Close
Radio Radio Radio Radio

Empresarios del Itata realizaron gira a Colchagua

Una gira técnica al Valle de Colchagua realizó una delegación de 23 productores de vino y empresarios turísticos y gastronómicos del Valle del Itata este jueves y viernes, con el objetivo de conocer la experiencia asociativa y de agregación de valor de sus pares de la Región de O’Higgins.

La actividad fue organizada por Sernatur Ñuble e incluyó visitas a las viñas Montgras -donde el turista recorre un jardín de variedades y puede hacer su propia mezcla y embotellarla- y Escondida -pequeña bodega con una sala de degustación que en el siglo pasado era un reconocido burdel-, al Museo San José del Carmen del Huique -residencia del expresidente Federico Errázuriz-, así como a los restaurantes El Candil y Casa Colchagua -inserto en la viña Laura Hartwig-, donde el vino es uno de los protagonistas.

En las visitas, los emprendedores del Itata no solo participaron en los recorridos guiados y en las degustaciones, sino que también pudieron interactuar con empresarios de los rubros vitivinícola y gastronómico de uno de los valles más representantivos de Chile, con un fuerte enfoque en los turistas extranjeros, que representan más del 50% de las pernoctaciones.

Pablino Vergara, presidente de la Cámara de Turismo de Colchagua, aseguró que el Valle del Itata tiene mucho potencial para explotar turísticamente, como el relato, es decir, la historia detrás de la producción de vinos de cepas patrimoniales y las tradiciones ancestrales que aún se mantienen en la zona. “El turista busca lo auténtico, aquello que no se encuentra en las grandes ciudades, como las costumbres campesinas, y ustedes tienen mucho que ofrecer”.

Además, planteó que tanto el boca a boca como las plataformas digitales, como TripAdvisor y las redes sociales, entre otras, son las principales herramientas de promoción.

Por su parte, Alejandro Hartwig, gerente de la viña Laura Hartwig, uno de los pioneros de la Ruta del Vino de Colchagua y director de Viñas de Colchagua A.G., hizo hincapié en la importancia de la asociatividad, y recordó que en 1996 seis viñas de la zona comenzaron a trabajar para impulsar el turismo como un complemento de la producción de vinos. Hoy son más de veinte y gracias a diversas iniciativas, como la Fiesta de la Vendimia en Santa Cruz, al mejoramiento de la calidad de la oferta gastronómica y hotelera, así como al aporte de empresarios como Carlos Cardoen -ha levantado dos museos, un hotel, una viña, un teleférico y un observatorio, entre otras atracciones- hoy Colchagua es un destino enoturístico por excelencia, con un tiempo de pernoctación promedio de 2,1 días.

Hartwig comentó que no fue un camino fácil, y subrayó que en este proceso fue fundamental la visibilidad que le dieron al valle los éxitos conseguidos por los vinos que ahí se producen.

“Hemos aprendido que el vino es una excusa para venir, que la gente quiere ver paisajes y disfrutar de experiencias distintas, que una de las claves es la diferenciación, que es fundamental estar a no más de dos horas de un aeropuerto y de una ciudad grande, pero para que el turismo despegue es fundamental contar con una oferta variada que permita aumentar el tiempo de permanencia en el destino”, añadió.

La recién asumida presidente de la Cámara de Turismo de Quillón, Marissa Macalusso, expresó que entre los principales aprendizajes del viaje “está la importancia de creerse el cuento, de perseguir los sueños”, así como también que la calidad del vino debe ir de la mano con la calidad de los servicios turísticos, “y entender que no podemos trabajar de manera aislada, que debemos asociarnos, y seguir avanzando en la formalización de los emprendedores, hay requisitos que se deben cumplir, porque no podemos poner en riesgo la imagen del destino, porque un turista que tiene una mala experiencia no va a hablar mal de un restaurante en particular, sino que de todo el destino”.

Trabajo de Senatur

Andrés Arias, director de Sernatur Ñuble, se mostró satisfecho con la gira y comentó que uno de los objetivos principales era recuperar las confianzas entre los empresarios y la entidad, debido a la intermitencia de iniciativas anteriores.

“Nuestro interés también era poder aprender de la experiencia de Colchagua, articular a los empresarios, necesitamos desarrollar la industria, éste es un primer paso, tenemos una agenda muy nutrida de actividades”, añadió.

Arias apuntó al desarrollo de la hospitalidad en Colchagua como uno de los ejes que se busca desarrollar en Itata, y puntualizó que para poder trabajar con los empresarios y poder apoyarlos es fundamental avanzar en materia de formalización, debido a que la elevada informalidad es un problema pendiente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/