Close
Radio Radio Radio Radio

Eje de la Ruta 5 concentra interés de inversiones en logística y agroindustria

Mauricio Ulloa

En el último lustro se ha incrementado el número de empresas industriales, comerciales y de distribución, que han elegido instalarse en el eje de la Ruta 5, en las comunas de Chillán Viejo y Bulnes, para aprovechar la estratégica ubicación, la infraestructura y la disponibilidad de terrenos (los centros de distribución requieren superficies grandes), dando cuenta de un proceso que en los próximos cinco años se acelerará, según advierten actores locales.

Ejemplo de lo anterior es la presencia de firmas nacionales y extranjeras, como Copec, Scania, Copelec, Cuyckens, Chilerecicla, Grupo San Ignacio, Cencosud (emplazado en las dependencias de Rabié) y Colún, entre otros, varios de los cuales son centros de distribución.

Asimismo, hace 15 años, la sociedad de inversiones Frutillares desarrolló el proyecto Parque Industrial Las Acacias, en el kilómetro 408, que alberga a empresas como CCU, Chevrolet, Salfa y Chep (bodegas); y en el corto plazo prevé iniciar la ejecución de un proyecto más ambicioso: el parque industrial Chillán Viejo, que estará emplazado en el kilómetro 420 y contará con una superficie de 650 mil metros cuadrados con estándares internacionales, el que actualmente se encuentra en etapa de tramitación de permisos.

De hecho, según reveló el alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin, hay al menos siete compañías nacionales e internacionales que ya suscribieron acuerdos para su instalación en el sector, de los rubros agroindustrial y logístico, entre las que se encuentran inversiones recientemente anunciadas por LA DISCUSIÓN, como la del grupo mexicano Bimbo (Ideal), que se ubicará en el parque industrial Chillán Viejo, así como Bodegas San Francisco (BSF), en el kilómetro 410, que invertirá US$11 millones en un complejo de 68.500 metros cuadrados.

Y es que tal como explicó el académico Jorge Beyer, director del Centro de Investigación Marítimo Portuario (CIMP) de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, “en la zona Centro Sur de Chile, la conectividad vertebral es por la Ruta 5 y la línea férrea, con una disminuida infraestructura para almacenar y manipular mercancías. Un punto interesante de analizar es justamente la bifurcación de la carretera hacia el complejo portuario del sur de Chile, precisamente en ese punto está Bulnes, Chillán Viejo y Chillán, donde la línea férrea se aloja muy cerca de la ruta rodoviaria y con espacios deshabitados apropiados para reservas de futuro desarrollo de Hub Logístico y Puertos Secos. Además, estas locaciones son puntos medios para atender tanto a la carga, como al equipo rodante y al personal que circula desde norte a sur, cordillera a mar o viceversa, incluso trascendiendo las fronteras nacionales”.

Dicho análisis es compartido por las empresas del rubro logístico. Un empresario que pidió reserva de su nombre enfatizó que el eje de la Ruta 5 en Chillán Viejo es percibido con un gran potencial por su emplazamiento equidistante de Santiago y Osorno, junto al acceso a la Autopista del Itata, que conecta con Concepción y los puertos, así como también por la presencia de la línea férrea, que podría aprovecharse en la medida que exista la demanda y se ejecuten las inversiones necesarias, dado que a muy poca distancia está la estación Rucapequén, que en el pasado fue un punto neurálgico de la red ferroviaria. Asimismo, argumentó que estas inversiones también tienen un efecto dominó, ya que atraen la instalación de negocios relacionados, constituyendo en algunos casos verdaderos clúster.

Daniel Sepúlveda, director regional de Corfo, subrayó que “hay grandes oportunidades de desarrollo logístico agroindustrial en este sector y esto se debe principalmente a su ubicación estratégica, lo que sin duda representa una gran oportunidad para esa ubicación”.

“Se han hecho estudios que revelan que logísticamente la zona de Chillán Viejo hasta Bulnes es muy estratégica. Esta idea se viene desarrollando hace bastante tiempo. Hace más de 20 años que ahí se instaló Rabié, después lo hizo Kauffmann y muchas otras empresas que han visto un valor en esa ubicación”, recordó la autoridad.

