Decretarían Emergencia Agrícola en las próximas horas en 5 comunas

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa G. 10:20 PM 2017-01-25

Seremi elevó solicitud para Bulnes, San Fabián, Pemuco, Coelemu, Quirihue y 13 comunas más de la región

Corma advirtió sobre el grave daño patrimonial en plantaciones forestales y sus efectos en las pymes madereras

En las próximas horas podría decretarse la Emergencia Agrícola en las comunas de Bulnes, San Fabián de Alico, Pemuco, Coelemu y Quirihue, debido a los daños que los incendios forestales han provocado en dichas zonas.

Según informó este martes el seremi de Agricultura, Rodrigo García, luego de analizar la información proporcionada por Conaf, “se decidió solicitar al intendente la declaración de Emergencia Agrícola para 18 comunas, específicamente para los territorios afectados por 23 incendios. Esto se solicita para ir en apoyo de las familias ubicadas al interior de los perímetros donde se registraron estos incendios que están en algunos casos controlados, contenidos o que están en desarrollo”.

García hizo una evaluación en terreno en las zonas afectadas por los incendios forestales, y se reunió con la Comisión Regional de Emergencias Agrícolas (CREA) integrada por los servicios del agro (Indap, SAG, Conaf, Inia e Infor), instancia en la que se decidió la solicitud.

En relación a la emergencia, el seremi explicó que “como Ministerio de Agricultura nos permite ir en apoyo de estas familias de manera más ágil, disponer de recursos para poder financiar lo que nos han solicitado. Es decir, forraje para animales, los daños por destrucción de cercos y también infraestructura de riego y al existir Emergencia Agrícola, se flexibilizan los mecanismos de apoyo”. 

La solicitud ahora tendrá que recorrer la burocracia del gobierno central, pues debe ser evaluada por el intendente, quien a su vez, la remite al ministro de Agricultura. Y si bien los tiempos son relativos, en el caso de las 15 comunas de la Región del Maule, la solicitud se recibió y se resolvió el lunes en el ministerio.

Según manifestó el alcalde de Bulnes, Jorge Hidalgo, quien también ha recorrido los predios de las familias afectadas en su comuna, “los recursos que se puedan liberar con el decreto de emergencia nos permitirán ir en ayuda de muchos agricultores que han sufrido la pérdida total o parcial de su patrimonio”.

El jefe comunal destacó que se trata principalmente de huertos de cerezos, nogales y arándanos, que sufrieron la destrucción de cercos, sistemas de riego, infraestructura y maquinaria. “Hay otros casos en que también se quemó el forraje para los animales”, añadió Hidalgo.

El alcalde explicó que los incendios “han afectado a pequeños y medianos agricultores, los que además, generaban empleo”.

Evaluación de daños
El Gobierno está evaluando los daños y cuantificando las pérdidas, precisó García, quien sostuvo que “hasta ahora es un proceso que está en evolución, la información que disponemos por el reporte que nos entrega Indap es de 75 familias de pequeños agricultores afectados, pero eso es una información que se debe precisar, porque está en evolución. Lo que se acordó ahora es que Indap y Conaf, en conjunto con los municipios, van a realizar un catastro de las familias afectadas”.

Sector forestal
En el sector forestal, en tanto, la Corporación Chilena de la Madera (Corma) estimó en forma preliminar en cerca de 40 millones de dólares y más de 22 mil hectáreas de bosques afectadas en las regiones del Maule y Bío Bío, siendo la primera la más afectada.

Según sostuvo Emilio Uribe, gerente de Corma Bío Bío, “en Ñuble la cifra que manejamos es de 242 hectáreas de plantaciones forestales quemadas (patrimonio de las empresas socias de Corma), principalmente pino, en una proporción similar de pequeños, medianos y grandes propietarios”.

Añadió que “en algunos casos, estamos hablando de bosques adultos, lo que es una pérdida significativa, porque es perder todo lo que tenía el propietario para capitalizar, son 20 años que se consumen en cenizas”.

Uribe precisó que “el 60 a 70 por ciento de los incendios se inicia en pastizales, matorrales y bosque nativo, porque como el pastizal es seco, es un combustible muy propenso a cualquier atentado. Quemar un bosque de pino, que es el mito que hay, no es tan fácil, cuesta quemarlo”.

bulnesEl ejecutivo subrayó que al desaparecer la materia prima de pequeños propietarios, se ve complicado el abastecimiento para las pymes madereras, quienes han planteado su preocupación, y por otro lado, también se ve el riesgo de desempleo que puede producir esto.

Comentarios