por las que tomé distancia respecto de la administración del alcalde y de su equipo seleccionado por Ricardo Vallejos ¿para qué? Bueno, para generar amiguismo y se aceptaran sus procedimientos. Es fácil pedirle favores a quienes yo he puesto en esos puestos”, aseveró.

– ¿Cree que el alcalde pecó de exceso de confianza en su equipo?

– Claro. Eso no lo puede obviar, el alcalde se dedicó a otra cosa, al aspecto protocolar, algo para lo cual no fue elegido. Él fue elegido para administrar la ciudad y controlar todo lo que ocurría en ella, y el fin no justifica los medios, porque si no, las cosas no se hacen con transparencia y probidad.

– Su actitud fiscalizadora del último tiempo ud. también la llevó al ámbito político, pues se convirtió en un férreo opositor a la candidatura a alcaldesa de Paola Becker. Incluso, recurrió al Servel y al TER para impedir su postulación…

– No estaba ni estoy de acuerdo con su nominación. En todos los partidos hay dos bandos, uno que tiene principios y valores, y otro que no. Ella no reúne los requisitos, porque su marido lleva privado de libertad casi un año, en medio de un proceso del cual ignoramos aún los detalles. Si ella llega a salir electa, deberá darle continuidad a un proceso en conjunto con el Consejo de Defensa del Estado en contra de quienes resulten responsables. Además, sabía que Paola tenía filiación política y no podía ir como independiente, algo que quedó de manifiesto en las dos primeras instancias del Servel y el TER Ñuble. Ignoro por qué el Tricel determinó que sí procedía su candidatura y le dio credibilidad a un partido. No puede partir una candidatura faltando a la verdad, tenemos que dar ejemplo los partidos y los candidatos de que las cosas ya no son como eran antes. Hoy la ciudadanía está empoderada, tiene información, y me lo han hecho saber en las poblaciones, lo mismo que antiguos militantes de RN, de la UDI y de Evópoli.

– Esta postura que ha adoptado tanto al interior del concejo como en contra de Paola Becker, ¿Le ha traído problemas en RN?

– Me amenazaron que me llevarían al Tribunal Supremo del partido, y la verdad es que no tengo problema, yo no vivo de la política, yo participo de ella porque entiendo que es la manera de lograr cosas en beneficio de la comuna. La crisis valórica es tremenda en todos los partidos, y me asombra que la ciudadanía pase por alto algunas cosas. Cuando yo defraudo, cuando hago cohecho, le estoy dando una señal a la ciudadanía que puede hacer lo mismo.

“Me ganó la dirigencia regional”

– Ud. ya no puede postular a la reelección. ¿Cree que todo lo ocurrido le va a pasar la cuenta a RN y a Chile Vamos a nivel comunal?

– Sí, espero que sea así. La gente no es tonta y tendrá que darse cuenta que no puede apoyar este tipo de cosas. No veo, además, buenos candidatos. En el otro sector, Camilo Benavente privilegió la amistad con Ricardo Vallejos por sobre la función que le correspondía a él como concejal, él fue presidente de la comisión de Obras y no tuvo buen accionar. Sí tengo buena impresión de Patricio Huepe y Brígida Hormazábal. Yo reconozco que nos dejamos estar, no fuimos lo suficientemente rigurosos en la fiscalización, estábamos absortos en las grandes obras y debimos fiscalizar mejor. Yo hablé en varias oportunidades con Ricardo Vallejos y con el alcalde de denuncias como la entrega de cajas de alimentos de Chillán en Chillán Viejo, las que eran repartidas por un precandidato a alcalde, (Rodrigo González, presidente regional de RN). Y no pasó nada.

– ¿Estuvo en algún momento dispuesto a ser candidato a alcalde?

– Busqué candidatos alternativos. Hablé con Carlos Chandía a quien consideraba una excelente carta, y me fue mal. Hablé con gente de otros partidos, como Ignacio Marín Correa, a quien consideraba un gran candidato, pero no hubo interés, y finalmente puse mi nombre, el cual fue apoyado por los consejeros regionales de RN a nivel nacional. Hablé con el presidente nacional, le envié una carta a Mario Desbordes, para que no cometieran este suicidio político, y finalmente me ganó la dirigencia regional, particularmente, Rodrigo González y Frank Sauerbaum, a quienes no les importó dejar fuera a Javier Ávila de la Gobernación Regional. Por eso demoró tanto en salir la candidatura de Paola Becker, presumo que se debatió mucho el tema en Santiago, y también presumo por qué debiera seguir ella, porque en la municipalidad no debe haber cosas muy transparentes y hay que cuidar que no se sepan. Si ella es electa no se la va a llevar fácil, pues habrá diez concejales fiscalizando, y habrá mucho mayor control ciudadano.

– ¿Está actualmente el municipio trabajando en favor de la campaña de Paola Becker?

– Obvio, todos están trabajando. ¿Quién dirige la Dideco? La pareja de Rodrigo González. A mí me cuentan que temprano en la mañana sacan las cajas de alimentos desde el comando de Paola Becker. ¿Quiénes son los dirigentes deportivos que han estado apoyando su candidatura? Los mismos que son empleados del municipio, todo está confabulado de antes, si yo coloco a dirigentes deportivos a cargo de las canchas sintéticas y les pago un sueldo, en el fondo los estoy obligando a devolver el favor. Es una pena que un alcalde que pudo haberse ido en gloria y majestad, haya pasado por alto todo esto.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/