Close
Radio Radio Radio Radio

En tensa sesión autoridades aprueban polémico proyecto de chancadora

La Comisión de Evaluación Ambiental de Ñuble, durante una compleja sesión, aprobó contra todo pronóstico la Declaración Ambiental ingresada por la empresa Arenex, firma del Grupo Cementos Biobío, para explotar millones de metros cúbicos en la zona de Huape.

Los antecedentes previos no eran favorables para la entidad, puesto que el Servicio de Evaluación Ambiental de Biobío, donde el tema fuera analizado técnicamente, había sugerido rechazar la propuesta empresarial, que consideraba una superficie de extracción inicial de 109 hectáreas sobre el río Ñuble y en terrenos agrícolas que fueran de la viña Miguel Torres.

Sin embargo, su par de Ñuble optó por un camino diferente, de tal manera que la iniciativa consiguió dos votos en contra y otros siete a favor, con lo que mientras no se presente una reclamación por parte de los eventuales afectados, Arenex podría desarrollar su plan de inversiones que llegaría a unos US$2.000.000.

Esta empresa, para obtener el permiso ambiental, tuvo que realizar algunas concesiones de última hora y no contempladas en el proyecto analizado en Bíobio desde octubre de 2017, que consiste básicamente en la reducción de la superficie en la que realizarán la extracción del material pétreo.

Aquiles Veas, gerente de la empresa, señaló que “nuestro proyecto actual tomó en consideración las observaciones e inquietudes de la comunidad y las autoridades y de acuerdo con ellas realizó diversos ajustes que implicaron una disminución al proyecto original. En primera instancia se eliminaron todas las zonas de extracción del río, dejando solo dos áreas en un predio particular como zona de extracción”.

“Lo anterior se suma a lo expuesto en la comisión donde se presentó una medida voluntaria de reducir aún más la superficie del proyecto, eliminando el sector que generó observaciones, lo que se traduce finalmente en la disminución de las zonas de extracción desde las 109 hectáreas originales a 66 hectáreas, es decir una reducción de un 40%”, explicó el gerente.

“Tenían tomada la decisión”

La nueva propuesta de la entidad, señaló el productor Luis Mardones, “fue una carta bajo la manga que mostró para ganar la aprobación de los seremis presentes en la sesión, la mayoría de los cuales aparentemente ya tenían tomada su decisión lo que se fundamenta en que leyeron declaraciones tipo que habían escrito antes de que se realizara la reunión”.

Es más, Mardones reclamó que “antes que se iniciara la sesión el personal de Arenex me dijo: ‘esto está listo y para que no tengas problemas te vamos a dejar una franja alrededor de tu terreno’. Al principio lo tomé como una broma, pero ahora veo que es el colmo, ellos aparentemente sabían el resultado de la votación lo que parece lamentable y jurídicamente contra todo derecho”.

Es por ello que el empresario y probablemente con el apoyo de vecinos del sector de Huape y alrededores, recurrirá al Tribunal Ambiental de Valdivia o a la justicia ordinaria para tratar de dejar sin efecto la decisión adoptada por los seremis de Ñuble.

Medioambiente rechazó

En el marco de la votación definitiva, la representante del Servicio de Evaluación Ambiental y además, el seremi de Medio Ambiente, Patricio Caamaño, rechazaron la propuesta, amparados en la sugerencia proveniente desde Biobío, donde el proyecto fue ampliamante analizado.

En el caso de la Seremi de Salud, Marta Bravo, optó en primer lugar por abstenerse de votar, manifestando que no podía emitir un sufragio respecto de un proyecto sobre el que se habían presentado antecedentes adicionales en la misma sesión (de parte de la empresa, quien redujo su proyecto y del agricultor Luis Mardones, quien demostró que el terreno es agrícola y no estéril).

Sin embargo, la normativa impide que una autoridad estando presente en la sesión se abstenga, por lo que no le quedó otra opción que aprobar, basándose solamente en la resolución favorable del Servicio de Salud, que analiza aspectos netamente sectoriales y no de índole ambiental.

En estas condiciones, la aprobación favorable y que permite el desarrollo del proyecto provino del Intendente además de seis seremis que tienen competencias en otras áreas.

Dirigentes vecinales

Tras la reunión, la dirigente de Huechupín Ghislaine Vallejos, manifestó que “es super extraño que el SEA Bíobio haya rechazado el proyecto y la seremi de Transportes de Ñuble lo valide, considerando que esta entidad estatal invierte miles de millones en arreglar caminos que destruyen las empresas chancadoras. El seremi de Energía, que conoce el terreno pues fue administrador del fundo, sabe que los terrenos no son estériles sino que muy fértiles”. Incluso hay un pivote central para regar más de 20 hectáreas y en los alrededores existen frutales.

La dirigente Paola Castro, de la Asociación de Defensa del entorno ecológico y patrimonial del sector poniente de Chillán y Río Ñuble, reclamó que “esto es inconcebible pues se anteponen intereses económicos de las empresas por sobre los derechos de las personas que las autoridades, seremis e intendente dicen proteger”.

Manuel Palacios de la Coordinadora Ambiental Ñuble Sustentable, planteó que “la empresa expuso a último minuto una propuesta verbal, sin oficio alguno, pero que fue validado por las autoridades regionales”.

Los dirigentes lamentaron que la aprobación no hace otra cosa que sentar las bases para el desarrollo a gran es clara de iniciativas de retiro masivo de áridos que en Huape, Quinchamalí y alrededores serán usados básicamente para la construcción de grandes proyectos estatales y empresariales, los cuales requerirán grandes cantidades de áridos.

Texto: Edgar Brizuela

Foto: Mauricio Ulloa

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/