Close
Radio Radio Radio Radio

El canterano del Rojo que quiere seguir creciendo en Primera

Felipe Venegas/Ñublense

Jonathan Turra confiesa que tras gritar campeón con Ñublense la tarde del 9 de enero, levantar la copa con sus compañeros y dar la vuelta olímpica en el estadio Nelson Oyarzún de Chillán, tomó su celular y entre lágrimas de emoción, llamó a sus padres y a su polola, para dedicarles un logro histórico a sus cortos 18 años.

“Es que ellos siempre han estado conmigo. La familia. Desde los 15 años cuando comencé a viajar desde Bulnes a Paso Alejo para jugar en cadetes, con la meta de llegar a selecciones menores y al primer equipo. Valió la pena todo el esfuerzo, aunque a veces se me pasó por la cabeza dejar el fútbol”, reflexiona el zaguero y canterano del Rojo, Jonathan Turra, quien con 18 años ya tiene un título de campeón en su palmarés.

El oriundo de Bulnes sumó minutos en el fútbol profesional como zaguero central y lateral de la mano del técnico Jaime García, quien le dio toda la confianza.

“Jamás imaginé que después de que el profesor Jaime me hizo debutar en la liguilla en enero del 2020, en menos de un año iba a ser campeón”, confiesa el zaguero central que aprendió a jugar de lateral con el entrenador nativo de Cartagena.

Consolidarse

Turra asume que ahora su meta es consolidarse en Primera, pero sabe que no será una tarea fácil considerando que llegarán jugadores de mayor recorrido.

“Mi meta es seguir jugando, sumando minutos, experiencia, si bien en Primera es difícil, porque llegan jugadores de mayor renombre, mi idea es seguir creciendo o aprendiendo y hacer las cosas bien como las he hecho hasta ahora”, acota el defensor descubierto por Manuel “Pepe” Lara y que antes de jugar en la escuela de Ñuble, también estuvo en un semillero de Quillón, donde tejió una linda amistad con Pedro Uribe, joven portero de la cantera que tiene un futuro esplendor.

En caso que Jonathan no tenga muchas opciones para jugar en Primera, anticipa que no le teme a salir a préstamo.

“Siempre es una opción salir a jugar a otra división o a un club de la región para ganar minutos, experiencia y seguir aprendiendo”.

Contrato

La carrera de Turra ha estado marcada por el sacrificio. Recuerda sus agotadores viajes de Bulnes a Chillán y agradece que el ayudante técnico de García, Diego Santelices, muchas veces lo haya alojado en su casa al igual que el coordinador, Francisco Mardones. En el camarín diablo, revela que aprendió de los más experimentados como Jorge Ampuero.

“Muchas veces en los entrenamientos, cuando él me veía que estaba un poco flojo entrenando, me tiraba las orejas y me decía que debía mejorar”, evoca, Turra quien cuenta que el momento más duro de la campaña fue un bajón que tuvieron tras el empate 2-2 con Santa Cruz, período en el que estuvieron sin ganar cuatro fechas, “pero supimos levantarnos, mantenernos siempre arriba, a pesar que nos mataron en ese período”.

Sobre su relación con Jaime García, recalcó que “era muy cercana, un técnico que te daba la confianza y no te retaba si uno la cagaba, sino que siempre te animaba, me decía créete el cuento hueón”.

El hijo de Bulnes no tiene contrato profesional con el club y solo recibe una ayuda económica, pero sabe que, si sigue creciendo con humildad y disciplina, llegará esa recompensa que será el fruto de su incansable esfuerzo para consolidarse como futbolista profesional.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/