Close
Radio Radio Radio Radio

En Ñuble el 54% de las muertes por Covid-19 han ocurrido este año

Agencia Uno

De acuerdo al último Informe Semanal de Defunciones por Covid-19 del Ministerio de Salud, en el país se registraron 11.156 personas fallecidas a causa del virus en lo que va de este año, entre casos confirmados y sospechosos.

En seis regiones los fallecidos por coronavirus este 2021 suman más de la mitad del total de defunciones a lo largo de toda la pandemia en esas zonas, según lo publicado por la autoridad sanitaria.

Ñuble se ubicó en el cuarto lugar con un 54% de sus decesos ocurridos durante el presente año. En detalle, según el reporte de defunciones, 290 personas murieron a causa del virus el año anterior y este 2021, 339 a la fecha.

A lo largo de la pandemia, a nivel local, el coronavirus ocupó el segundo lugar como causa de muerte confirmada, con 438 pacientes, después de los tumores malignos en los órganos digestivos con 458 decesos.

En ese sentido, el subdirector de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Ñuble, Max Besser, afirmó que en lo que va de pandemia la región de Ñuble ha mantenido “una de las tasas más bajas de mortalidad y letalidad a lo largo del país, ambas estando bajo del promedio país”.

Del total de víctimas fatales por causas asociadas al Covid, más del 80% corresponde a adultos mayores. “Lamentablemente en Ñuble han fallecido 442 personas, de ellas un 88% corresponde a mayores de 60 años y como sabemos el Covid los afecta con mayor fuerza, y nuestra región es una de las más envejecidas del país, de ahí la importancia de continuar con las medidas de autocuidado y seguir avanzando en el proceso de vacunación. Tenemos sobre el 60% de nuestra población objetivo vacunada y eso nos ha permitido ver que las últimas semanas ha ido disminuyendo el ingreso de personas a UCI en personas mayores de 60 años, y no solamente  tenemos que trabajar para seguir avanzando en la vacunación, sino que tenemos que mantener todas las medidas de autocuidado”, sostuvo.

Otras patologías

Expertos atribuyeron los decesos a las enfermedades de base y al tratamiento de otras patologías que han quedado pendientes, en medio del aumento de hospitalizaciones en los diversos recintos asistenciales, por lo que el llamado es a seguir con el proceso de vacunación.

Según el infectólogo de la Clínica Universidad de Los Andes, César Bustos, al inicio de la pandemia los equipos médicos se enfrentaron a una enfermedad desconocida de la cual existía poco conocimiento, sin embargo, hoy se avanzado más y hay más experiencia para tratar la patología.

“No es correcto ver que las cifras de fallecidos el año pasado se deban a que no se hizo bien algo que se sabía que había que hacer, porque no se sabía lo que había que hacer. Todos estábamos asustados, temerosos y todos dábamos el mejor soporte ventilatorio, hemodinámico, metabólico y social a cada uno de los pacientes que lo necesitaban. El número de muertes abultadas a final de año pasado, pues se debe al acumulo de fallecidos que hubo obviamente por causas relacionadas, muchas confirmadas y otras no, con la infección por SARS-CoV-2”, dijo.

En esa misma línea, el experto sostuvo que, en general, en la mayoría de los fallecidos por Covid-19, se debe a que tenían patologías de base que se agravaron, probablemente por descuido, y producto de lo mismo deterioraron su condición de salud, lo que respondió más bien a un efecto colateral.

“Tenemos un número acumulado de pacientes que han fallecido no solo por Covid directamente, sino que tal vez han fallecido con infección que ha agravado sus otras patologías de base. Algunos de ellos, incluso, tristemente puede ser que por una patología de base no controlada, descuidada o que se dejó tratamiento, hayan empeorado y esos pacientes hayan fallecido. Es decir, sería un efecto no Covid, sino colateral por un colapso del sistema.”, explicó.

De acuerdo, al doctor Bustos la emergencia sanitaria elevó la tensión y la exigencia de todos recintos asistenciales del país, que abocaron sus esfuerzos en habilitar más espacios para los enfermos con Covid-19, reorganizando las atenciones de muchos pacientes para poder responder a la demanda.

