750 hectáreas quemadas y casas dañadas dejan incendios en Ñuble

Por: C.G/N.R/C.G Fotografía: Mauricio Ulloa 11:25 PM 2017-01-21

Trece casas destruidas en su totalidad, tres galpones, una procesadora de arándanos, seis vehículos (maquinarias) y tres casas parcialmente dañadas, es el balance, hasta ahora, de la infraestructura afectada  por el incendio forestal que seigue activo en el sector de Libuy en Bulnes, el mismo que el viernes complicó el sector de Santa Clara, y que se extendió. 

Así lo informó a LA DISCUSIÓN el gobernador (s) de la Provincia de Ñuble, Iván Moscoso.  “Las condiciones climáticas han provocado que este incendio se haya ido incrementando. Las altas temperaturas, el viento y la escasa humedad hacen que el control de los incendios sea más complejos. Hemos estado trabajando en coordinar algunas acciones para salvaguardar la vida de las personas. Según lo que me informó Bomberos, son 20 las casas afectadas, algunas completamente consumidas. Algunas personas han sido evacuadas y a otras se les ha ayudado a resguardar sus viviendas”, comentó tras recorrer la zona más complicada. 

En el incendio, que hasta ayer había consumido más de 500 hectáreas, trabajaron más de 150 voluntarios de Bomberos de distintas comunas de Ñuble, además de tres brigadas de Conaf, de Masisa, y un helicóptero. También particulares facilitaron camiones aljibes.  

En tanto, el municipio de Bulnes habilitó un albergue para los damnificados en el Liceo Santa Cruz de Larqui y  se dispuso una ambulancia del consultorio Santa Clara.  

Por su parte Francisco Castillo, director de Conaf en Ñuble, precisó que tras sobrevolar la zona,  las hectáreas afectadas alcanzan las 500 y el fuego se dirigió ayer hacia el sector El Roble.

Estado de catástrofe
A las 22.00 horas , y luego de evaluar los efectos del siniestro que afectaba la comuna de Bulnes, el intendente Rodrigo Díaz decretó  estado de catástrofe para la comuna. 

La información se comunicó primero a través del Twitter oficial del Gobierno Regional, donde la autoridad hizo un llamado a la población a guardar el mayor cuidado para contribuir al control de incendios forestales en la zona.

El Estado de Catástrofe es uno de los Estados de Excepción Constitucional que contempla nuestra legislación y es aplicada en los casos de calamidad pública. Una vez que se oficializa esta medida la zona queda bajo el control del jefe de la Defensa Nacional.

Alerta Roja

Debido a la fuerza de las llamas y la presencia del fuego en un área poblada, la Onemi decretó Alerta Roja para la comuna de Bulnes. 

De acuerdo con información proporcionada por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), el incendio forestal, denominado “Rinconada”, hasta el cierre de esta edición se encontraba activo.

Con la declaración de la Alerta Roja se movilizarán todos los recursos necesarios y disponibles, en apoyo adicional a lo ya desplegado por Conaf, Bomberos y el Sistema Nacional de Protección Civil. “De esta forma, se actuará para controlar la situación, dada la extensión y severidad del evento”, detalló la Onemi. 

En tanto, pese a que se mantuvo la Alerta Amarilla por incendios forestales para el resto de la región, ayer pasadas las 22.00 horas el estado se cambió a Alerta Roja para toda la Región del Bío Bío, por la ocurrencia de 11 incendios simultáneos. 

Más incendios en Ñuble

Mientras Bomberos y las brigadas de Conaf combatía las llamas en Bulnes, el incendio que comenzó durante la noche del viernes en el sector de Las Mariposas, al oriente de Chillán, se reactivó ayer.

El rebrote motivó la activación de alarma general de Bomberos. Voluntarios concurrieron al callejón San Gabriel, ubicado a  la altura del kilómetro 3 camino a Las Mariposas, lugar de la emergencia. Pese a que había viviendas amenazadas, la rápida acción de bomberos permitió controlar la situación.

La emergencia fue la segunda de cuatro que ayer se activaron en la Provincia de Ñuble. De hecho fue la más pequeña, con solo 4,4 hectáreas, según datos oficiales informados por Conaf.

En la comuna de El Carmen, un siniestro afectó el sector conocido como Los Naranjos, con 87 hectáreas afectadas, y que hasta ayer se mantenía “en combate”. En tanto, otro incendio forestal afectó la comuna de Pemuco, en el sector Relbún, donde hasta el último informe de Conaf se habían quemado 150 hectáreas.

