Close

Embalse Punilla, un siglo de historia (Parte II)

Tal como se prometió en la columna anterior, se continuará con la entrega de antecedentes sobre el siglo de espera del proyecto embalse Punilla, continuando con el período 2010-2013, donde se completan estudios hidráulicos, geotécnicos y geológicos específicos realizados por la Universidad de Chile post terremoto y ARCADIS. R & Q Ingeniería llevó a cabo la ingeniería y diseño.

En 2014, el MOP realiza el llamado a inscripción para participar en la licitación de la concesión. En 2015, se presentó al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) la solicitud para constatar el inicio del proyecto y se llama a licitación pública internacional para concesión del Embalse Punilla por un monto de 9.141.000 UF.

En marzo de 2016, la empresa italiana Astaldi Concessioni, única oferta presentada, se adjudica la concesión. En julio, se visitan los terrenos expropiados y se inician los estudios de detalle, para luego iniciarse las conversaciones con las familias afectadas por expropiaciones de parte de la Oficina de Asistencia Técnica (OAT).

El “Mejoramiento de Trazado Existente Ruta N-31” se trabaja en febrero de 2017 y queda con observaciones. Se crea el Comité de Gestión y Evaluación del Plan de Desarrollo Social (PDS) y se gestionan las expropiaciones de terreno en la zona de inundación. En julio, se firman los primeros Convenios del PDS. En octubre, el Movimiento Social en Defensa del Río Ñuble (MSD) solicita la invalidación de la resolución que acreditó el inicio de ejecución del proyecto.

En marzo de 2018, la OAT informa sobre familias que no desean aportar antecedentes para gestionar su reubicación. Se entrega el proyecto de Ingeniería de la Presa, quedando con observaciones. En mayo, el SEA rechaza la solicitud de invalidación presentada por el MSD. En julio, el MDS interpone ante el Tribunal Ambiental de Santiago una reclamación en contra de la resolución del SEA, la que fue admitida a tramitación. En agosto se aprueba Estudio de Impacto Ambiental de línea de transmisión eléctrica del embalse. En noviembre, desalojos ocurridos generan la presentación de recursos de protección contra el MOP en la Corte de Apelaciones de Chillán. En diciembre, afectados del PDS presentan medida cautelar al Tribunal Ambiental de Valdivia y solicitan la suspensión de la Sociedad Concesionaria Aguas de Punilla y la detención de desalojos de los afectados. Hasta diciembre se avanza en un 91% de las expropiaciones. Durante el año se firmaron 21 convenios de expropiación y se recibieron 71 solicitudes de incorporación al catastro de beneficiarios, pero al no encontrarse como residentes desde el inicio, fueron rechazadas al año siguiente.

En febrero de 2019, Astaldi presenta problemas financieros y detiene actividades y en junio pide compensación de US$170 millones por errores en la capacidad de almacenamiento del embalse. En julio, la audiencia por daño ambiental en el tribunal de Valdivia fue suspendida, luego que los demandantes, el Fisco y la empresa concesionaria manifestaron su voluntad de llegar a acuerdo, quedando para el 11 de septiembre la continuación de la audiencia de conciliación, prueba y alegatos. En agosto, Astaldi entrega boleta en garantía por seriedad de la obra por la mitad del valor según contrato. ¿Qué más puede pasar? ¿Cuánto más esperamos? 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top