Sepúlveda añadió que “en este momento se está instalado Bodegas San Francisco y también lo están haciendo otras empresas europeas. Como Corfo, en conjunto con Invest Chile y ProChile, estamos apoyando la instalación del grupo Bimbo, la panificadora más importante del mundo, para que se ubique con su tercera planta en Chile en el sector de Chillán Viejo. También tenemos conocimiento de empresas del rubro maderero que están pensando en proyectos de puerto seco, donde se pueden almacenar y preparar los container antes de salir al puerto, cuyas bodegas son carísimas, por lo que ahí hay una gran oportunidad”.

Por su parte, el alcalde Aylwin reconoció que la instalación de estas empresas en los próximos dos años “son los primeros frutos de un trabajo que hemos llevado a cabo para potenciar este sector y atraer inversiones a partir de una definición estratégica que apunta a concentrar inversiones en las áreas agroindustrial, industrial no peligroso y logística, donde hemos buscado el apoyo de los distintos gobiernos, sin mucho éxito”, criticó.

Respecto de los beneficios, el alcalde destacó que la instalación de estas empresas no solo genera nuevos ingresos para la comuna por la vía de las patentes comerciales, sino que también a través de la creación de empleos.

Reveló, además, que “la Universidad Católica de la Santísima Concepción está postulando un proyecto para generar un puerto seco con orientación agroindustrial”.

“Llevamos más de ocho años trabajando, apoyando el desarrollo de proyectos, como el parque industrial de Chillán Viejo, hemos atendido los requerimientos de los inversionistas, hemos ajustado algunas normativas del plan regulador para facilitar su instalación, como por ejemplo, la altura máxima permitida para las bodegas, adecuándonos a estándares internacionales, en que el diseño de espacios responde a procesos automatizados y de robótica. Y eso se agradece cuando el objetivo es atraer inversiones de calidad. Es clave la colaboración público-privada y tener la capacidad de ser flexibles al momento de entender las nuevas lógicas”, expresó el alcalde.

Desafíos

No obstante, el alcalde sentenció que hay muchos desafíos por abordar para aprovechar esta oportunidad, por ejemplo, en materia de infraestructura. “Cómo ir mejorando los espacios, la conectividad y el acceso a servicios. En ese sentido, un ejemplo es lo que se hizo con el parque industrial Chillán Viejo, en que se generaron convenios con las tres empresas distribuidoras de electricidad”.

Aylwin apuntó a la falta de visión de las autoridades regionales. “A distintos intendentes le pedimos pavimentar el camino San Marcelo hacia Rucapequén, para empalmar con el ferrocarril, pero no ha sido aprobado, el proyecto está hecho hace cinco años, pero nunca hubo la intención. Es más, el actual intendente, que viene del mundo privado, escuchó, mostró interés, pero no hizo nada, no ha habido un interés genuino, porque no es relevante para el Gobierno, ni tampoco lo fue para el anterior. También le pedimos al MOP reponer el puente que está caído desde antes del terremoto”.

Agregó que “también solicitamos que hubiera ciclovías en la Ruta 5 para el transporte de los trabajadores, una caletera, así como la mejora de accesos en algunos puntos de la carretera, lo que no fue considerado (…) Nosotros le planteamos al MOP la idea de generar una conexión interna desde este polo industrial hacia la Autopista del Itata y no tener que salir a la Ruta 5, pero nos dijeron que eso implicaba hacer otra autopista, ¡pero no eran más de 3 kilómetros! Lamentablemente, tampoco fue considerado”.

El jefe comunal también planteó la necesidad de habilitar montacargas en Rucapequén. “Si logramos eso, esta localidad se transformaría en lo que fue hace 50-60 años, el lugar donde bajaba la carga que venía de la costa y que iba tanto a Santiago como a Puerto Montt”.

“Queremos que la Región de Ñuble quede instalada con la capacidad industrial y de logística que nos permita pelear en grande, a nivel internacional”, reflexionó el alcalde de Chillán Viejo, quien comentó que “tampoco es descabellado pensar en un aeropuerto para carga, como lo planteó una empresa alemana hace un tiempo”.