30 incendios en la región

A nivel regional Conaf informó que “hasta las 18.00 horas de hoy sábado (ayer), un total de 30 incendios forestales se mantiene activos en la Región del Bío Bío. De ellos 20 están controlados y 10 en pleno combate por parte de brigadas de Conaf y de empresas forestales, además de Bomberos”. La cifra de incendios en combate subió a 11 pasadas las 22.00 horas.

El director regional de Conaf, Alberto Bordeu, informó que la región presenta altas temperaturas y fuertes vientos, tanto en la costa como en el valle, condiciones que se mantendrán durante el día de hoy y que son propicias para la propagación de este tipo de incendios. 

“Estamos desplegando nuestras brigadas en los incendios forestales más complejos de la región, y también brigadas de resguardo en algunos puntos, porque podrían seguir apareciendo más focos. Estamos trabajando de manera muy coordinada con Bomberos, en los sectores con presencia de viviendas, mientras nosotros  estamos en el área más rural”, precisó.

El directivo insistió en el llamado a la comunidad para prevenir estos incendios, “ya que conociendo las condiciones meteorológicas para estos días, se coordinó con Onemi y las distintas gobernaciones, que Carabineros puedan hacer patrullajes preventivos en sectores donde sabemos que tenemos la mayor ocurrencia de incendios reiterados. Insistimos en que los incendios forestales en Chile son ocasionados en un 99% por el ser humano, y por lo tanto la actitud que debemos tener es fundamental para que no tengamos estos siniestros”.

Desde octubre del año pasado y hasta la fecha, en la Región del Bío Bío se han registrado 430 incendios forestales, un 2% más que el promedio de los últimos cinco años. En tanto que la superficie alcanza las 1.560 hectáreas, un 83% menos que el último quinquenio. En esta última cifra no se considera la superficie de los incendios antes indicados, ya que aún se mantienen en combate; una vez controlados, pasan a la estadística.

Varios días de emergencia

Cinco incendios forestales de gran magnitud se han registrado esta semana en la Provincia de Ñuble, triplicando la superficie quemada en comparación a la temporada anterior.

Los siniestros se han concentrado en El Carmen, Quillón, Ñipas, Chillán y Bulnes, presentando esta última comuna el escenario más complejo, en el sector de laguna Santa Elena, puesto que aún permanece activo uno de los tres focos, el que ayer estaba siendo controlado por voluntarios de Bomberos de distintas partes de la provincia y brigadas de la Conaf.

De acuerdo a lo informado por el jefe provincial de Conaf, Francisco Castillo, las condiciones de esa zona complica los trabajos para la extinción del incendio.

“Para más o menos dimensionar las condiciones del incendio de la laguna Santa Elena, hay que señalar que este saltó sin dificultad al extremo norte de la laguna. Para que la gente lo entienda, por las situaciones de convección que se producen por las altas temperaturas, el incendio levanta hojas y ramas pequeñas que están incandescentes, las que saltan más adelante del incendio. Es ahí cuando comienza un nuevo foco”, explicó.

La institución cuenta con 77 brigadistas en la provincia, distribuidos en tres unidades, los que han debido redoblar esfuerzos para atacar los numerosos incendios forestales.

Producto de lo anterior, el jefe provincial de Conaf realizó un llamado a la comunidad a tomar conciencia. “Si la gente tomara realmente conciencia, si todos fueran precavidos, no tendríamos todos estos incendios y estos niveles de catástrofe. Ayer (viernes), producto de la situación, fuimos a inspeccionar Minas del Prado con la encargada de la Onemi de la Gobernación y había una señora que estaba quemando basura al mediodía. Eso es no tener ninguna conciencia, sabiendo que todos han hecho trabajos y se ha comunicado que es una situación de mucho peligro”, relató.

A lo anterior, Castillo agregó que “el día anterior (jueves) en Quirihue se quemaron más de 150 hectáreas,  porque también un campesino quemó basura al lado de un bosque. Son acciones completamente  irresponsables y la gente no toma conciencia de que está en todos nosotros la posibilidad de poder evitar estas catástrofes”.

Debido a la grave situación que se vive en la región, la Intendencia del Bío Bío solicitó a las  gobernaciones que coordinen acciones con municipios, Carabineros y PDI con el fin de aumentar los patrullajes y control en las zonas urbanas para prevenir.

“La Intendencia envió una solicitud a las gobernaciones para que coordinara una intensificación de patrullajes en los sectores críticos de las ciudades a objeto de disuadir la acción negligente de personas que están transitando, que se recrean o están en estos lugares”, dijo.

 

Comentarios