Close
Radio Radio Radio Radio

Enseñar a emprender

La preocupación por el rezago en el crecimiento de Ñuble obliga a mirar el comportamiento de sus componentes económicos y si se observa la situación de micro y pequeñas empresas, incluso antes de la pandemia, se entiende muy bien por qué esta zona no despega. Existe una alta mortalidad de negocios, pero también un bajo nivel de emprendimiento, lo que resulta paradojal, pues cada día es más común escuchar la palabra “emprendedor” en la mayoría de las conversaciones sobre economía y desarrollo del comercio. Sin embargo, esa centralidad del concepto en el discurso público y privado contrasta con la realidad en Ñuble, donde la mortalidad de empresas ya venía siendo alta, antes de la crisis desatada por el covid-19.

Más preocupante aún es que hay razones de fondo para pensar que este comportamiento se mantendrá por un buen tiempo, pues al impacto profundo de la pandemia, debemos asumir que en los últimos 10 años la creación de empresas en Ñuble marchó a un ritmo cansino, independiente del ciclo político y económico.

Asumiendo que focalizar mejor las políticas de fomento, así como también la difusión de los instrumentos ya existentes es una tarea que se está haciendo, debe comprenderse que tales esfuerzos resultarán estériles si quienes son el público objetivo de estas herramientas no cuentan con la capacitación adecuada o no tienen el interés suficiente. Todo indica que la educación resulta clave en la formación de un ambiente propicio para el emprendimiento. La baja calificación del capital humano en la región seguirá pesando como un sino, tanto por la alta emigración de cerebros, como por los baches del modelo educativo, que se muestra en deuda con la misión de desarrollar capacidades y actitudes claves para el emprendimiento, lo mismo que con el objetivo de ser un agente socializador temprano de esta valiosa actitud.

Frecuentemente nos encontramos con la falta de capacidades de los docentes para facilitar el aprendizaje de habilidades en los alumnos, lo mismo que una equivocada tendencia a transformar el desarrollo de las competencias prácticas en explicaciones teóricas y un entorno socio-cultural que castiga a quien fracasa en proyecto de emprendimiento y desalienta actitudes que divergen de la forma convencional de enfrentar problemas.

En consecuencia, además de contar con una política que promueva la atracción de inversiones, un desafío primario de la Región de Ñuble es establecer una estrategia de fomento de la cultura del emprendimiento, con especial foco en el sistema educativo y las nuevas generaciones.

Se trata de un objetivo que toma tiempo y requiere generosidad y altura de miras de las autoridades de turno, que deben comprender que estamos hablando de algo más que crecimiento económico, sino que del único círculo virtuoso que puede promover el desarrollo social de la nueva Región.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/