Incautan 15 plantas de marihuana desde casa de vicepresidente de Daya

Por: Susana Núñez Fotografía: S.Núñez 10:10 PM 2017-01-19

La Policía de Investigaciones detuvo al vicepresidente de la Fundación Daya Chillán, Tomás Flores, en su vivienda ubicada en calle Claudio Arrau 227, donde incautaron a las 18.30 horas de ayer al menos 15 plantas de cannabis sativa.


Tras una orden anterior de investigar por parte de Tribunal de Garantía de Chillán, los detectives realizaron un procedimiento durante tres horas en el domicilio del botánico, quien en todo momento se mostró tranquilo y dispuesto a colaborar, argumentando que el cultivo de marihuana se debía a una prescripción médica, que en ese momento no logró ser acreditada, ya que no encontró el certificado que lo avalaba.


Las plantas de marihuana no se encontraban en etapa de floración y la de mayor altura medía un metro aproximadamente. Estas fueron incautadas por parte de los detectives y trasladadas hasta la unidad policial de Avenida O’Higgins, donde también fue llevado el representante de Daya, sobre quien al cierre de esta edición aún no se definía si hoy jueves pasa o no a control de detención en el Tribunal de Garantía de Chillán.


La detención del Flores desató la indignación de los miembros de la Fundación Daya, quienes se encontraban en el frontis de su vivienda atentos en todo momento al procedimiento, que terminó con gestos de apoyo y con una manifestación en defensa del representante, quien dicta talleres sobre el cultivo y fabricación de productos de cannabis medicinal.


“Nos parece vergonzoso, porque nuevamente se está persiguiendo a un usuario y no aún traficante. Tomás Flores es una excelente persona, puedo dar fe que nos apoya y ayuda mucho a los pacientes de la fundación. La Ley 20.000 es clara, porque persigue al tráfico y al microtráfico, que no es el caso de ninguna manera, por eso hoy (ayer) está toda está gente apoyando a Tomás y no lo vamos a dejar solo. A nivel nacional hemos dado cuenta de este tema, por el mal procedimiento que se ha hecho”, alegó el presidente de la organización, José Burdiles, a LaDiscusión.cl.


Si bien en ningún momento los miembros obstruyeron el operativo policial, sí manifestaron sentirse perseguidos ante las policías, ya que sienten que los tratan como traficantes, siendo que las plantas son cultivadas para elaborar la cannabis medicinal que es utilizada para tratar sus dolencias y las de sus hijos.


“En menos de un mes ya dos miembros de Fundación Daya han sido allanados en sus domicilios. Sentimos que han vulnerado nuestros derechos, exigimos la orden por escrito. En este caso los policías empezaron a empujar la puerta con un fierro”, sostuvo la directora Brenda Castillo, denunciando que el operativo fue violento en la entrada al domicilio.


Actualmente la Fundación Daya cuenta con 300 usuarios y con al menos 30 integrantes que cultivan y fabrican marihuana con fines terapéuticos.


Segundo caso
El operativo de la PDI se suma a uno ocurrido el 8 de diciembre de 2016, cuando carabineros, a las 16.00 horas, entró a la casa de Cecilia Sandoval, madre de un niño de cuatro años con Asperguer. 


Según denunció la mujer, llegaron a su casa y sacaron dos plantas de marihuana que estaba cultivando, para confeccionar con ellas el aceite de cannabis que le da a su hijo para hacer más llevadera la enfermedad. “Ellos no presentaron ninguna orden de un juez, solo tenían al teléfono a la fiscal. Arrancaron las plantas de raíz, no hay nada que hacer. Lamentablemente la mamá perdió el tratamiento de seis meses de su hijo, pero como Fundación Daya la vamos a apoyar de alguna manera”, acusó José Burdiles, presidente de la Fundación Daya en Chillán, quien supo del caso inmediatamente después de que ocurrió, una vez que Cecilia avisó sobre el operativo.

 

Comentarios