Close
Radio Radio Radio Radio

El purgatorio de la AFC de Ñuble

Cuando la política pública no define claramente sus resultados, la ayuda suele transformarse en un líquido demasiado viscoso para lubricar los engranajes que requiere la evolución de los países subdesarrollados. El individualismo y la desconfianza han sido la causa que han condenado a muchas de las empresas y emprendedores a deambular en el purgatorio (espacio y tiempo entre el desarrollo y el infierno social y económico).

La situación actual de la Agricultura Familiar Campesina AFC de Ñuble es un caso del cual podemos obtener aprendizajes. Los datos disponibles en INDAP nos revela que Ñuble acoge a poco más de 16 mil agricultores de subsistencia, con superficie promedio individual menor a 2 hectáreas. Frente a un capital social extremadamente precario y a una profunda desconfianza en la relación comercial interpares, los subsidios del Estado se han concentrado específicamente en evitar que dicha población migre a las ciudades. Los jefes de hogar, en dicho ambiente de trabajo, se transforman en meros observadores de la incapacidad de su actividad para atraer a las siguientes generaciones, que migran hacia centros urbanos donde esperan obtener mayores oportunidades de desarrollo. En un círculo vicioso, la población rural de dichas localidades envejece en un ambiente crónico de precarización.

¿Es posible romper el círculo vicioso? Es posible. Primero se requiere la voluntad de los involucrados para actuar en un ambiente colaborativo y segundo, establecer un contrato privado que sea compatible en incentivos. ¿El objetivo? Que el mayor valor que aporte la actividad sea un aliciente para atraer el interés de las nuevas generaciones.

Veamos un ejemplo extraído de la naturaleza. National Geographic describe a los Licaones – perros salvajes africanos – como “el mejor cazador del reino animal”. Tal es su eficacia que está demostrado que tienen éxito en 9 de cada 10 cacerías. ¿La receta? Trabajar colaborativamente y tener un contrato implícito que les permite asignar roles específicos para llegar hasta la “completa extenuación de su presa”. La coordinación y sofisticado estilo de caza, único en el reino animal, a menudo denominado depredación exhaustiva, permite a las manadas decidir cómo cazar comunicando su preferencia a través de especies de “chirridos”.

Veamos un segundo ejemplo extraído del comportamiento de las grandes empresas. El retail tiene a dos colosos que se enfrentan habitualmente: Falabella y París. Su principal característica es instalarse frente a frente en los Mall. Compiten fuertemente por captar un mayor número de clientes. Empero, a pesar del nivel de confrontación, se sienten cómodos compartiendo el mismo espacio. ¿La razón? Porque actúan cooperativamente para aumentar el número de clientes que visitan el Mall y tienen un contrato implícito que determina que, en cualquier construcción de un nuevo centro comercial, ellos invariablemente estarán frente a frente mostrándose los dientes.

En resumen, el fortalecer la AFC de Ñuble requiere necesariamente que los instrumentos de política pública consideren tres factores que son esenciales e insustituibles: subsidios al trabajo colaborativo; establecer un contrato privado compatible en incentivos y acompañamiento. De esta forma, el camino que los involucrados elijan en el purgatorio, los llevará al desarrollo social y económico; estado el cual, dicha actividad tan noble y propia del ADN de Ñuble, se merece.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/