Close
Radio Radio Radio Radio

Dos dígitos de desempleo

El INE publicó ayer los resultados del mercado laboral chileno, correspondientes al trimestre marzo-mayo, mostrando -a diferencia de su anterior reporte- el real impacto que está teniendo la pandemia de coronavirus y las medidas de restricción adoptadas por la autoridad.

En Ñuble la tasa de desocupación alcanzó un 10,9%, anotando un incremento de 3,9 puntos porcentuales en comparación con igual trimestre de 2019. Asimismo, a nivel nacional la tasa promedió 11,2%, registrando un aumento de 4,0 puntos porcentuales en 12 meses.

Este panorama laboral no es exclusivo de Chile. De hecho, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calificó de “inciertas” las perspectivas del empleo en todo el mundo para el segundo semestre de este año. En especial, el continente americano es identificado como la región más golpeada en pérdida de horas laborales. Este es, indudablemente, un escenario preocupante, ya que configura un inmenso costo social, no solo para la actividad productiva del país, sino también para los ingresos de millones de hogares.

De las personas que perdieron sus puestos de trabajo, alrededor del 80 por ciento no cuentan con educación superior, mientras que el 70 por ciento trabajaban en establecimientos de menos de 10 empleados. En otras palabras, las personas con menor nivel educativo y las pequeñas y microempresas son las que están recibiendo el impacto más duro de la crisis económica en materia de empleo. A ello hay que añadir que los jóvenes y las mujeres son los grupos más afectados, con tasas de desempleo mucho más elevadas.

Cabe hacer notar que la situación podía ser peor, pues las cifras oficiales no dan cuenta de toda la realidad, pues el análisis de los números absolutos permite observar que se esconde una tasa aún mayor. Y es que debido a la crisis sanitaria y económica, el número de personas que busca empleo ha caído sistemáticamente, lo que reduce el tamaño de la fuerza de trabajo, y por tanto, de la tasa de desempleo. En otras palabras, miles de personas que estaban activas en el mercado laboral, ya sea ocupadas o buscando trabajo, han salido de este. Según estimaciones del Observatorio Laboral de Ñuble, cuando se compara el número de ocupados de este trimestre con igual período del año anterior, se constata una pérdida de 44 mil puestos de trabajo.

No podemos olvidar que detrás de cada una de estas estadísticas hay un hogar que ha perdido total o parcialmente su fuente de ingresos.

El alza de los niveles de desempleo -que ya Ñuble tenía altos antes de la llegada del coronavirus- será uno de los impactos con mayor duración que le dejará la pandemia a la Región y por lo mismo, es tarea del Gobierno fortalecer los mecanismos para proteger los empleos y tener estrategias para recuperar esos puestos de trabajo cuando se produzca la reactivación económica.

El drama económico y social puede llegar a ser más grave que la crisis sanitaria por el coronavirus, y durar varios años. Equivocarse en esto traerá más muertos por hambre y miseria que la pandemia misma.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/