Close
Radio Radio Radio Radio

Dos formalizados por incumplir cuarentena quedan con arresto domiciliario

Dos nuevas medidas cautelares de arresto domiciliario fueron decretadas en contra de dos imputados, uno de Chillán y otro de Coelemu, quienes fueron formalizados por la Fiscalía por poner en riesgo la salud pública, delito contemplado en el artículo 318 del Código Penal. En ambos casos, era la tercera vez que los infractores incumplían la obligación de permanecer en sus casas, debido a la pandemia por Covid-19, por lo que el delito para ambos es en carácter de reiterado.

En Chillán, la fiscal Paulina Valdebenito Sanders formalizó esta mañana a Diego Mella Veloso, de 21 años, quien vulneró la cuarentena obligatoria que rige para Chillán y Chillán Viejo. El Juzgado de Garantía le decretó la medida cautelar de arresto domiciliario total.

La fiscal explicó que “el imputado había sido detenido el 3 de abril por esta misma situación y ayer martes, tanto en la madrugada como en la noche, fue nuevamente sorprendido en este delito. De hecho, ayer también pasó a control de la detención y fue formalizado por la Fiscalía por poner en riesgo la salud pública y, además, por daños”.

Acotó que “dentro de la argumentación que se le dio al Juzgado de Garantía en la audiencia de hoy, para fundamentar la necesidad de cautelares, estuvo el hecho de que el imputado registra en su extracto de antecedentes diversos delitos cometidos en contra de la propiedad, como robo con fuerza en lugar destinado a la habitación y robo en lugar no habitado. Por ello, puede explicarse que la situación de estar en la calle, infringiendo la cuarentena, dice relación con su accionar ilícito para cometer delitos contra la propiedad”.

En el Juzgado de Garantía de Coelemu, en tanto, el fiscal (s) Freddy Benítez Carrero también formalizó por poner en riesgo la salud de la población a Juan Opazo Monsalve, de 29 años. Lo anterior, tras ser detenido por tercera vez (el 29 y 31 de marzo, y ayer) infringiendo el toque de queda en esa comuna de la Provincia de Itata.

El persecutor explicó que, al igual que el caso de Chillán, el imputado se expone a penas que van desde los 61 días a 540 días de presidio o multa que puede llegar hasta poco más de 1 millón de pesos. El tribunal, en este caso, lo dejó con la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/