5 incendios de gran magnitud han afectado a Ñuble esta semana

Por: Claudio González Fotografía: Mauricio Ulloa 01:35 PM 2017-01-21

Cinco incendios forestales de gran magnitud se han registrado esta semana en la provincia de Ñuble, triplicando la superficie quemada en comparación a la temporada anterior.

Los siniestros se han concentrado en El Carmen, Quillón, Ñipas, Chillán y Bulnes, presentando esta última comuna el escenario más complejo, en el sector de laguna Santa Elena, puesto que aún permanece activo uno de los tres focos, el que está siendo controlado por voluntarios de bomberos de distintas partes de la provincia y brigadas de la Conaf.

De acuerdo a lo señalado por el jefe provincial de Conaf, Francisco Castillo, las condiciones de dicha zona complica los trabajos para la extinción del incendio.

“Para más o menos dimensionar las condiciones del incendio de la laguna Santa Elena, hay que señalar que este saltó sin dificultad al extremo norte de la laguna. Para que la gente lo entienda, por las situaciones de convección que se producen por las altas temperaturas, el incendio levanta hojas y ramas pequeñas que están incandescentes las que saltan más adelante del incendio. Es ahí cuando comienza un nuevo foco”, explicó.

Hasta el momento son más de 300 las hectáreas afectadas en el sector Rinconada de la comuna de Bulnes, 87 hectáreas en el sector Los Naranjos, de El Carmen, y 150 hectáreas en el sector Relbún, perteneciente a la comuna de Pemuco.

La institución cuenta con 77 brigadistas en la provincia, distribuidos en tres unidades, los que han debido redoblar esfuerzos para atacar los numerosos incendios forestales.

Producto de lo anterior, el jefe provincial de Conaf realizó un llamado a la comunidad a tomar conciencia al respecto.

“Si la gente tomara realmente conciencia, si todos fueran precavidos no tendríamos todos estos incendios y estos niveles de catástrofe. Ayer, producto de la situación, fuimos a inspeccionar Minas del Prado con la encargada de la Onemi de la Gobernación y había una señora que estaba quemando basura al mediodía. Eso es no tener ninguna conciencia, sabiendo que todos han hecho trabajos y se ha comunicado que es una situación de mucho peligro”, relató.

A lo anterior, Castillo agregó que “el día anterior (jueves) en Quirihue se quemaron más de 150 hectáreas porque también un campesino quemó basura al lado de un bosque. Son acciones completamente tremendamente  irresponsables y la gente no toma conciencia de que está en todos nosotros la posibilidad de poder evitar estas catástrofes”.

Debido a la grave situación que se vive en la región, la Intendencia del Bío Bío solicitó a las  gobernaciones que coordinen acciones con municipios, Carabineros y PDI con el fin de aumentar los patrullajes y control en las zonas urbanas para prevenir.

“La Intendencia envió una solicitud a las gobernaciones para que coordinara una intensificación de patrullajes en los sectores críticos de las ciudades a objeto de disuadir la acción negligente de personas que están transitando, que se recrean o están en estos lugares”, dijo.

En tanto, la Reserva Ñuble permanecerá cerrada hasta nuevo aviso para prevenir eventuales siniestros que concentre los esfuerzos de Conaf en esa área, en desmedro de las zonas cercanas a casas.

Cabe señlar que desde octubre del año pasado y hasta la fecha, en la Región del Biobío se han registrado 430 incendios forestales, un 2% más que el promedio de los últimos cinco años. En tanto que la superficie alcanza las 1.560 hectáreas, un 83% menos que el último quinquenio. En esta última cifra no se considera la superficie de los incendios antes indicados, ya que aún se mantienen en combate; una vez controlados, pasan a la estadística.

Comentarios