Close
Radio Radio Radio Radio

Empleo y oportunidades

Sin el dinamismo que aportan las actividades silvoagropecuarias en verano, la tasa de desempleo en la Región de Ñuble volvió a subir. En el trimestre móvil marzo-mayo de 2019 el guarismo se empinó a un 7,3%, muy superior al 5,6% del trimestre anterior (febrero-abril), pero también 0,2 puntos por sobre la tasa de marzo-mayo de 2018, según informó el INE. De esta forma, la tasa de Ñuble se ubica 0,2 puntos por sobre el promedio nacional de 7,1%.

En el análisis se aprecia, por un lado, que el crecimiento de la administración pública (54%) ha sido un factor clave en el freno de la desocupación, y por otro lado, el preocupante aumento de los empleos por cuenta propia.

En el caso de los empleos creados por el Estado, lo que se percibe es la continuación de una tendencia que comenzó a observarse con claridad a en los últimos meses, fruto de la puesta en marcha de la Región de Ñuble, como también a la implementación de políticas y programas a nivel municipal.

Otro problema que enfrenta el mercado laboral de Ñuble dice relación con la calidad de los empleos, pues según la medición del INE, los empleos por cuenta propia, vale decir, los emprendimientos individuales que se caracterizan por la informalidad, la ausencia de contratos y de protección social, alcanzan a 23,6% de los ocupados en la Región.

Lo anterior confirma el proceso de precarización del empleo que se viene observando en la zona los últimos años, como consecuencia de la pérdida de puestos de trabajo en sectores productivos con mayor agregación de valor, como la industria manufacturera, y la creación de empleos en sectores como el comercio y la agricultura, caracterizados por su menor calidad.

Si se considera que en Ñuble un 70% de los trabajadores percibe un ingreso mensual líquido igual o inferior a $350.000, según el estudio realizado recientemente por la Fundación Sol, titulado “Los Bajos Salarios de Chile”, la generación de empleos precarios, ya sea de microemprendimientos como asalariados, no contribuye a mejorar el panorama, lo que en la práctica, es un desincentivo para la retención de jóvenes profesionales. La misma investigación arrojó que en la Región de Ñuble, la mitad de los trabajadores gana $270 mil o menos, lo que significa que el nuevo territorio está bajo la mediana de salario a nivel nacional, siendo la más baja del país.

Por otra parte, la reciente Encuesta de Percepciones Económicas de Corbiobío mostró que en aquellos hogares donde existe un desempleado, en un 31% de los casos se trata de jóvenes profesionales.

En términos simples, para los jóvenes recién egresados no será atractivo trabajar en la nueva región, a menos que accedan a un cargo en el sector público, porque claramente la economía local no está brindando las oportunidades laborales para que se inserten. Por ello, en la medida que el modelo de desarrollo de Ñuble continúe enfocado en la extracción de materias primas, con un escaso protagonismo de la industria manufacturera, el desempleo y la migración de jóvenes profesionales seguirá siendo una constante.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/