“Piensa que hay muchas cirugías que están detenidas. Algunos pacientes con tratamiento oncológicos están sin poder recibir el tratamiento que requieren con la frecuencia que requieren. Entonces, se van sumando cosas, pacientes que necesitan implantación de dispositivos como pueden ser desfibriladores o marcapasos. Entonces, hay muchas patologías, que en este momento aunque sean graves, se están tratando de manejar medicamente, pero sin intervenciones, tratando de diferir todo lo posible, porque en este momento está todo abocado y convertidas las camas para atención de pacientes Covid, lo mismo que ocurrió el año pasado. Entonces si tomas una población de cierto grupo de edad, habitualmente son los más mayores y que tienen una carga de enfermedad preexistente, obviamente si ellos dejan de recibir la atención adecuada, aunque no haya Covid de por medio, esos pacientes van a sufrir las consecuencias”, aclaró.

Finalmente, el infectólogo dijo que la obesidad presente en población joven del país ha sido un “caldo de cultivo” para el virus, condición que ha complicado mucho más la situación de los contagiados.

“Ya no estamos hablando que haya mucho sobrepeso, sino obesidad de frente, la que acarrea trastornos metabólicos como la resistencia a la insulina, diabetes e hipertensión. Entonces, estos pacientes tienen más boletos para ir mal. El Covid de alguna manera se ensaña o tiene un mejor caldo de cultivo en aquellos pacientes que tienen sobrepeso. Esos pacientes están más tiempo en condición grave y en ventilación mecánica”, advirtió.

Atención temprana

Según la académica de la Universidad del Bío Bío y doctora en Enfermería, Carolina Luengo, hay varios factores que pueden influir en la alta tasa de mortalidad por Covid-19, entre ellos, las enfermedades de base y el acceso tardío a la consulta de salud.

“Pueden ser las patologías crónicas no transmisibles asociadas o enfermedades agudas que estén cursando en el momento, que no necesariamente sea algo de carácter crónico. También tiene relación con aquellos pacientes que tienen las defensas más bajas o procesos patológicos en curso. Además, pueden ser factores como la obesidad, por ejemplo, y la edad, aunque ésta última no sea tan determinante, porque al principio se hablaba que eran los adultos mayores quienes encabezaban las cifras, pero ahora la enfermedad también ha impactado bastante en los niños y adolescentes”, detalló.

Además, la profesional indicó que algunos pacientes no acceden oportunamente a los establecimientos de salud desde que presentan los síntomas, lo que puede agravar su condición y afectar su respuesta al tratamiento. “Muchas veces no se consulta a tiempo y eso hace que después aquellos pacientes se vayan complejizando un poco más”, agregó.

Por lo anterior, la profesional recalcó que el esquema completo de las dos dosis  contra el virus y el periodo de 14 días posterior a la segunda inoculación, es clave para evitar la posibilidad de riesgo vital, y con ello la muerte.

“La vacuna es un protector para evitar la mortalidad por coronavirus. Si tú tienes una enfermedad crónica o un factor de riesgo, por ejemplo, como la obesidad o la edad, aumentan tus posibilidades de mortalidad”, recalcó.

Efectividad de vacuna

En las próximas semanas estiman que se produzca un quiebre en la curva de fallecidos por coronavirus.

Así lo explicó el epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Gabriel Cavada. “Esperamos en las próximas dos o tres semanas una reducción bastante importante en la curva de los muertos y una descompresión del sistema hospitalario, porque ya están sacando el fantasma de la muerte de los adultos mayores que son los que se mueren más”, subrayó.

El académico sostuvo que en la medida que avanza el proceso de vacunación, las personas van adquiriendo protección ante los efectos graves del virus, y por ello, es que los adultos mayores hoy día no son quienes estén falleciendo por la enfermedad.

“Lo que pasa es que la componente etaria de letalidad antes era en los adultos mayores, que eran los que más se morían y ahora ese componente de letalidad está bajando a los rangos etarios que no están protegidos por nada, se siguen exponiendo al contagio, siguen circulando y más encima no están vacunados, entonces por supuesto ahí es donde el virus está atacando con mayor cruenta”, dijo.

Cavada agregó que la realidad socioeconómica presente en los territorios también es un factor que influyen en la mortalidad en esta pandemia.

“Por supuesto que siempre vas a tener una pandemia más cruenta en la medida que tengas comunas que son más carenciadas socioeconómicamente, pero eso es un hecho de la causa, es lo que se llama menor daño de salud, si miramos quienes son los que hacen cuadros graves de la enfermedad y se mueren más, en general vamos a tener obesos, hipertensos y diabéticos, pero resulta que el hipertenso y diabético suele ser obeso, entonces en la medida de que tengas con estos daños de salud vamos a tener una expresión de la epidemia muy cruel”, explicó.

Texto: José Valenzuela / Susana Núñez / Antonieta Meleán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/