Close
Radio Radio Radio Radio

El campeón de la B fue sorprendido por San Felipe

La premisa futbolera señala que siempre cuando un equipo logra un título antes que finalice el torneo, tiende a jugar más relajado o a bajar la intensidad en la recta final.

Porque el objetivo ya se logró, porque se suma un desgaste tremendo en lo físico y en lo emocional y luego viene el relajo consciente o inconsciente.

Algo de esto explica la derrota de Ñublense, el campeón de la Primera B, título que logró el pasado sábado ante Copiapó, además del ascenso a Primera, ante Unión San Felipe, rival que lo sorprendió y venció por 3-2 por 3-2 y es el nuevo sublíder del torneo, superando a Rangers, con 45 puntos (pero mejor diferencia de goles).

Ñublense presentó una formación casi titular, aunque con algunos valores jóvenes como el portero Celso Castillo, el central Jonathan Turra y el canterano Matías Coronado, pero igualmente el equipo de Jaime García intentó jugar con personalidad y controlar al cuadro de Héctor Rocco.

De hecho, se puso en ventaja con gol de Óscar Ortega, goleador del Rojo con 11 goles, quien capturó un rebote del portero Andrés Fernández, el que no pudo contener un certero cabezazo e David Escalante.

Sin embargo, San Felipe presionó más arriba, adelantó sus líneas y llegó al empate en los descuentos del primer tiempo, con gol de Julio Castro, tras centro de Bairo Riveros.

Más estratégico

En el complemento, García se la jugó con los ingresos de Mateos y Luis Valenzuela, pero no cuajaron en la gestación creativa, como se proyectaba, porque el rival también supo agruparse bien y salir en velocidad con rápida circulación.

El 2-1 de Gonzalo Villegas para el forastero, que necesitaba con urgencia la victoria para terminar la fase regular como sublíder, fue un golpe sorpresivo para Ñublense, que fue en busca de igualdad, cada vez con menos precisión en la salida y la articulación de jugadas ofensivas.

A pesar del desgate y un grado de desorden, Nicolás Astete, que no llevaba un minuto en cancha, se despachó un zapatazo fuera del área para poner el 2-2.

Parecía que el campeón de la Primera B se hacía respetar en su reducto, donde había cedido solo cuatro puntos de 42 disputados como anfitrión, pero los sanfelipeños aprovecharon nuevamente las vacilaciones defensivas del monarca de la B, para llegar al 3-2 con un zapatazo del recién ingresado Ignacio Mesías, en plena área, tras centro atrás de Salinas, quien le ganó la espalda a José Navarrete tras un tiro libre desde la izquierda.

Ñublense buscó la igualdad, pero las piernas y el corazón del equipo había quedado ya derrochado en la jornada del pasado sábado cuando levantó la copa.

Mientras San Felipe se jugará la vida el domingo a las 10 horas ante Melipilla para asegurar el segundo lugar, Ñublense se despedirá de una campaña histórica, en la que logró un título y ascenso inolvidable, ante San Marcos de Arica en el estadio Carlos Dittborn de Arica.

“Nos ganaron bien”

Ñublense culminó su campaña de local con una derrota, pero plasmando un 78,5 por ciento tras cosechas 11 triunfos, 2 derrotas (Temuco-San Felipe) y un empate (Santa Cruz).

De hecho, San Felipe fue su especie de bestia negra porque fue el único equipo al que no le pudo ganar (empate de visita y derrota de local).

El técnico Jaime García reconoció que el rival hizo méritos para ganar el partido.

“Fue un partido muy bueno desde lo estratégico de San Felipe que nos ganó bien y no hay excusa. Fue un partido atractivo para la gente, ellos nos querían ganar y nosotros queríamos ganar en casa. Supieron contrarrestar nuestros ataques y nos golpearon en los momentos precisos, no hay excusas”, analizó García, antes de hablar sobre su futuro.

“Mi futuro se verá después del partido del domingo ante Arica, pero yo estoy capacitado para dirigir en Primera, no soy un técnico al que hay que clasificar en una categoría, yo me siento capacitado, he hecho un camino largo como se debe y si se entregan las herramientas puedo hacer una gran labor, porque estoy capacitado como varios técnicos chilenos”, sentenció el entrenador nativo de Cartagena, que el domingo, más allá del resultado del último duelo con San Marcos de Arica (domingo 10 horas, estadio Carlos Dittborn), quedará en la historia del conjunto ñublensino.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/