Al respecto, el director del CIMP planteó que las deficiencias no solo se observan en materia de infraestructura. “El poder llevar nuestros productos a distintas partes del mundo en forma eficiente y oportuna requiere de una apropiada infraestructura, tecnología, conocimiento y colaboración entre el sector público y privado”.

Y apuntó que “la logística no solo depende de la infraestructura, también se debe incorporar tecnología en los diversos procesos que la conforman”.

Beyer explicó que “la logística 4.0 ya es realidad en muchos países y nosotros debemos reforzar aquello, automatizando procesos, transmitiendo documentos vía digital, realizando una gestión moderna y mejorando la coordinación entre las entidades públicas y privadas participantes, todo ello, con el propósito de ser expedito y disminuir costos para alcanzar estándares de clase mundial”.

El académico expresó: “Ñuble cuenta con universidades que pueden aportar en la generación y transmisión de conocimiento, empresas, sobre todo del sector agropecuario, con expectativas de desarrollar su comercio hacia el exterior y empresas foráneas que contemplan proyectos de instalarse en diversas zonas de la región. Además, en Ñuble opera hace bastante tiempo la Mesa Pública-Privada para el Desarrollo del Comercio Exterior (Comex)”.

“Por otra parte -continuó el académico-, también es necesaria la formación, capacitación y generación de conocimiento para el manejo de actividades en la logística, tanto para el personal como a la ciudadanía, pues la logística debe ser amigable y comprendida por el entorno”.

Y advirtió que “reportes de Indicadores del Desempeño Logístico del BID, para varios países, indican que Chile avanza a ritmo menor que otros competidores en mercados globales, en aspectos de infraestructura, modernización de la gestión, costos y tiempos de envíos, entre otros, los cuales debemos mejorar a nivel país. En este sentido, un Hub Logístico en Ñuble, presenta oportunidades de subsanar estos aspectos al instalar desde un comienzo estas mejoras para contribuir al soporte del desarrollo de Ñuble y el país”.

En tanto, para el director regional de Corfo, “una de las falencias más importantes es la falta de capacidad energética que tiene hoy la región. Sabemos que CGE y Copelec no le están dando factibilidad eléctrica a muchos proyectos y eso obviamente es un problema para cualquier empresa que se quiera instalar en Ñuble. El Ministerio de Energía y su Seremi de Ñuble están trabajando fuertemente para solucionar estos impases de líneas como la 66 y la Charrúa, que datan del año 50 y que no habían sido mejoradas en su capacidad de transmisión. Esperamos en los próximos años tener resuelto este tema que representa una brecha bastante importante para llevar adelante proyectos de inversión en la región”.

Rol del Estado

Sepúlveda reconoció que “el Estado tiene la responsabilidad de entregar las condiciones para que estas empresas lleguen a Ñuble. Por una parte, que las locaciones cumplan con las condiciones logísticas y estratégicas para la instalación de estas empresas y, por otra, que cuenten con el suministro energético. Además, se necesita que los organismos estatales involucrados con los trámites de instalación, informes de impacto ambiental, entre otros, sean ágiles y oportunos. Ese un desafío”.

La autoridad destacó que “el Gobierno Regional ha estado muy interesado en atraer empresas a la región, porque eso significa crecimiento, desarrollo, generación de empleo, comercio, turismo y todo lo que conlleva la creación e instalación de nuevas empresas en un territorio. En esa línea, este año aprobó recursos a Corfo para un Programa de Atracción de Inversiones por $3 mil 500 millones, que va a servir para incentivar la llegada de empresas a nuestra región, sobre todo, en el área tecnológica”.

Finalmente, dijo que “los responsables de atraer inversiones desde el extranjero a nuestra región son ProChile, Invest Chile y Corfo, por lo que estamos trabajando bastante coordinados entre las tres instituciones para ver el interés de empresas internacionales que se quieran ubicar en Ñuble y así empezar a gestionar los contactos y factibilidad de todos los trámites administrativos que deben tener para poder instalarse”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/